A 120 años del primer censo general de Santa Fe

Publicado el: 12/01/2008 / Leido: 7298 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

A 120 años del primer censo general de Santa Fe

Por Liliana Montenegro de Arévalo (*)

Los libretos del censo de 1887 se encuentran actualmente en custodia del Museo de la Ciudad de Rosario. Los mismos fueron microfilmados, digitalizados y puestos en Internet como parte del Proyecto desarrollado por el Archivo General de la Provincia subsidiado por el Consejo Federal de Inversiones. El proyecto incluye además la microfilmación y digitalización de Padrones nominativos de los siglos XVIII y XIX distribuidos en el territorio provincial. Los resultados serán presentados en las XXIX Jornadas de Archiveros de la provincia de Santa Fe, a desarrollarse en el auditorio de la Unión del Personal Civil de la Nación los días 28 y 29 de agosto en ocasión de celebrarse el Día del Archivero. Los libretos del censo se encuentran a prueba y pueden ser consultados en la dirección http://www.digitalmicrofilm.com.ar/censos .

La finalidad de impulsar aplicaciones tecnológicas a conjuntos documentales antiguos contribuye a su preservación, frente al deterioro provocado por el tiempo y el uso, y a promover su divulgación y disponibilidad universal, con rapidez y a bajo costo, para los potenciales usuarios que no pueden acceder a ellos en forma presencial.

Este aporte es una manera de recordar los 120 años de la realización del Primer Censo General de la provincia de Santa Fe que fue realizado durante la gobernación del Dr. José Gálvez, siendo director comisario general del censo Gabriel Carrasco, quien ejerció numerosas funciones públicas, perteneciendo además a instituciones académicas como la Junta de Historia y Numismática. Fue autor de obras de carácter histórico y estadístico (1). Los resultados del censo fueron editados al año siguiente por la Oficina Nacional de Estadística.

La provincia de Santa Fe, hasta 1883 estaba dividida en cuatro departamentos, y por ley del 23 de octubre de aquel año fue dividida en nueve. Subdividiéndose el de La Capital, en tres, creando los de Las Colonias y San Javier; de San Jerónimo, se formaron dos, agregando el de Iriondo; y el de Rosario dio origen a otros dos con los nombres de San Lorenzo y General López. Posteriormente por decreto de julio 12 de 1887, los departamentos fueron a su vez fraccionados en distritos de campaña, cuyo número llegó a 107.

A los efectos del censo el territorio de la provincia fue dividido en setenta y cuatro distritos censales, en cada uno de los cuales se estableció una Comisión según la extensión superficial, la población calculada, y las dificultades del trabajo. Cada Comisión nombraba los empadronadores y les señalaba el radio dentro del cual debían proceder al levantamiento de los padrones. Se adoptó el sistema de empadronar por censistas pagados y en la operación censal tomaron parte 995 personas; cada empadronador o censista, empadronó término medio, 260 habitantes. Las comisiones fueron organizadas personalmente por el director y comisario general del censo, en un viaje que comenzó el 5 de setiembre de 1886 y terminó el 17 de abril del año siguiente, después de haber recorrido más de 9.000 kilómetros, cruzando la provincia en todos sentidos. Aquel viaje permitió organizar la operación censal, eligiéndose a los miembros de las comisiones, presididas en casi todos los casos por la autoridad local.

La organización quedó definitivamente terminada en abril, y fue entonces que el Poder Ejecutivo dictó el decreto del 13, señalando los días 6, 7 y 8 de junio para efectuar el empadronamiento simultáneo y general de la población de la provincia, disponiéndose que los censos agrícola comercial, industrial y ganadero, se verificaran juntamente con el de la población.

El Poder Ejecutivo nacional fue invitado a participar y nombró interventor al Dr. Francisco Latzina, jefe de la Oficina Nacional de Estadística. Este nombró un interventor en cada uno de los nueve departamentos de la provincia, para que inspeccionaran y vigilaran la operación censal.

En el extremo norte del departamento San Javier y en el distrito Calchaquí (La Capital) se detectaron restos de tribus indígenas de tobas, abipones y otras, pero se los consideró sin valor estadístico. Esta valoración es expresada en los siguientes términos: "El número de individuos que las forman, no se puede calcular por falta de datos, ni tendría importancia aunque se conociera, no solamente porque es muy reducido, sino también, porque no tiene valor estadístico alguno el hombre que ni produce, ni consume, estando entregado a la vida vegetativa del salvaje" (2).

El 8 de junio la operación quedaba terminada en casi toda la provincia. El trabajo preliminar, consistió en hacer encuadernar todos los formularios por distritos y departamentos, que dieron:

Los libretos de población: 144 tomos.

Las planillas de agricultura: 10 tomos.

Las planillas de comercio: 9 tomos.

Las planillas de industria: 14 tomos.

Las planillas de ganadería: 20 tomos

Total: 197 tomos.

Terminada la operación censal, ella dio por resultado la existencia de 220.332 habitantes dentro del territorio de la provincia de Santa Fe.

Se proporcionan las siguientes cifras como población de Santa Fe en diversas épocas.

1858: 41.261 habitantes.

1869: 89.117 habitantes.

1887: 220.332 habitantes.

La primera fecha corresponde al primer empadronamiento que se verificó en Santa Fe bajo la dirección de Juan José Gormaz y Carrera, durante la gobernación del coronel Rosendo M. Fraga, en respuesta al plan de gobierno de la Confederación, bajo la presidencia de Urquiza. La segunda pertenece a la administración Sarmiento que llevó a cabo el Primer Censo Nacional, bajo la dirección del Dr. Diego G. de la Fuente.

Los datos consignados, de todas las personas censadas, son: nombre y apellido, sexo, años, parentesco con el jefe de la familia, estado civil, hijos, años de casado, profesión u oficio si es patrón o dependiente, religión, la nación a la que pertenece, donde ha nacido, donde vive o residencia, si sabe leer y escribir, condiciones especiales: si hay inválidos, huérfanos, etc.. También se hace referencia a los diferentes tipos de población en la que se hacía el censo, por ejemplo: rural, urbana, etc.

La información aportada por este censo además de resolver cuestiones individuales acerca del origen geográfico de la población inmigrante, se convierte en una fuente necesaria para los estudios de demografía histórica y en un instrumento invalorable para acceder al análisis histórico de los procesos en curso.

Por otro lado el Archivo General de la provincia, también con los aportes del CFI, desde el año 2006 ya tiene microfilmado y digitalizado los decretos del Poder Ejecutivo provincial correspondientes al período 1955-1995 aguardando disponer del espacio requerido, en el portal del Gobierno de la Provincia para que los mismos sean accesibles a la mayor cantidad de usuarios.

(*) Licenciada. A cargo de la Dirección General del Archivo General de la Provincia.(1) Piccirilli, Ricardo, Romay, Francisco L, Gianello, Leoncio (dir.): "Diccionario Histórico Argentino", Bs.As., Ediciones Históricas Argentinas [1953] T. II, C-Ch (725 pp.), p. 186. (2) Primer Censo General de la Provincia de Santa Fe. R.A.-A. del Sud. Libro I. Censo de la Población Imprenta y Encuadernación de Jacobo Peuser. Bs.As.- La Plata [1888], p. XXXVIII.

Publicado el: 12/01/2008 / Leido: 7298 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios