Los niños robados exigen acceder a los archivos de todos los hospitales

Publicado el: 18/09/2011 / Leido: 5553 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Los niños robados exigen acceder a los archivos de todos los hospitales

El nuevo abogado de los afectados por los casos de niños robados exigió ayer en Valencia a todos los hospitales públicos y privados de España que abran sus archivos. El objetivo de esta medida es esclarecer todos los supuestos delitos que se realizaron décadas atrás. David Serra, de Legaltic Abogados, explicó a LAS PROVINCIAS que se están encontrando con graves incovenientes para acceder a la documentación necesaria que requieren. Los hospitales están exigiendo a las posibles víctimas órdenes judiciales para acceder a las pruebas que les permitirían esclarecer la verdad. La exigencia de los abogados, que representan actualmente a más de 1.800 personas en toda España, es que se les permita investigar.
Según explican desde Legaltic Abogados, la complejidad que supone esclarecer cada uno de los casos de los niños robados es tremenda aunque si un posible afectado inicia la investigación y tiene colaboración por parte de los hospitales la solución puede resolverse con relativamente rapidez.
Para explicar la complejidad del tema, David Serra pone dos ejemplos en los que la apertura de los archivos de los hospitales, «de todos, tanto públicos como privados», matiza, sería determinante. El primer supuesto tipo es el de una madre al que le dicen que su hijo ha fallecido tras el parto aunque realmente se le inscribe en los registros como hijo biológico de otra persona. En este escenario, el hijo se realiza la prueba de ADN y comprueba que su presunta progenitora no es realmente su madre biológica. «Si tuviéramos acceso al registro de partos del hospital donde el bebé nació, podríamos comprobar qué madre tuvo un parto y ahora no tiene hijo. Esa sería la madre biológica».
El segundo caso tipo que presenta el abogado es de la madre que quiere investigar si su hijo, presuntamente muerto, realmente lo está. En estos supuestos, a la madre se le da un falso certificado de defunción y a la adoptiva un también falso documento de aceptación de dar en adopción a su hijo. «Con el acceso a los registros podríamos comprobar, como ya hemos hecho en un caso, que la firma del documento de consentimiento de adopción fue falsificada», explica el letrado.
Precedente en Melilla
Este mismo viernes, el juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Melilla dictó un auto por el que autorizó a una joven valenciana, cuyos padres reconocen que fue comprada en Melilla, a recabar los datos del Hospital Comarcal de Melilla, el Archivo Central de la ciudad, el Hospital Militar y el Centro de Asistencia de la Gota de Leche. Los abogados de los casos de los niños robados insisten en que la colaboración de la fiscalía y de la policía es «clave» en este asunto ya que permitiría desatascar los cuellos de botella que genera la ley de protección de datos y las reticencias de los hospitales para desvelar sus datos.
El objetivo de Legaltic Abogados es esclarecer todos los casos posibles. «La gente lo que quiere es salir de dudas y saber si su hijo está vivo o muerto y solucionando este tema muchos ya tienen suficiente», explica David Serra. Sin embargo, el letrado reconoce que hay otros casos que quieren más. De momento, no se ha calculado qué indemnización se podría pedir y si las posibles futuras demandas irían contra personas físicas que mediaron en el robo de niños o contra los centros donde se realizó el presunto delito. «Cada afectado es un mundo a parte. ¿Qué supone para una persona vivir durante 44 años engañada? Habría que pensarlo porque, hoy por hoy, aún no lo hemos hecho aunque lo estudiaremos».
Otro de los aspectos que influye en que se presente o no futuras demandas es el hecho de las prescripción del delito, un asunto que desde el despacho de abogados no ven relevante ahora ya que el objetivo es «esclarecer la verdad».

Publicado el: 18/09/2011 / Leido: 5553 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios