Descubren importante archivo histórico que data de 1614 a 1959

Publicado el: 10/03/2010 / Leido: 5049 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Descubren importante archivo histórico que data de 1614 a 1959

 
Pese a que las instalaciones de la junta auxiliar son muy pequeñas, las autoridades destinaron una sala exclusivamente para la realización del trabajo, que consistió desde la limpieza y el traslado de las fojas, hasta su organización, clasificación de acuerdo a los parámetros del Archivo Estatal, basado en estándares internacionales / Foto Abraham Paredes
Autor: YADIRA LLAVEN

Por varios años, cientos de documentos originales, incluso algunos que datan de la época virreinal de Puebla, permanecieron arrumbados en una pequeña bodega, junto a los húmedos baños de la presidencia auxiliar de Santa María Tonantzintla. Hoy, a más de medio año de una exhaustiva catalogación a cargo de especialistas del Colegio de Historia de la UAP y del Archivo del Estado, el edil de la comunidad entregó a la ciudadanía el resultado de los estudios: 22 cajas con más de 113 legajos clasificados que van de los años 1614 a 1959.

No es un archivo extenso, pero sí importante, explicó a La Jornada de Oriente la doctora Lidia Gómez García, responsable del proyecto, quien informó que se encontraron documentos de la época virreinal."El más antiguo data de 1614, que confirma, contrario a lo que se había dicho hasta ahora, que Tonantzintla se fundó en el siglo XVI y no en el XVII. También da fe que la comunidad se segrega de San Francisco Ecatepec, por eso toda la vida han tenido problemas de lindero".

Nos cuenta mucho lo que pasó en la Revolución Mexicana, y también cómo fue nacionalizado el templo y cómo la sociedad de Tonantzintla se organizó para cuidarlo. Da a conocer que la primera presidencia estuvo instalada en el atrio de la iglesia y la cárcel debajo de las escaleras del mismo lugar.

"El atrio de la iglesia era terreno particular y se llamaba Gomiztla, porque pertenecía a una familia que se apellidaba Gómez. Sucede que la viuda se queda sin dinero y decide vender a la comunidad este terreno, donde ahora se encuentra la presidencia municipal".

Los documentos clasificados, que se entregaron de manera impresa y digital, se dividieron en tres secciones: Gobierno, que reúne actas de cabildo, censos de agricultura y ganadería, agrupaciones ciudadanas, cómo surgen los partidos, las fiestas religiosas y cívicas, la participación de las mujeres en la política.

Mientras, en Tesorería se habla de la función de Chipilo como centro recaudatorio y los problemas que se derivan de ello, por esa función; en qué se gastaba el dinero público, que viene detallado hasta en la compra de lápices; y, finalmente, en Justicia se clasifican papeles desde el orden local hasta el federal. Se documentan historias cotidianas muy interesantes, como la de un hombre que pone una demanda porque su mujer desapareció, pero no reclama a ella ni a sus hijos si no el dinero que se llevó.

La explicación, por parte de la especialista, fue respaldada con una presentación en power point, con fotografías, sobre el proceso de investigación, donde dejó en claro que este rescate no es obra de una sola persona. Es un trabajo colectivo, de muchas voluntades.

Pese a que las instalaciones de la junta auxiliar son muy pequeñas, las autoridades destinaron una sala exclusivamente para la realización del trabajo, que consistió desde la limpieza y el traslado de las fojas, hasta su organización, clasificación de acuerdo a los parámetros del Archivo Estatal, basado en estándares internacionales, y después se etiquetaron.

 

"Tenemos una minita de oro"

 

El acto protocolario fue el fin de semana en las instalaciones de la presidencia de la junta auxiliar. Estuvo encabezado por el edil auxiliar Guillermo Ramos Cuautle; Pilar Pacheco, directora del Archivo General del Estado; la especialista Lidia Gómez García; representantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAP y del comité de festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana en San Andrés Cholula.

El presidente auxiliar comentó que rescatar parte de la historia de nuestro pasado es de gran ayuda para entender el futuro. Ante los invitados especiales, expuso que Tonantzintla es una comunidad conocida a nivel mundial por su iglesia barroca y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE)."Y ahora, con el descubrimiento de estos documentos, sentimos que tenemos una minita de oro".

Ahí, reconoció la importante labor de la doctora Gómez García y de los 18 alumnos que participaron en el estudio de los archivos encontrados, quienes por ciento no contaron ni con el apoyo de la UAP, con un documento que les reconociera la labor académica o de servicio social, ni de las autoridades, más que la merienda de los sábados y domingos, días que también dedicaban a la investigación de los documentos.

Se destacó la labor de tres alumnas del Colegio de Historia: Patricia Barranco Garrido, Guadalupe Paredes y María del Carmen Rodríguez, que en ocasiones dedicaron hasta 10 horas al trabajo indagatorio.

En su oportunidad, la directora del Archivo del Estado felicitó a la comunidad de Tonantzintla, que históricamente ha mantenido un interés popular por rescatar su documentación.

Desde el punto de vista de la historia, explicó que la única manera de crear conocimiento es investigando."El laboratorio del historiador son los documentos, y sin ellos no hay manera de probar los actos humanos. Todo sería invención".

Tonatzintla, aseguró, es una de las pocas de las comunidades en la zona cholulteca, que cuenta con un archivo que le permite reconstruir parte de ese glorioso pasado histórico que tiene la región.

 

"Hablar del pasado sin documentos es cuento"

Recientemente, se publicó la Ley de Archivos en el Diario Oficial del Estado, donde hay una gran cantidad de elementos que refuerzan el trabajo en las comunidades. Uno de esos aspectos de la ley vincula al Archivo General de la Nación y al Comité Memoria del Mundo de la Unesco, donde se buscará otorgar la declaratoria de"Documento de trascendencia histórica" e incorporar los papeles al Registro Nacional de Archivos, con la posibilidad de tener una nominación nacional a nivel de colección, de archivo o pieza documental.

Hablar del pasado sin documentos es hablar de cuentos. La historia se hace con documentos y, afortunadamente, Cholula y Puebla tiene un gran patrimonio documental, por lo que finalmente hizo el compromiso que el Archivo Estatal trabajará conjuntamente con este proyecto comunitario para restaurar los legajos, que se encontraron en muy mal estado: manchados por la humedad, casi a punto de desprenderse.

El rescate se inscribe dentro de los festejos de la Independencia y la Revolución Mexicana.

Publicado el: 10/03/2010 / Leido: 5049 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios