Despiden al Archivero del ISSyS por reclamar su sueldo.

Publicado el: 18/07/2010 / Leido: 6021 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Despiden al Archivero del ISSyS por reclamar su sueldo.

Una enredada y dudosa decisión del Directorio que conduce Máximo Pérez Catán compromete al patrimonio documental de los chubutenses.
El Archivo del Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut tuvo un marcado crecimiento como parte integrante de la institución desde que, en el año 2006, fue aceptado por el Directorio del ISSyS un proyecto de refuncionalización e institucionalización del sector Archivo presentado por el Archivero Federico Taboada Cardoso.

Gracias a ese proyecto, el Archivo administra hoy más de 35000 cajas con precisión y un servicio altamente efectivo para el estándar de trabajo que requiere servir los documentos para las funciones que cumple el ISSyS a través de su Obra Social SEROS y la Caja de Previsión.

Cada jubilado de la provincia, cada prestación que hace la obra social, cada medicamento que el ciudadano compra en la farmacia, queda documentado en la administración y es el Archivo el fiel custodio de ello.

Estamos hablando de un Archivo en extremo importante para la Provincia del Chubut. A través del servicio documental, el ISSyS tiene garantizada una administración más ágil, mucho más que años atrás. Están registrados los avances sobre la base de un sistema de gestión de la calidad que para el año 2007 ya se encontraba consolidado, con personal capacitado y procedimientos claramente aceptados y establecidos.

Recientemente emitida, la Resolución 568/10 del ISSyS Chubut representa la sorprendente respuesta al reclamo de una diferencia salarial que Taboada Cardoso adolece desde el mes de marzo del presente año. Se trata, nada más ni menos, del reclamo ante la situación por demás incómoda de no percibir el aumento del 16% otorgado a todos los compañeros de trabajo; agravada por el silencio de los jefes directos a cargo de la liquidación de haberes, refiriéndose a Luis Alberto Bolognini y a Justo Abel Chein.

Esta no es una situación nueva. Podemos decir que trabajar en archivos no es fácil. La sociedad y la administración, y podría decir hasta los compañeros de trabajo más cercanos, están sumamente convencidos de que el trabajo de Archivo es de"tareas pasivas". Estamos tildados como los que menos trabajamos y, esto suena mucho más familiar, siempre somos los que fuimos castigados y por eso enviados al Archivo. En el Archivo del ISSyS hay también ejemplos muy claros de ello y fue un condicionante que no alivianó la tarea a la hora de mantener un proyecto de esta envergadura.

Esta decisión, claro está, excede toda cuestión que pueda afectar la vida laboral de un agente. Estamos hablando del patrimonio documental. Es decir, documentos públicos que son de la gente y deben estar a su servicio. Los documentos de archivo resguardan derechos y garantías. A través de la puesta en valor de este sector de la administración del ISSyS, quedaba resguardado este aspecto que marcaba una buena administración.

Convencido de que el trabajo de archivo es sólo una obra, algo que se termina y no posee proyección a futuro y, como todo producto terminado, no es pasible de mejorar, el Directorio alude a la caducidad de un objetivo con respecto al Archivo, y decide que la función del archivero está obsoleta. Esto no sólo causa conmoción en el ámbito archivístico de la provincia, sino también desconcierto a nivel nacional a través de las redes de profesionales que día a día luchan por conservar el patrimonio documental que nos pertenece.

También causa desconcierto entre los empleados del ISSyS, más aquellos que deberán lidiar con el sostenimiento de un servicio de calidad, ágil y eficiente sin el apoyo profesional debido para la resolución de conflictos.

Los archiveros profesionales en Chubut son muy escasos y la mitad de los dedos de una mano sobran para contarlos. Sin embargo, deberemos tener mucha fe y esperar que las personas correctas tomen decisiones correctas. Mientras tanto, viviremos la incertidumbre a pleno. En la comunidad archivística estábamos esperanzados de que fuera el Archivo del ISSyS (como lo habíamos conseguido con el archivero profesional) el modelo a seguir por las demás instituciones en cuanto a gestión documental. Por ahora, quedamos una vez más a la expectativa de que los archivos, a los que ahora se suma el ISSyS, formen parte de proyectos sólidos que permitan su consolidación. Y para ello, claramente deducimos, son necesarios los profesionales archiveros.

Publicado el: 18/07/2010 / Leido: 6021 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios