MEXICO: PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA LEY FEDERAL DE ARCHIVOS

Publicado el: 30/09/2011 / Leido: 5974 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Al igual que a otros compañeros y colegas del gremio de la noble carrera dedicada a la administración de la Información y de los Archivos, le estamos solicitando su apoyo, afín de difundir  el "Pronunciamiento Solemne" en donde se pide expresamente a la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, la aprobación de la Ley Federal de Archivos en México y al mismo tiempo mejorar nuestras opciones profesionales y laborales, no obstante, como sabemos el beneficio principal es para nuestro país cultural y socialmente, En este sentido, es claro que la influencia que se proyecta no esta al nivel de una manifestación física.

AL C. DIPUTADO

(será dirigido a cada Diputado de la Comisión de Gobernación)

México D. F. a 03 de Octubre de 2011, en pleno uso del ejercicio profesional que por propio derecho y merecimiento constitucional compete a los denominados Licenciado en Archivonomía, Licenciado en Archivología, y Licenciado en Ciencias de la Información  Documental en adelante profesionales de la información con respecto a la Ley Federal de Archivos publicada en la gaceta parlamentaria de fecha 22 de marzo de 2011, actualmente pendiente de dictamen, discusión y eventual aprobación por parte de la H. Cámara de Diputados de la cual Usted forma parte esencial, nos permitimos exhibirle de manera respetuosa la presente intervención en calidad de pronunciamiento solemne, que va más allá de la necesidad real y latente de la aprobación de una ley que regule la documentación generada por el aparato burocrático del país en todos sus niveles.

Es oportuno señalar, que no es verdad que sea una Ley enferma,  ella en sí, no sólo es necesaria, sino absolutamente imprescindible, ya que somos muchos los responsables que trabajamos actualmente careciendo de los mínimos recursos para una perfecta actuación y eso es algo que nadie niega. Un Archivo, es tema por demás serio, nos ayuda a entender el pasado, con lo cual podemos construir mejores escenarios futuro, pero hay que administrarlo con metodología y sin condicionamientos ideológicos previos, resulta que legislar esta actividad es la única manera de crear consciencia, subsanar errores y fallas en la administración que frenan el desarrollo, el progreso y sobre todo la democracia, ésta última entendida como la voluntad de los ciudadanos, en concreto se trata de una NECESIDAD SOCIAL. 

El desinterés del sentido de la existencia de los archivos y la responsabilidad evidencial que encierran, es resultado del desconocimiento de la sociedad, No obstante, su papel fundamental va desde el correcto funcionamiento de las instituciones hasta sus aportaciones a la vida de nuestro país. En efecto, los archivos en el marco económico, cultural, social y político son de relevancia inclusive para proceso de transición a la democracia, ya que son el fiel testigo que refleja una sociedad democrática con una compleja organización que prueba su evolución y por ende su civilización, pero sobre todo el respeto de los dirigentes hacia los ciudadanos.

 En efecto, los profesionales de la información nos pronunciamos a favor de la iniciativa de la Ley Federal de Archivos, debido a que es preciso que exista una legislación aplicable en toda la República Mexicana que termine con la precariedad de los Archivos al promover la organización, administración y conservación de todos los existentes sin excepción, esta Ley viene a dar criterios claros para la organización y control de los documentos A través del establecimiento de instrumentos de control y consulta archivísticos y de los distintos tipos de archivos, garantizando además de su valor histórico su integridad al contemplar sanciones por su mal o indebido uso, igualmente recurre a la utilización de las tecnologías de la información por medio de la automatización de los procesos incluyendo a los documentos de carácter electrónico, asimismo determina períodos razonables de tiempo para su consulta dotándolos de mayores elementos para adquirir y fijar sus valores documentales, acoge a los archivos personales en cuanto a su preservación de requerirla, da autonomía al órgano rector de la Archivística en México, además fija una estructura archivística completa a través de los Sistemas Institucionales de Archivo y las Áreas Coordinadoras para la ejecución de todas las actividades, crea figuras como el Consejo Nacional de Archivos que contribuirá a la constante realimentación y crecimiento en materia archivística del país, lo anterior, por su puesto, en aras de garantizar la disponibilidad de la información y protección de datos personales, derecho constitucional de todos los mexicanos.

Sin embargo, y aún con las ventajas reconocidas en dicha Ley, le solicitamos a usted promueva una reformulación para que se tipifique el perfil del Profesional de la Información en la iniciativa de Ley,  y sea contemplado también para cubrir nombramientos y cargos; de Director del Archivo General de la Nación,  Áreas Coordinadoras de Archivos, titúlales de Archivos de Trámite, Concentración e Históricos, así como dentro del Consejo Nacional de Archivo, Sistema Nacional de Archivos, Consejo Académico Asesor del AGN y Comité Técnico Consultivo de Archivos del Ejecutivo Federal, lo anterior sustentado bajo el argumento de que actividades sustantivas de estos cargos deben ser desempeñadas, por supuesto, en concordancia con otros especialistas, por profesionales de la información ya que contamos con el sustento y base teórica específica, en efecto, dada nuestra formación Profesional y Ótica somos los únicos con los conocimientos requeridos para dirigir la aplicación de forma clara y precisa de los procedimientos técnicos e intelectuales que marcan las ciencias de la información.

Por ello, los profesionales de la información afanosos de la ciencia que estudia el conjunto de conocimientos exactos y controlados de los archivos y su información, que abarca su organización, instauración, conservación y contexto, así como sus servicios a usuarios y su medular contribución a la historia y administración, entre otras ciencias y disciplinas, en beneficio de nuestra Nación, le insistimos a Usted, como representante de la ciudadanía, una vez realizadas estas reformulaciones, que aproveche la ocasión y apoye decididamente la iniciativa de la Ley Federal de Archivos, impulsando su rápida tramitación y defendiendo su aprobación ante el pleno edilicio a nombre de todos nosotros.

En este sentido, a fin de justificar nuestra solicitud le presentamos los argumentos anexos debidamente fundamentados resultado de un análisis en términos de la profesionalización que nos brinda la mencionada ciencia.

     

  "ARGUMENTOS"

Distinguido diputado,

Es importante señalarle para argumentar la defensa solicitada en la misiva que antecede la cual reconocemos como un pronunciamiento solemne fundamentado constitucionalmente, los siguientes considerandos a manera de manifiesto que consta de 9 puntos que incluyen un despliegue de párrafos complementarios:

PRIMERO. Con base en nuestra enmienda constitucional, en su modificación al artículo 6° bajo decreto publicado en el D.O.F. del 20 de julio del 2007, que reconoce y establece el derecho a la información como norma fundamental, se presupone una política de Estado comprometida con la transparencia y la rendición de cuentas, por tanto,

SEGUNDO. No puede haber democracia sin tal rendición de cuentas.

En este sentido, y aludiendo a los profesionales de la información,

TERCERO. Sólo es relevante la rendición de cuentas si existe la base documental que la sustente.

Dicho ordenamiento la CPEUM, puntualiza en todos los órdenes de gobierno, que los sujetos obligados proporcionarán mediante mecanismos electrónicos los principales indicadores de gestión, así como la información de sus actividades, de esta manera, se expone el siguiente punto,

CUARTO. La rendición de cuentas, deberá ser de forma completa, oportuna, pertinente y de manera permanente.

El marco referencial anunciado, aunque establece una atmósfera propicia para el tipo de perfil profesional, no se refleja en el pretendido proyecto de Ley Federal de Archivos[1]. Se requiere fundamentalmente, la intervención de especialistas en ciencias de la información que conozcan perfectamente su entorno y el uso de las nuevas tecnologías de información (TIC"s) para así, poder considerar el siguiente punto del manifiesto,

QUINTO. La base documental que testimonia y confirma las evidencias de los hechos producidos por la administración pública, deberá ser organizada bajo principios archivísticos y dirigidas por profesionales de la información, por razón de sus perfiles académicos, dedicados a ese entorno de especialización.

En atención al Segundo Punto de la minuta legislativa titulada"Proyecto de decreto por la que se expide la ley federal de archivos", dictaminada en la sesión del senado del 22 de marzo del 2011, que indica al calce,

""¦.se manifiesta que para hacer efectivo el derecho de acceso a la información, es mandato constitucional que los sujetos obligados cuenten con archivos administrativos actualizados y confiables"¦"

 Sostenido éste referente legislativo, a continuación se manifiesta lo siguiente:

SEXTO. Los archivos de cualquier nivel de gobierno en la República Mexicana, deben ser organizados, manejados, controlados, administrados y difundidos bajo la dirección de especialistas en ciencias de la información.

La singular creencia que la información aparentemente forma parte de un tejido o patrimonio natural de un Estado, que siempre ha existido, que está libre y al alcance de todos esconde otra realidad, ya que el simple hecho de conseguir la información, depende de una serie de factores que es necesario considerar, así la información debe indagarse, concentrarse, estructurarse, gestionarse, adquirirse, valorarse, restaurarse, transferirse, respetar sus principios de procedencia y de orden original, en una palabra, administrarse, para después contextualizase y difundirse, incluso conservarla permanentemente, por tal razonamiento, el siguiente punto de este manifiesto.

SÓPTIMO. Pedimos por derecho constitucional, que la Ley Federal de Archivos, establezca el orden y reconocimiento jurídico de los profesionales de la información (Licenciado en Archivonomía, Licenciado en Archivología, y Licenciado en Ciencias de la Información  Documental) para que aparezcan en toda estructura orgánica de gobierno.

Sumado al marco referencial legislativo, el mundo se mueve todo el tiempo y especialmente en materia de información, a velocidades extremas; en los albores del nuevo milenio el vertiginoso desarrollo tecnológico esta modificando los entornos en general, rompiendo los paradigmas y moldes  tradicionales en cuanto a la gestión de la información, hoy se habla de la sociedad del conocimiento y de la información cuyo  objetivo fundamental es la recuperación de la información para ponerla al servicio de la sociedad, y como es de suponer los archivos considerados a nivel mundial hoy en día centro/unidad de información, no escapan a estos nuevos axiomas. En estos términos,

OCTAVO. No sólo pedimos tener injerencia en los archivos por el merecimiento profesional que nos corresponde, sino que sean evaluadas las profesiones que no sean afines con el contexto, que demuestren de manera clara las metodologías de enseñanza/aprendizaje que confirmen su capacidad para dirección de la organización documental y el manejo de la información.

Ahora bien, no sólo se debe contemplar y cumplir con los perfiles indicados, sino que se deben evaluar y validar los puestos ya en función, de aquí el ulterior punto.

NOVENO. Medir y evaluar los puestos en función en materia de administración y gestión documental, con el propósito de obtener instrumentos que arrojen indicadores sobre los cuales podamos fincar el crecimiento y con ello desarrollar esquemas a la par del avance mundial en materia documental, de información y rendición de cuentas.

De esta manera, se puede garantizar la libre circulación social de la información, en forma controlada y normalizada, es decir, siempre dentro del marco jurídico.

 CONCLUSIONES

 Distinguido Diputado"¦

El tratamiento que se debe dar a la información, en cuanto a la organización documental, debe contemplar que tal concepto posea fundamentos ontológicos objetivos que emanan del propio"ser informacional", por tanto, contiene características propias para estudiarse objetivamente por manos competentes, especializadas y sobre todo con el reconocimiento oficial, que además dignifique la profesión.

 Así dicha organización, es uno de los principios fundamentales a considerar en la concepción archivística, para garantizar la libre circulación social de la información, sin esta organización, bajo manos competentes, difícilmente se alcanzarán los estándares necesarios para la rendición de cuentas y por tanto, la democracia seguirá vulnerada en el entorno de la transparencia de la información.

 Confiamos en Usted, para llevar en sus manos este pronunciamiento solemne que enviamos a la legislatura en turno los profesionales en ciencias de la información, fundamentalmente como una petición sostenida en términos constitucionales.

 "Letra muerta es una Ley de Archivos, sino considera el vínculo entre los usuarios

 y la información, que no es otra cosa que el experto,

 un Profesional de la Información."

   Apoyan esta misiva/manifiesto, los firmantes:

 

NOMBRE

PROFESIÓN, CARGO, INSTITUCIÓN

   Si está de acuerdo con los términos del Pronunciamiento, y desea apoyar al gremio, se pueden sumar a esta causa a través del envío de sus datos  (nombre, profesión, cargo o institución a donde pertenece o labora), al correo leyfederaldearchivos@gmail.com  o directamente en http://leyfederaldearchivos.blogspot.com/

 


[1] Esto nos remite un poco a experiencias como la del cronista municipal, que llegó con la conquista y que probablemente nació de manera temprana con la conformación de las instituciones sociales, políticas y económicas de la antigüedad y sin embargo, hasta hoy no se tiene un reconocimiento jurídico que lo refleje en los organigramas municipales del país.

Por ello nos dirigimos a usted, porque sabemos de su entusiasmo y celo por la profesión del bondadoso mundo de la información mismo que respetamos, estamos seguros que de estar en sus manos obtendremos de usted mas que una mera indiferencia, máxime que tenemos un mismo objetivo; hacer preservar la memoria de la humanidad que se encuentra en los archivos.

En dado caso de una respuesta afirmativa a nuestra solicitud de apoyo, le enviamos el documento en comento en formato Word para su publicación.

Al respecto se anexa la siguiente dirección electrónica http://leyfederaldearchivos.blogspot.com en la cual, Si están de acuerdo sus seguidores con los términos del Pronunciamiento, se pueden sumar a esta causa a través del envío de sus datos (nombre, profesión, cargo o institución a donde pertenece o labora), al correo leyfederaldearchivos@gmail.com

Agradecemos de antemano el apoyo brindado al presente, reciba un cordial saludo.

Publicado el: 30/09/2011 / Leido: 5974 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios