PRESERVACIÓN DEL LEGADO DE ALIRIO DÍAZ

Publicado el: 22/08/2006 / Leido: 4321 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

PRESERVACIÓN DEL LEGADO DE ALIRIO DÍAZ

FUNDACIÓN ALIRIO DÍAZ ESTÁ EN LA CRUZADA POR PRESERVAR EL LEGADO DEL MAESTRO

 

EN: AGENCIA BOLIVARIANA DE NOTICIAS

SITE: http://www.abn.info.ve/reportaje_detalle.php?articulo=287

FECHA: 13/08/2006

AUTOR: Rosa Raydan

 

 

Carora.- La casa museo del conocido guitarrista larense Alirio Díaz, en Carora, estado Lara, es desde hace cinco años sede de la fundación que lleva su nombre, un ente privado ocupado de difundir y promocionar la obra y el legado del maestro para compartirlo con Venezuela y darlo a conocer en el mundo.

 

En tal sentido, una biblioteca de 5 mil volúmenes, una colección arqueológica, otra de instrumentos de cuerda pulsada, un archivo fotográfico y uno sonoro, la vedette de la fundación, forman parte de un legado que puede preciarse de ser uno de los más importantes del país en cuanto a música se refiere.

 

Así lo indicó la presidenta de la Fundación Alirio Díaz, María Isabel Díaz Ricci, quien resaltó que las colecciones se encuentran en estos momentos en proceso de catalogación y digitalización, pero muy pronto estarán al alcance del público en lo que espera constituirse en un centro de documentación e investigación musical.

 

 

UN POCO DE HISTORIA

 

Esta fundación nace el 15 de noviembre de 1999 y es una institución privada sin fines de lucro que tiene como objetivo inicial divulgar el patrimonio artístico del Maestro Alirio Díaz.

 

«Hemos hecho muchas cosas, algunas silenciosamente, para poco a poco dar comienzo a una iniciativa de gran importancia para todo el país», comentó Díaz Ricci.

 

Según explicó la presidenta, ésta fundación se mantiene gracias a los recursos de la familia Díaz y a algunos planes de financiamiento del Estado y específicamente del Instituto para las Artes Escénicas y Musicales (Iaem), una de las plataformas del Ministerio de la Cultura.

 

El patrimonio de la fundación consta de las colecciones que ha donado el Maestro, sus objetos personales, su biblioteca, sus fotografías y su archivo sonoro, «gran material para la historia musical de Venezuela», indicó Díaz Riccci.

 

Todo estará muy pronto al alcance del público a través del Centro de Documentación e Investigación Musical Alirio Díaz, ubicado en la sede principal de la fundación, en Carora, estado Lara, destacó.

 

«También hemos desarrollado actividades de formación, talleres y eventos de capacitación abiertos a la comunidad, con los cuales queremos situar a la fundación como una referencia cultural de la región centro occidental y, más adelante, del país y del mundo», subrayó.

 

Más recientemente, la fundación organizó una exposición denominada Alirio Díaz: Nuestra Guitarra Magistral, en la cual se expone parte de las colecciones de la fundación. La muestra, la cual tiene la característica de ser itinerante, ya ha visitado el Centro de Arte la Estancia, en Caracas, y el Museo de Barquisimeto, en el estado Lara.

 

 

LO QUE TIENE LA FUNDACIÓN ALIRIO DÍAZ

 

Actualmente, la Fundación Alirio Díaz se encuentra casi lista para abrir al público la casa museo en la que estará al alcance de todos el material musical y documental que el maestro recopiló a lo largo de los años.

 

«El maestro ha legado en esta casa, al país, un centro de documentación fundamental», precisó el coordinador de Eventos de la fundación, Fernando Briceño, quien comentó que la biblioteca, por ejemplo, será abierta al público en los próximos meses.

 

La colección de 5 mil libros incluye piezas claves de la literatura universal, libros sobre teoría musical, gramática de varios idiomas y libros de teoría sobre las artes escénicas en general.

 

Por su parte, el archivo fotográfico se encuentra en proceso de catalogación, registro y digitalización y a mediados del año que viene ya estará al alcance del público.

 

Se trata de más de 3 mil fotografías que manifiestan momentos importantes de la vida del maestro y documentos valiosos para ilustrar su vida y su carrera.

 

En esa muestra pueden encontrarse imágenes tan diversas como el el maestro junto a Gabriel García Márquez, Rafael Alberti, Vicente Emilio Sojo y a varios ex presidentes de la República.

 

La colección de instrumentos de cuerda pulsada consta de aproximadamente 30 ejemplares provenientes de todas partes del mundo, entre los que destacan un laúd, una balalaica rusa, una vihuela, dos bandolas, varias guitarras y cuatros, entre otros.

 

Por otro lado, la fundación exhibe una colección de objetos líticos, piezas de gran valor arqueológico, provenientes de los paseos del maestro por los alrededores de Carora.

 

Según explicó Díaz Ricci, muy pronto, la Fundación Alirio Díaz realizará un trabajo de catalogación y registro de las piezas conjuntamente con el Museo Arqueológico de Quibor.

 

Pero, definitivamente, la vedette de las colecciones es la sonora. «Es nuestra joya más preciada y tal vez la más importante para el país. Está conformado por dos partes, una de partituras impresas y manuscritas y otra de grabaciones», comentó Briceño.

 

Este año, la fundación tiene previsto realizar un taller con el jefe del archivo musical de Biblioteca Nacional, el también guitarrista Ignacio Barreto, para catalogar y archivar todos estos documentos de la manera correcta. Agregó Briceño que esperan tenerlo a disposición del público para finales de 2007.

 

La fundación también posee una vasta compilación con miles de afiches y programas de mano de las presentaciones del maestro en los cinco continentes.

 

 

EL LEGADO

 

«Mucha gente supone que Alirio Díaz es una casualidad en un pueblito perdido de Venezuela a comienzos del siglo XX, pero aquí demostramos que Alirio Díaz es un conjunto de aspectos que se reúnen y que confluyen para que nazca un hombre como él, un virtuoso de la guitarra», aseveró Briceño respecto al legado que deja Alirio Dïaz y que hoy la fundación está preservando.

 

«No queremos mostrar a Alirio Díaz tan sólo como un virtuoso de la guitarra, sino también como un modelo de venezolano», argumentó.

 

Por su parte, Díaz Ricci acotó: «Hay una faceta del maestro Alirio Díaz que muy poca gente conoce, la de investigador, la de escritor y la de musicólogo».

 

Alirio Díaz es autor de una autobiografía en la que hace referencia a su infancia y adolescencia, la cual fue denominada Al divisar el humo de la aldea nativa.

 

También ha escrito los libros de ensayo Música en la Vida y Lucha del Pueblo Venezolano y Vestigios Artísticos de los Siglos XVI y XVII Vivos en Nuestra Música Folklórica, en los cuales recoge una gran cantidad de estudios sobre el folklore que son un gran aporte para la literatura musical de Venezuela.

 

«El gran legado que Alirio Díaz deja a la comunidad es principalmente su gran pasión por la música, con la que demuestra todo lo que una persona puede hacer a través de la disciplina y del esfuerzo porque no es tan sólo una cuestión de talento sino de gran mística y de gran fuerza de voluntad», comentó Díaz Ricci.

 

Agregó, 'Por ello, el maestro es considerado como un modelo de esfuerzo a seguir para las nuevas generaciones».

 

Por su parte, Briceño acotó: «La idea es que este patrimonio no quede encerrado aquí, sino que se conozca y que sirva de referencia para los estudiosos, para los curiosos, para los melómanos y para la gente».

 

Nacido en 1923, Alirio Díaz proviene de una familia larense muy humilde. Estudió música desde apadrinado por varios intelectuales de la época y muy joven obtiene una beca del Gobierno venezolano con la cual viaja a Europa para estudiar guitarra. Es allá donde inicia su periplo como concertista por los cinco continentes.

 

Su labor permitió internacionalizar la música de guitarra de compositores venezolanos como Vicente Emilio Sojo, Antonio Lauro e Inocente Carreño, entre otros. Hoy es considerado uno de los mejores guitarristas del mundo.

 

Recibió por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) el Premio Interamericano de Música en 1987. Ha merecido diversos reconocimientos por parte del Gobierno venezolano, entre los que destacan los doctorados Honoris Causa de las universidades de Carabobo, Central de Venezuela, del Zulia, Centro Occidental Lisandro Alvarado y Yacambú. Condecoraciones que también forman parte del acervo de la fundación.

 

En su nombre se ha creado en Venezuela el Concurso Internacional de Guitarra Alirio Díaz, en el cual concursan guitarristas de todo el mundo y que ofrece 10 mil dólares al ganador.

Publicado el: 22/08/2006 / Leido: 4321 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios