Sin noticias del "Códice Calixtino"

Publicado el: 01/01/2012 / Leido: 5051 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Sin noticias del "Códice Calixtino"

La policía no descarta ninguna hipótesis en el robo más sonado del año, ni siquiera la posibilidad del encargo de algún coleccionista encaprichado con el manuscrito del XII y de incalculable valor

Reproducción facsímil del
Reproducción facsímil del "Códice Calixtino" que se exhibe en la catedral compostelana. / la opinión

Fue, sin duda, el robo del año que se clausura. Los archiveros de la catedral de Santiago descubrieron el 5 de julio la desaparición del 'Códice Calixtino', un manuscrito miniado del siglo XII de incalculable valor. Nada había sido violentado. Los ladrones encontraron expedito el objetivo. La policía no ha conseguido dar con la pista, ni siquiera sabe con exactitud cuándo se produjo el hurto, pero es consciente de que, como suele ocurrir en este tipo de robos, tendrá que pasar tiempo, puesto que la reliquia, hoy, es invendible

J. A. OTERO RICART | SANTIAGO Los actos del 800 aniversario de la consagración de la catedral de Santiago se vieron empañados en los primeros días del mes de julio con el misterioso robo de una de sus joyas más valiosas: el Códice Calixtino. El manuscrito del siglo XII, que se guardaba en una cámara de seguridad, desapareció en extrañas circunstancias, pues el autor o autores del robo no forzaron la cerradura, como admitió el 7 de julio en rueda de prensa el responsable del Archivo, el deán José María Díaz, que posteriormente renunció a su cargo de archivero mayor. Incluso se llegó a especular con la posibilidad de que las llaves podrían haber estado puestas en la puerta. Ni el deán ni las otras dos personas que tenían acceso al libro supieron precisar con exactitud el momento de la desaparición, que fue descubierta el 5 de julio.

La desaparición del Códice Calixtino ha suscitado numerosas críticas sobre las medidas de seguridad del templo compostelano, pero también desató algunos debates sobre la autoría del robo. La Brigada de Patrimonio investiga un hurto que dio pie a varias hipótesis, entre ellas la posibilidad de un robo por encargo. Los especialistas sugieren que un coleccionista pudo haberse encaprichado con la obra y estar detrás de la desaparición. Sería la menos mala de las posibilidades, porque al menos se mantendría la integridad del Códice.

Se trata del manuscrito más antiguo y completo del Liber Sancti Iacobi, del que existen unas 200 copias históricas repartidas por toda Europa. Está compuesto por cinco libros de temática variada. En el Libro I se recoge una antología de textos litúrgicos para las celebraciones en Santiago; el Libro II relata veintidós milagros atribuidos a la intercesión del Apóstol; el Libro III trata sobre el traslado del cuerpo del Apóstol Santiago a Galicia; el Libro IV, conocido como Historia de Turpín, narra cómo se le apareció Santiago a Carlomagno para mostrarle el camino de las estrellas que debía seguir; y el Libro V describe el recorrido de la ruta jacobea y está considerado como una guía para el peregrino del Camino Francés a Santiago.

Investigación policial

Casi seis meses después de la desaparición, la policía española no descarta ni confirma ninguna de las hipótesis, al menos públicamente, para evitar "dar pistas" a los responsables del robo. Mientras tanto, la Interpol -que recibió la petición de búsqueda de la policía española el día 8 de julio- considera "una prioridad" la localización del Códice.

En nuestro país, el epicentro de la investigación se ha trasladado a Madrid, sede de la Brigada de Patrimonio, donde un equipo más reducido de especialistas realiza las pesquisas para intentar dar con la valiosa obra. Fuentes policiales reconocen que la investigación puede "dilatarse", aunque eso no debe suponer que "se pierda la esperanza" de localizarlo.

La desaparición del Códice Calixtino ha puesto de relieve la falta de seguridad de gran parte del patrimonio eclesiástico de Galicia, y la Fiscalía ha recomendado "extremar los controles" a los anticuarios para advertir posibles hurtos en las iglesias. El hecho sirvió además para elaborar un protocolo, denominado Igrexa segura, consensuado entre Xunta, Arzobispado, Fiscalía y fuerzas de seguridad para velar por este patrimonio artístico. Uno de los puntos principales que incluye este protocolo es la elaboración de un manual de seguridad con lo básico para que los párrocos sepan cómo proteger los objetos de valor que se guardan en los templos de sus comunidades.

Publicado el: 01/01/2012 / Leido: 5051 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios