Tabularium

Asignatura: "Teoría general"

Volver / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Tabularium

TEORÍA GENERAL DE LA ARCHIVOLOGÍA


FUNDAMENTACIÓN


Hoy en día, la información -tanto interna como externa- de las instituciones, constituye uno de los recursos indispensables en toda organización, colaborando con su crecimiento y competitividad en el medio, y manteniéndola viva. Llevar adelante una adecuada gestión de la información es fundamental para la organización, si entendemos que este recurso bien organizado y procesado constituye el alimento que hace funcionar los engranajes del sistema organizacional en cuestión.

Esta situación abre un nuevo panorama para los profesionales de los archivos que, ubicados generalmente en sectores de escasa visibilidad dentro de la propia organización, son vistos en la actualidad como los profesionales indicados para organizar el cúmulo de documentos e información que genera un organismo en el ejercicio de sus actividades. Y este nuevo espacio que se ha generado no debe dejarse sin atender, sino que ha de capturarse de la mejor manera.

Para responder a este rol, es necesario que el profesional de los archivos, actualice sus conocimientos y amplíe su formación, de modo que su accionar esté acorde a las tendencias mundiales de la ciencia Archivología. No sólo debe adquirir nuevas formas de trabajo, sino que debe entrar en contacto con tipos documentales de lo más variados, que hasta entonces no eran relevantes para su ejercicio.

Así, el advenimiento de la gestión de la información y del conocimiento, y la necesidad creciente de las organizaciones de contar con sistemas que gestionen estos recursos, plantean un contexto favorable para la formación Archivología por parte de aquellos profesionales que desde hace siglos se ocupan de este recurso de capital importancia: la salvaguarda de los documentos, su interpretación adecuada y el proceso de la información.


OBJETIVOS

El objetivo general de esta asignatura es el de facilitar la adquisición de los conocimientos y habilidades teóricos, necesarios para el adecuado desempeño de las competencias profesionales asignadas a los archiveros. Los objetivos específicos son:

Conocer los principios teóricos y el marco conceptual en el que se apoya la Archivología.

Familiarizarse con los principios fundamentales de la Archivología y las distintas formas de pensamiento sobre el valor otorgado a esta rama del saber.

Entender las unidades archivísticas como elementos para la realización de las distintas intervenciones archivísticas y desarrollar criterios y creatividad en el empleo del conocimiento archivístico.

Adquirir las destrezas necesarias en el desarrollo de las funciones de la gestión de documentos administrativos e históricos.

Capacitar en métodos de trabajo en archivos para mejorar el servicio y desarrollar el marco teórico sobre los distintos aspectos de la archivología.

Conocer la evolución general de los sistemas de tratamiento de los documentos y los centros principales empleando normas legales y deontológicas que se deben observar en el ejercicio de la actividad profesional.

Conocer las técnicas componentes de los archivos y sus distintas concepciones.

Que el alumno logre conocer las distintas corrientes y sus contenidos en el pensamiento teórico de la archivología.

Que el alumno logre comprender los alcances y fines propuestos por la archivología.

Que el alumno logre enriquecer su vocabulario archivístico y los conceptos que en la materia se utilizan.


CONTENIDOS

El estudio de la Teoría Archivística permite conocer la evolución de los sistemas de archivos, generando las reglas para su acertada concepción de la materia. Esto se completa con el estudio de ciencias auxiliares, como la administración, cronología, Grafística, Teoría de Sistemas, Historia, que permite comprender todo el campo de esta rama del saber.


Unidad temática 1: La Archivología. Presentación.

Introducción: presentación del programa, metodología, bibliografía y evaluación de la asignatura.

Contenidos:

Conceptualización de la Archivología.

Breve introducción histórica de la Archivología.

La Archivología como parte de las Ciencias de la Documentación-Información.

Las ciencias de la Documentación: Bibliotecología. Archivología. Documentación. Museos. Conceptos y diferencias.

Del Hecho a la documentación.

El Documento: Binomio Documentación - Información. Principios de Unificación.

Fundamentos filosóficos y científicos de las ciencias de la Documentación. La ciencia de la Información.

Concepto de archivología. Definiciones. Su objeto, fin y método. División de la Archivología. Terminología

Resumen: Se presenta a la Archivología como una ciencia de carácter social que forma parte de las Ciencias de la Documentación-Información, estableciendo cuál es su vínculo con la Bibliotecología y con otras disciplinas y ciencias en las cuales se apoya. Asimismo, se realizará una breve introducción acerca de los orígenes de la Archivología y su evolución hasta la actualidad.


Unidad temática 2: Fundamentos teóricos de la Archivología

Contenidos: Conceptualización del archivo: funciones, etapas, tipologías. El documento de archivo. Archivalía o Archivería: caracterización. Principios de la Archivología: orden original, principio de procedencia.

Archivología. Evolución del concepto de Archivo. Concepto de Archivo. Definiciones, contenido de las mismas. Formación del archivo. División del Archivo. Su formación, esencia y naturaleza.

Los Archivos y la Administración. EL estado y la administración pública. Los archivos públicos. La Administración Privada. Los archivos privados. Archivos personales. Archivos eclesiásticos.

Resumen: Se expondrán las bases teóricas de la Archivología, con miras a familiarizar al alumnado en la terminología propia de la disciplina. Se trabajarán los conceptos de archivo y documento de archivo fundamentalmente, así como de archivería y agrupaciones documentales, para luego dejar espacio al análisis de los principios básicos de la Archivología, que rigen el accionar de todo archivero.


Unidad temática 3: Las personas vinculadas con los archivos

Contenidos: El archivero: definición, incumbencias profesionales, ética profesional. Los usuarios de archivos: definición, tipología

3.1. Formación Profesional. 3.2. Ótica Profesional.

Resumen: Se buscará identificar el rol del archivero a partir de definiciones y de las funciones que éste realiza, haciendo especial hincapié en las cuestiones éticas que impone esta profesión. Se analizan los tipos de usuarios que frecuentan los archivos, tipología que se ha visto profundamente afectada con el advenimiento de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.


Unidad temática 4: La gestión de documentos de archivo

Contenidos: Normalización y diseño de documentos. Ingreso y transferencia de documentos. Organización del archivo: clasificación, ordenación e instalación. Descripción. Archivología normalizada: su importancia, normativa internacional. Instrumentos de descripción: definición, tipología. Valoración, selección y expurgo. Las normas ISO 15489.

4.1. Los Archivos y la Historia. La documentos como fuente histórica. 4.2. El método Histórico y su relación con el método Archivístico. 4.3. Ciencias auxiliares y funcionales de la historia. 4.4. Paleografía, Diplomática, Cronología.

Resumen: Se introducirán nociones procedimentales acerca de la gestión documental que se lleva a cabo con los documentos de archivo, iniciando en la generación de documentos para luego continuar con los procesos de transferencia, identificación, organización, descripción y selección documental. Todas estas actividades tienen como fin la organización de los documentos de archivo con miras a facilitar su recuperación, consulta y preservación.


Unidad temática 5: Los archivos y las nuevas tecnologías de la información

Contenidos: Documentos electrónicos: concepto y caracterización, creación, autenticidad e integridad, conservación. Breve análisis del modelo de requisitos para la gestión de documentos electrónicos de archivo (ISO 15489 y normas MoReq).

Resumen: Se introducirán algunas nociones actuales, en discusión dentro de la comunidad Archivología mundial, relativas a los documentos electrónicos, su definición, generación, tratamiento documental y conservación. Asimismo, se analizará brevemente la iniciativa denominada MoReq, y la ISO 15489 como modelo de requisitos funcionales para la gestión de documentos electrónicos de archivo.

Unidad temática 6: Política Archivología

Contenidos: Legislación básica sobre archivos. Sistemas archivísticos. Organismos nacionales e internacionales en materia de archivos.

Resumen: Se analizará la legislación provincial más relevante, y se introducirá el tema de los sistemas de administración de documentos y archivos, brindando detalles acerca de sus partes componentes. Para finalizar, se presentarán una serie de organismos nacionales e internacionales que son relevantes para el desarrollo de la ciencia Archivología y cuya existencia no debe desconocer el profesional de la información.


METODOLOGÍA DE TRABAJO

La cátedra se dictará durante el año completo, y estará organizado en aproximadamente 180 horas, tres por semana.

La Metodología es participativa y se plasmará en los siguientes aspectos:

Exposición del profesor de los aspectos más significativos de los temas y orientación bibliográfica para el estudio y trabajo individual y colectivo.

Lectura de libros y artículos.

Durante las clases, se expondrán los contenidos detallados en el punto anterior, favoreciendo la participación del alumnado mediante el análisis de bibliografía específica y la resolución de problemas.


ACTIVIDADES. TÉCNICAS. RECURSOS.

ACTIVIDADES

Preparación de guías sinópticas de estudio.

Preparación de la bibliografía temática.

Elaboración de apuntes de orientación.

Preparación de cuestiones - problemas.

Ejercicios estructurados y guiados.

Evaluación permanente de conocimientos, habilidades y aptitudes.

Organizar y supervisar el trabajo grupal.

Exposición didáctica con intervención reflexiva de los alumnos.


TÉCNICAS.

Estudio Dirigido

Grupos de encuestas.

Interrogación.

Utilización de vocabularios especializados

Prácticas permanentes de esquemas.


RECURSOS

Bibliografía dirigida.

Boletines y separatas.

Material reprográfico.

Textos disponibles.

Manejo de distintos tipos documentales.

Reproducciones documentales.


SISTEMA DE EVALUACIÓN

Para la aprobación del curso, los alumnos deberán cumplir los siguientes requisitos:

- Asistencia de acuerdo a reglamento establecido por el Instituto.

- Aprobación de un trabajo final para cada cuatrimestre, a realizarse sobre un tema elegido, con un porcentaje de 80% mínimo para ser aprobado.

Para las exposiciones docentes se requerirá contar con un cañón o proyector digital para la proyección de diapositivas Power Point.


CRITERIOS DE EVALUACIÓN

El alcance de la evaluación es lograr una perspectiva sobre el grado de asimilación teórica y experimental del alumno y el estado de la materia.

La evaluación permite regular los progresos logrados por los alumnos, considerando la efectividad de la enseñanza y originando un sentido de responsabilidad en el estudio por parte de los alumnos.


TÉCNICAS DE EVALUACIÓN

Presentación de trabajos prácticos realizados durante el año.

Presentación de trabajos de investigación

Evaluaciones periódicas mediante la utilización del diálogo, destinadas a esclarecer dudas y ampliar conocimientos.

Evaluaciones conceptuales de base estructurada.

Exámenes parciales.

Examen final: Oral.


CRONOGRAMA

Cálculo aproximado, se destina 180 clases de 40 minutos. 20 clases de 40 minutos por unidad de estudio; 14 clases teóricas y 4 clases prácticas.

- Exámenes finales y parciales, de acuerdo a disposiciones superiores.


           

                BIBLIOGRAFÍA BÁSICA


              Solo se cita la bibliografía básica, no se cita todos los trabajos vía Internet o el análisis que se pueda efectuar de autores nuevos.

              ARÓVALO JORDÁN, VÍCTOR HUGO. Teoría, fundamentos y práctica de la Archivología. E-libronet. Argentina. 2002.

                TANODI, AURELIO. Manual de Archivología Hispanoamericana. Córdoba. 1961.

              CURRÁS, EMILIA. Las ciencias de la documentación. Barcelona, España. 1982.

              SCHELLENBERG, T. R.. La importancia de los archivos. Bolivia. 1959.

              LODOLINI, ELIO. Cuestiones básicas de la Archivología. Traducción de Jorge Emiliani. Córdoba. 1976.

              MANTILLA TASCÓN, A.. Los archivos y las Investigaciones modernas, económicas y sociales. Madrid, 1961.

              Boletín Interamericano de Archivos. Vols. I al VIII. Córdoba. 1974/1982.

              Boletín del Archivo General de la Provincia. Vols. I al XII.- Santa Fe, 1969/2006.

              Revista del Archivo General de la Nación. Vols. I al VIII. Buenos Aires. 1972/1979.-


                 BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA


             Unidad temática 1: La Archivología

          Cruz Herranz, L.M.; Cruces Blanco, E. y Cayetano Martón, M.C. Archivos y sistemas. Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2000. pp.11-65.

          Cruz Mundet, J.R. Manual de Archivología. 5a. ed. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2003. pp. 19-88.



            Unidad temática 2: Fundamentos teóricos de la Archivología.

         Alberch Fugueras, R. y Cruz Mundet, J.R. ¡Archívese!: Los documentos del poder. El poder de los documentos. Madrid : Alianza, 2002. pp. 10-30.

         Cruz Mundet, J.R. Manual de Archivología. 5a. ed. Madrid : Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2003. pp.89-102.

         Vázquez Murillo, M. Administración de documentos y archivos: Planteos para el siglo XXI. 2a. ed. corregida. Buenos Aires : Alfagrama, 2006. pp.27-56, 67-90.

         Villanueva Bazán, G. (coord.) Teoría y práctica Archivología II. México : UNAM, 2000. pp.19-36.


           Unidad temática 3: Las personas vinculadas con los archivos

        Alberch i Fugueras, R. [et al] Archivos y cultura: Manual de dinamización. Gijón: Ediciones Trea, 2001. pp. 45-55.

        Vázquez Murillo, M. Administración de documentos y archivos: Planteos para el siglo XXI. 2a. ed. Corregida. Buenos Aires: Alfagrama, 2006. pp. 123-138.


            Unidad temática 4: La gestión de documentos de archivo

        Cruz Mundet, J.R. Manual de Archivología. 5a. ed. Madrid : Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2003. pp.189-200 y 229-308.

        La Torre Merino, J.L. Metodología para la identificación y valoración de fondos documentales. Madrid : Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2000. pp. 14-64.

          Moro Cabero, M. "La gestión de documentos electrónicos en la norma ISO 15489 sobre gestión de documentos administrativos". EN: Tábula: Revista de archivos de Castilla y León, Vol. 5, 2002. pp. 97-129.

         Santamaría Gallo, A. "Nuestras normas nacionales de Descripción Archivología en el marco internacional". EN: Archivamos, Nº 47-48, 2003. pp. 5-14.

         Taboada Cardoso, F. y Nielsen de Allende, M. Archivología y normalización: Norma ISO 15489. 1a. ed. Buenos Aires : Alfagrama, 2006.

          Duranti, L. "Autenticidad y valoración: La teoría de la valoración enfrentada a los documentos electrónicos". EN: Tábula: Revista de archivos de Castilla y León, Vol. 6, 2003. pp.13-22.

          Laso Ballesteros, I. "Estrategias de preservación de documentos digitales". EN: Tábula: Revista de archivos de Castilla y León, Vol. 5, 2002. pp.131-145.

          Martín Muñoz, L. "La gestión de documentos electrónicos: El modelo de requisitos MoReq". EN: Boletín de la ANABAD, Vol. 53, Nº 3, 2003. pp. 37-92. Unidad temática 8: Política Archivología

         Vázquez Murillo, M. Administración de documentos y archivos: Planteos para el siglo XXI. 2a. ed. Corregida. Buenos Aires : Alfagrama, 2006. pp. 91-122.


SITIOS WEB


AER: Archivos Españoles en Red

http://www.aer.es


AGLS: Australian Government Locator Service

http://www.naa.gov.au/recordkeepeing/gov_online/agls/summary.htm


ASGF: Australian Subject Gateways Forum

http://www.nla.gov.au/initiatives/sg/gateways.html


ATRIO: Almacenamiento, Tratamiento y Recuperación de Información de Oficinas

http://www.csi.map.es/csi/pg5a10.htm


ATUA: Australian Trade Union Archives

http://www.atua.org.au/atua.htm


CSI: Consejo Superior de Informática para el impulso de la Administración Electrónica

http://www.csi.map.es


DCMES: Dublin Core Metadata Element Set (ISO 15836)

http://www.niso.org/intenational/SCn515.pdf


DCMI: Dublin Core Metadata Initiative

DCMI-ES: Mirror español de la DCMI

http://www.dublincore.org

http://www.es.dublincore.org


DIRKS: Designing and Implementing Recordkeeping Systems

http://www.naa.gov.au/recordkeeping/dirks/summary.html


DLM Forum: Documents Lisibles par Machine

http://www.europa.eu.int/ISPO/dlm


DOI: Digital Object Identifier

http://www.doi.org


EAD: Encoded Archival Description

http://www.loc.gov/ead


eGIF: e-Government Interoperability Framework

http://www.govtalk.gov.uk/schemasstandards/egif.asp


eGMS: e-Goverment Metadata Standard

http://www.govtalk.gov.uk/documents/metadataV2.pdf


EUAN: European Union Archive Network

http://www.euan.org


EVA:European Visual Archive

http://www.eu-eva.org


FGDC: Federal Geographic Data Committee

http://www.fgdc.gov


GCL: Government Category List

http://www.govtalk.gov.uk/schemasstandards/gcl.asp


GILS: Global Information Locator Service

http://www.gils.net


GRO: Government Recordkeeping Office

http://www.gov.mb.ca/chc/archives.gro


ICA: International Council of Archives

http://www.ica.org


IDA: Interchamnge of Data between Administrations

http://www.europa.eu.int/ISPO/ida


INDALO: Modelo de Datos para el Intercambio de Información entre las Administraciones Públicas

http://www.csi.map.es/csi/pg5i10.htm


INTERPARES: International Research on Permanent Authentic Records in Electronic Systems

INTERPARES 1 (1999-2001)

INTERPARES 2 (2002-2006)

http://www.interpares.org



MIGRA: Mecanismo de Intercambio de Información Geográfica Relacional por Agregación

http://www.csi.map.es/csi/pg5m50.htm


MIReG: Managing Information Resources for e-Government (Vid. DCMI)

http://dublincore.org/groups/government/mireg-metadata-20010828.shtml


MOREq: Model Requirements for the Management of Electronic Records

http://comwell.co.uk/moreq


NOIE: National Office for Information Economy

http://www.noie.gov.au


NARA: National Archives and Records Administration

http://www.archives.gov



NZGLS: New Zealand Government Locator Service

http://www.e-government.govt.nz/nzgls


OAC: Online Archive of California

http://www.oac.cdlib.org


OAI: Open Archives Iniciative

http://www.openarchives.org


OAIS: Reference Model for an Open Archival Information System

http://ssdoo.gsfc.nasa.gov/nostlisoas/ref_model.html


PADI: Preserving Access to Digital Information

http://www.nla.gov.au/padi


PROCA T: Public Record Office Online Catalogue

http://catalogue.pro.gov.uk


PURL: Persistent Uniform Resource Locator

http://purl.org


RDF: Resource Description Framework

http://www.w3.org/RDF


RKMS: Australian Recordkeeping Metadat Schema

http://www.naa.gov.au/recordkeeping/control/rkms/summary.htm


SICRES: Sistema de Información Común de Registros de Entrada y Salida (CSI- MAP)

http://www.csi.map.es/csi/pg5s40.htm


SGML: Standard Generalized Mark up Language

http://wml.coverpages.org/sgml.html


SPIRT: Strategic Partnership with Industry-Research and Training

http://rcrg.dstc.edu.au/research/spirt


SW: Semantic Web (W3C)

http://www.w3.org/2001/sw


SWS-CoP: Government Semannc XML Web Services Community of Practice

http://www.web-services.gov


TAGS: Thesaurus of Australian Government Subjects

http://www.noie.gov.au/projects/egovernmente/better_practice/tags.pdf


TBITS39: Treasury Board Information Management Standard (Canadá)

http://www.cio-dpi.gc.ca/its-nit/standards/tbits39/crit391_e.asp


US-INTERPARES: Vid. INTERPARES

http://www.gseis.ucla.edu/us-interpares


W3C: World Wide Web Consortium

http://www.w3.org


WML: eXtensible Markup Language

http://www.w3.org/XML




GUÍA PARA EL TRABAJO PRÁCTICO

CÁTEDRA DE TEORÍA ARCHIVÓSTICA


DEFINICIÓN Y OBJETIVOS

El trabajo práctico para la asignatura Teoría Archivística consiste en la elaboración de un Diccionario Terminológico, o más bien dicho un ejercicio de simulación de construcción de un Dic­cionario Terminológico, cuyo propósito es lograr que cada alumno aplique, simultáneamente, la técnica del análisis de lectura con­ceptual y comprenda el empleo del lenguaje apropiado a su conoci­miento. Si el alumno lo desea, puede optar por construir un esque­ma de clasificación conceptual previa.

PREMISAS

El trabajo es individual (sin excepciones). Deberá contar con un mínimo de 100 términos y presentar los componentes:

  1. la palabra que se define o describe,

  2. la descripción castellana del término.

  3. la descripción concisa o definición expuesta en textos de autores.

  4. Fuente de donde obtuvo la información.

Si se opta por un esquema de clasificación conceptual, deberá contar con un mínimo de 5 niveles.

El trabajo deberá escribirse en computadora (presentar disco adjunto) o máquina de escribir y

la Cátedra podrá señalar instruc­ciones específicas durante el curso de la asignatura.

TAREAS

Elección del tema: cada alumno deberá elegir un campo temáti­co restringido, circunscrito en el área de los contenidos específicos de la archivística, del que posea cierto dominio, etc. La Cátedra recomienda la lectura de bibliografía propia de los archi­vos.

Búsqueda bibliográfica: cada alumno deberá conseguir apoyo bibliográfico para el tema de su elección. La Cátedra recomienda por lo menos uno o dos tratados o manuales que traten el tema en su conjunto y un diccionario especializado.

Temas marginales: cada alumno deberá identificar los temas marginales y decidir su tratamiento en él un Diccionario Termino­lógico.

Análisis por niveles: cada alumno deberá elegir las categorías fundamentales del tema elegido, desarrollando dos o tres nive­les: provisionales de clases en una estructura arborescente.

Recolección de términos: los alumnos deberán diseñar un for­mulario de registro de términos, que será adoptado por todo el grupo de análisis.

Individualmente, cada alumno deberá extraer las palabras cla­ves de sumarios e índices analíticos de la bibliografía que dis­ponga. Cada uno de estos términos constituirá un término candida­to, que se registrará en el formulario correspondiente.

Control del vocabulario: cada alumno deberá controlar el vo­cabulario, eliminando homónimos, términos polisémicos y sinónimos de cada término, hasta lograr una estricta univocidad. De ser ne­cesario, agregará una nota de alcance. Este trabajo se realizará sin duplicar los términos utilizados en el diccionario archivístico publicado en Santa Fe.

Relaciones jerárquicas: cada término puede, tener una o más definiciones o descripciones, debiendo ordenarse en su escritura de mayor a menor concepto.

Relaciones asociativas: del análisis de la estructura del diccionario se desprende la similitud de términos que deben revolverse con notas de alcance incluidas en el formulario de registro se establecerán las relaciones asociativas, que serán indicadas en cada formulario como términos relacionados.

Ordenamiento sistemático: el alumno decidirá, de acuerdo con las normas y manuales de construcción de un Diccionario Terminoló­gico, si la sección sistemática tendrá una presentación de lista alfabética o de estructura temática.

Ordenamiento alfabético: el alumno ordenará alfabéticamente todos los términos registrados, indicando bajo cada uno de ellos la información obligatoria dispuesta por definición o descripción.

Presentación final: el alumno deberá ordenar los componentes de su lenguaje documental, redactar la introducción de acuerdo al trabajo. La portada deberá contener el título del tema elegido, el nombre completo del alumno, el lugar y fecha de realización y la leyenda: Este ejercicio se presenta como trabajo de la asignatura Teoría Archivística, en su capítulos, Divisiones de la archivolo­gía, por su continente, Terminología, cursada en el año ....

FECHA DE ENTREGA

-El trabajo de promoción deberá entregarse acuerdo con los alumnos, a fin de asumir sus propias responsabilidades, caso contrario, en la fecha que indique la cátedra. ~ .

BIBLIOGRAFIA

A incorporarse por el alumno



Anexos

Procesos cognoscitivos

Sistemas de las Ciencia de la Documentación

Sistema del Archivo

Sistema de recepción

Divisiones de la Archivologia

 

ARCHIVOLOGIA: TÉCNICA Y CIENCIA

 

Las técnicas se convierten en especialidades, desarrollan, se amplían, incluso aparentemente se oponen, pero son partes de un conjunto. Todo este fenómeno nos permite considerar necesariamente un proceso, una evolución histórica, un desarrollo continuo con miras al futuro.

La Archivología, la Bibliotecología, la Documentología, la Museología han sido consideradas como conceptos disciplinarios, como un cuerpo de conocimientos estructurados alrededor de un objeto común, los núcleos documentales; archivos, bibliotecas y centros de documentación, conforman instituciones sociales que por medio de su adecuado funcionamiento se experimenta, en forma directa. Cada una de estas instituciones, es utilizada por uno o más individuos como único medio de realizar actividades concretas dentro del desarrollo social actual.

Si observamos un expediente, sabemos por ejemplo que se realiza un trámite causado por un individuo; los documentos son utilizados para fines burocráticos las más de las veces, pero con contenidos de realidad, segmentos de la realidad. Cuando observamos un documento de identificación, sabemos que su propietario lo utiliza no sólo como acto de reconocimiento de su identidad, sino como imperio de un derecho ciudadano.

Podemos asegurar entonces que los documentos objetivan acciones de modo que un documento sin objetivación puede ser una simple curiosidad.

Los archivos y las bibliotecas nacieron casi al unísono, como producto del desarrollo de la escritura y del pensamiento concreto. No podemos decir con certeza cuando surgen estas instituciones, los continuos descubrimientos arqueológicos modifican continuamente nuestro concepto de antigüedad. Pero podemos especular que desde el nacimiento de la escritura surgen los archivos como guardianes de la Propiedad, el Derecho y de las Comunicaciones realizadas en el pasado. Así tenemos que en los documentos de los montículos de Tello, lugar donde se situaba Lagash, “se extienden a más de un siglo y revelan casi un estado moderno en el derecho internacional: tratados, arbitrajes, comisiones de fronteras, indemnizaciones pagadas en grano o en trabajo obligatorio en las tierras del vencedor”.[1] Así mismo nacen las bibliotecas como guardianes del pensamiento; tal vez sin diferenciarlos exactamente, los documentos eran custodiados en salas comunes. Podemos afirmar que archivos y bibliotecas fueron una sola institución en la antigüedad oriental y en la Iglesia de Roma en los primeros siglos de su historia.

 

El desarrollo de la Documentación como tal, o entendida como información procesada, es posterior, pero tampoco podemos afirmar en que momento exacto nació la Documentación; los elementos descriptivos utilizados por los archivos y las bibliotecas, pueden considerarse como las primeras formas de la Documentación especializada. Su verdadero desarrollo surge en las últimas décadas.

 

En el año 1895 se crea en Bruselas el Instituto Internacional de Bibliografía, sobre las necesidades patentes de información temática y el repertorio bibliográfico universal. Un año antes se reunió el Primer Congreso de Bibliografía, también en Bruselas.

 

En 1910 el Instituto Internacional de Bibliografía, en su publicación número 34, edita una terminología a fin de universalizar y normalizar algunos términos empleados en la Bibliotecología y la Documentación. En el año 1938 se forma la Federación Internacional de la Documentación (F.I.D.) que se separa del Instituto Internacional de Documentación, nombre que fue adoptado en 1931 del antiguo Instituto Internacional de Bibliografía. La F.I.D se instala en la Haya. En l950 se crea la carrera de Documentalista en París, (Instituto Nacional de Técnicas de Documentación).

 

Este breve panorama, nos muestra claramente que la documentación, entendida como tal, tiene muy corto tiempo de desarrollo.

Estos sistemas o procedimientos de archivos y de bibliotecas, primero fueron considerados como un quehacer, una ocupación que requerían de prácticas meramente consuetudinarias que evolucionan lentamente desde sus orígenes hasta el siglo XII, en el cual surge el Archivo del Vaticano, con una serie de reglamentos, disposiciones y normas que se emplean en territorio Europeo.

Ante la preocupación de los monasterios por conservar todo tipo de documentos; la Archivología se convierte en una disciplina de carácter cultural, disciplina en sentido de leyes y reglamentos que rigen a determinadas instituciones, las bibliotecas tienen un similar desarrollo (Carlos V en el Louvre, en 1367).

El conjunto de procedimientos utilizados en los archivos y en las bibliotecas se transforman en técnicas, como ampliaciones y resultados prácticos sobre la reunión de documentos. “El progreso de las técnicas hasta el Renacimiento, dependía principalmente de las necesidades de la práctica y de la experiencia diaria, en una palabra del empirismo. Después del Renacimiento, y con mayor nitidez en los tiempos modernos, el progreso técnico está animado por el espíritu. El instinto práctico del siglo XVII preparó el triunfo de una tendencia que transformaría al mundo. La ciencia realiza ante nuestra miradas esta transformación.[2]

En la actualidad, los sistemas de información de los poderes públi­cos; las instituciones creadas para facilitar información especiali­zada, los avances tecnológicos aplicados a los documentos y a la documentación, han ampliado el campo de conocimientos sobre los distintos procedimientos, técnicas y leyes utilizadas por los archivos y las bibliotecas, elevándolas al rango de Ciencias, que en su conjunto conforman las Ciencias de la Documentación.

Podemos afirmar con certeza que gran parte de la economía y el desa­rrollo de las naciones, se sustenta en la cantidad y calidad de docu­mentación e información que posee.

La revolución industrial impulsó el vertiginoso desarrollo de la documentación, en Inglaterra más rápidamente que en Francia, la revolución tiene múltiples manifestaciones como en el aspecto agrícola, jurídico, social y en el aspecto técnico. Este cúmulo de actividades permite comprender la importancia que representa la documentación: “Ayer los descubrimientos de los sabios permane­cían estérilmente en sus portafolios o en los archivos de las acade­mias y los fabricantes no sospechaban que la aplicación de los mis­mos podía serles muy útil en sus operaciones... Hoy... el fabricante consulta al sabio... existe la mayor confianza entre el fabricante y el químico”[3], por consiguiente la necesidad de información se hace patente; no sin motivo en l780 se crea en Inglaterra la SOCIETY FOR PROMOTING CONSTITUCIONAL INFORMATION, Sociedad para la provisión de información Constitucional.

La invención de la imprenta es otro aspecto importante al permitir la divulgación de conocimientos e ingresar en la etapa industrial de la reprografía, una primera etapa sería la manual, cuando los monjes realizaban reproducciones documentales en los scriptorium, la segunda etapa que logra un enorme desarrollo en nuestra época, formando un capítulo nuevo en los estudios documentales, la Repro­grafía Documental.

La fundación de los Archivos Nacionales de Francia en l749 genera el principio de centralización en núcleos específicos para los docu­mentos producidos en las actividades administrativas.

Los inventos y su continuo perfeccionamiento aceleran mucho más el flujo documental. La máquina de escribir, el papel carbónico, incrementan la producción documental agravada por el continuo crecimiento demográfico, tal como nos confirma Lasso de la Vega, que la mayor preocupación del siglo XIX es el exceso de producción documental.

Esta evolución continua, llevando consigo una producción y necesi­dad de información para perfeccionar determinados campos del conocimiento e incrementar la capacidad de decisiones en los poderes públicos.

Generalmente hago referencia a que todo lo creado por el hombre está hecho a su medida. Nuestro conocimiento primario lo obtene­mos a través del propio cuerpo, que es un gran receptor de informa­ción; esta información nos es trasmitida en forma de color, tempera­tura, sonido, olor: todo es debidamente clasificado y diferenciado por el cerebro, que posteriormente utiliza la información procesada de acuerdo a las necesidades físicas. El hombre ha creado todo de acuerdo a su semejanza y necesidad.

Los documentos se constituyen como testimonios fieles del hombre, de su conducta de su trascendencia manifiesta determinada por aspectos sicológicos, culturales, sociales, históricos, religiosos, sobre todo como una manifestación permanente de su conocimiento adquirido.

Todo esto implica una evolución (evolución no en el sentido de progreso, sino de cambio). Esta evolución se manifiesta primero a sí mismo, antropológicamente y con posterioridad en el medio que lo rodea, social y naturalmente. Ese medio que lo rodea no es más que una minúscula parte del universo.

Es notable que no obstante los progresos tecnológicos, los documen­tos que son productos del pensamiento, o que son elaborados objeti­vamente en forma de libros, no han cambiado mucho su forma tradicional. Se aprecian cambios en cuanto a su calidad, material empleado, formas de impresión; pero el libro sigue siendo el libro. “Aún suponiendo que el libro desaparezca, como desaparecieron los papiros, fuera de los museos, eso que llamamos “la cultura “no morirá.”[4]

No ocurre lo mismo con los documentos de los archivos, que son productos de determinadas actividades, sean éstas públicas o priva­das, actividades que muchas veces modifican sus formas tradiciona­les, creando características propias. Una radiografía, se convierte en documento heurístico bajo la circunstancia de estar incluida en un expediente administrativo.

Pueden existir dos bibliotecas iguales, pero no pueden existir dos archivos con esa propiedad. Toman un carácter individualizante, porque la causa que los motiva difiere substancialmente del docu­mento bibliotecológico.

Las Ciencias de la Documentación reúnen entre sí, toda la documen­tación especificada y científica almacenada en núcleos distintos, los archivos y las bibliotecas, ambos generan el material adecuado para los Centros de Documentación e Información; con referencia a los museos, es discutida aún su posición en cuanto al objetivo mismo, si es netamente educativa o documental. Estudiemos cada uno de estos núcleos.

 

"Es evidente que en el lapso de una generación, las cosas han evolucionado notablemente. No hace mucho tiempo los archivistas de la mayor parte de los países europeos, fieles a la concepción que lentamente se había elaborado en el curso del siglo XIX, estaban de acuerdo en querer ser, ante todo, si no exclusivamente, historiadores y en considerar sus depósitos como centros de conservación de fondos de archivo de valor permanente al servicio de la investigación histórica. Sus relaciones con la administración pública eran juzgadas como secundarias y en muchos casos, las iniciativas de entrega y de eliminación se dejaban al arbitrio de las entidades administrativas. En muchos países los documentos no llegaban a los archivos sino después de plazos mas o menos largos (cien o cincuenta años) como Alemania, Bélgica, los Países Bajos, etc. Los documentos antiguos eran tratados con privilegio en comparación con los papeles contemporáneos, y los inventarios y ediciones de documentos medioevales gozaban de elevado prestigio a los ojos de los archivistas paleógrafos diestros en las técnicas de la erudición."[5]

 

En la mayoría de los tratados o manuales de Archivos y Archivología se encuentran frases como :”no existe una terminología”, “no hay una definición”, “no hay un acuerdo” sobre el concepto. Lo cierto es que la voz Archivo y su derivado Archivología, ha sido mal concep­tuada desde sus orígenes etimológicos, puesto que hay algunos autores que sostienen su proveniencia de la raíz griega ARKEIN,-que significa proteger o resistir, o de la raíz de ARCHE, que significa principio u origen, cuyo derivado corresponde a AR­CHEION; voz que deriva del latín como ARCIVIUM, ARCHI­VIUM, ARCHIVUM. Esta última trascendió en las lenguas latinas para el concepto de guarda-documentos. Lo evidente es que en griego se decía CHARTROPHILAKION o GRAMMATOPHILAKION, al lugar donde se depositaban los documentos, y al encargado o guardián se lo denominaba CHARTOPHILAX.[6]

Lo que actualmente denominamos archivo, en latín tomaba la denominación de TABULARIUM, que contenía las TABULAS o registros públicos, y mas específicamente se llamaba TABULARIUS al Archivo Público. En cambio al encargado del tabularium se le llamaba CARTARIUS. LOGIUM Y LOGEUM también significan archivos en el latín.[7]

Por otro lado, se confunden permanentemente los términos Archivo­logía con Archivo, conceptuándolos muchas veces como sinónimos, dificultando los términos definitorios.

En el aspecto etimológico consideramos definitivamente que la Archivología deriva del latín Archivium, término comúnmente utilizado, y de las raíces griegas logos-ia, que se utilizan para darle carácter de estudio o tratado logos y la terminación ia como deter­minante de ciencia o disciplina.

Por consiguiente, decimos que la Archivología es la ciencia o disci­plina que estudia los Archivos. Este concepto resulta ser muy simple, puesto que el término Archivo ha desarrollado sus contenidos.

Es necesario aclarar que los términos Archivología, Archivís­tica y Archivo no son sinónimos como generalmente se los emplea. La archivología engloba todo el estudio teórico, su fundamentación e investigación. La archivística se ocupa de las técnicas que se han de emplear en el manejo de la documentación, y los archivos, son los núcleos o repositorios documentales, objeto formal de la archivología.

Sobre la definición de Archivología T. Schellemberg nos dice al respecto: “La ciencia que trata de los archivos, de su conservación, administración, clasificación, ordenación, interpretación etc.; de las colecciones de documentos que en los archivos se conservan como fuente para su conocimiento ulterior y servicio al pú­blico”.[8]

En esta definición podemos observar que los términos “conservación administración, clasificación, ordenación” son funciones del ar­chivo utilizados como elementos definitorios de la archivología. El término interpretación , si se refiere al documento, podría ser prerro­gativa de la Diplomática y de la Paleografía. Lo mismo ocurre con el término “colecciones” usado generalmente en los lugares o países de habla inglesa, pero la palabra colección no solo significa un conjunto de cosas de una misma clase.

El Archivo no colecciona, si bien puede recibir colecciones docu­mentarias, pero como parte de un todo. No colecciona porque no reúne los documentos arbitrariamente. Puede ser que alguien colec­cione documentos como rarezas, pero eso no constituye un archivo, es simple y llanamente una colección. La colección esta sujeta al subjetivismo mientras que los documentos son por natura­leza misma objetivos y orgánicos. Constituyen la materia prima del conocimiento histórico, sociológico, lingüístico, etc..

 

Para algunos estudiosos, la Archivología no es mas que una técnica o algo menos, pura práctica, de ser así, esta rama del saber humano estaría conde­nada a ser consuetudinaria y subjetiva, proclive a desaparecer, y los papeles se acumularían de acuerdo a cierta experiencia o lógica administrativa, serían seleccionados una vez que abultaran y estorba­ran y la historia tendría un pie menos.

 

Giulius Batelli considera que la Archivología es solo una disciplina de carácter técnico, como una disciplina auxiliar o funcional de la administración y de la historia.

 

Eugenio Casanova considera a la Archivología como la ciencia de los archivos.

 

Wolfang Leesch diferencia a los partidarios de la terminología cien­cia y a los no partidarios.

 

Roscoe R. Hill, considera a la Archivología como fiel servidora de la Historia, obviando el aspecto administrativo.

 

Mario Briceño Perozo califica a la Archivología como ciencia, indi­cando que sus principios son universales.

 

De Sante lo acepta como disciplina cada vez mas depurada.

 

Flach se inclina por la ciencia, no ocurre lo mismo con el Dr. Aurelio Tanodi que la consideraba disciplina auxiliar en razón del fin, basándose en los conceptos aristotélicos, sostiene que la finalidad de la Archivología es práctica, no pretende conocer la verdad última ni la creación intelectual.

 

Partidarios de ambas posturas existen, lo suficiente como para alargar un tratado y hacerlo erudito.

 

Establecemos que el objeto de la archivología es el archivo. De acuerdo con lo enunciado, podemos separar dos corrientes: quienes consideran a la archivología como disciplina tradicional y la concep­ción que la calificamos de actual o científica.



[1]  MYRES, Jhon L. El amanecer de la historia. Fondo de la Cultura Económica. México, 1986 p. 79.

 

[2] DUCASSE, Pierre. Historia de las Técnicas. EUDEBA no. 29. Bs. As. p.127.

 

[3] CHAPTAL, Extracto 'L'industrie Francaise" 1819. Cf. SHUHL, loc cit. pag 61 en Durcasse, Pierre op. Cit pag 128/129.

 

[4] FILIPPO, Luis Di., La era tecnotrónica y el libro. Anexo, suplemento No. 46 de la Gaceta Literaria. Noviembre y Diciembre. Editorial Fundación Banco BICA, 1985, pag. 2 col 3. Santa Fe. Argentina.

 

[5] BAUTIER, Robert Henri. LA FUNCIÓN DE LOS ARCHIVOS; LA MISIÓN DE LOS ARCHIVOS Y LAS TAREAS DE LOS ARCHIVISTAS, (Proceedings of the 11th and 12th International Conferences, of the Round Table of Archivists, Bucarest 1969, Jerusalem 1970, 1972) En La Administración Moderna de Archivos y la Gestión de Documentos: El Prontuario RAMP. París, Diciembre de 1985. pag. 1.

 

[6] TANODI, Aurelio. Id. en llamada p 1-2.

 

[7] DICCIONARIO ILUSTRADO LATINO-ESPAÑOL. Ed. Spec  p 283.

 

[8] SCHELLEMBERG, T. R. Archivos modernos, principios y técnicas. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. Publicaciones del Comité de Archivos de la Comisión de Historia, La Habana. 1985, p. 43.

 

 

Listado de Lecciones

Categoria / Titulo Leido
01 INTRODUCCION
INTRODUCCIÓN Y CARÁCTER GENERAL DE LOS ARCHIVOS 3861
02 CONTEXTO TEORICO
FUNDAMENTOS TEORÉTICOS DE LA ARCHIVOLOGÍA 3322
03 Lógica de los archivos
LÓGICA DE LOS ARCHIVOS 3804
04 FENOMENOLOGÍA DOCUMENTAL
FENOMENOLOGÍA DOCUMENTAL 4424
05 DOCUMENTACIÓN - INFORMACIÓN
DOCUMENTACION - INFORMACION 2939
06 Fundamentos en ciencias de la información
FUNDAMENTOS DE LA ARCHIVOLOGIA EN EL CONTEXTO DE LAS CIENCIAS DE LA DOCUMENTACION-INFORMACION 4461
07 aspectos filosóficos
DOCUMENTACIÓN, MATERIA PRIMA DEL CONOCIMIENTO ASPECTOS FILOSÓFICOS 2932
08 Clasificación en ciencias de la documentación
CLASIFICACIÓN DE LA ARCHIVOLOGIA EN EL CONTEXTO DE LAS CIENCIAS DE LA DOCUMENTACION. 4047
09 ARCHIVOLOGIA: TÉCNICA Y CIENCIA
ARCHIVOLOGIA: TÉCNICA Y CIENCIA 5970
10 EL CONCEPTO TRADICIONAL DE LA AR­CHIVOLOGIA
11 LA ARCHIVOLOGIA COMO CIENCIA SOCIAL
LA ARCHIVOLOGIA COMO CIENCIA SOCIAL 3912
12 DIVISIONES DE LA ARCHIVOLOGIA
DIVISIONES DE LA ARCHIVOLOGIA 4588
13 LA ARCHIVOLOGIA EN LA ORGANIZACIÓN DEL CONOCIMIENTO
LA ARCHIVOLOGIA EN LA ORGANIZACIÓN DEL CONOCIMIENTO Y LAS CIENCIAS DE LA DOCU­MENTACION 3633

Para poder participar de algún curso que promocione MundoArchivistico.com, se debe seguir los siguientes pasos:

  1. Registrar tus datos personales.

    Los datos mínimos para la inscripción son: nombre y apellido completo, tipo y número de documento de identidad, dirección de correo electrónico y domicilio de residencia. Este último dato, debe estar en forma clara, de acuerdo a la modalidad local, para el envió del certificado correspondiente.

    Si ya es un usuario registrado en MundoArchivistico.com [ iniciar sesión ]

     

    Inscribirse a "Tabularium"

     

  2. Realizar depósito o transferencia bancaria.

    Los depósitos se efectuaran a nombre de Víctor Hugo Arévalo Jordán, por monto correspondiente a la siguiente cuenta:

    NUEVO BANCO DE SANTA FE S.A.
    Sucursal: 503. Caja de Ahorro.
    Número de Cuenta: 503005080200
    Número de CBU: 3300503225030050802003

    Una vez realizado el depósito, se debe enviar por correo electrónico el número del talón del depósito, a la dirección info@mundoarchivistico.com.

  3. Recibir confirmación de inscripción y cronograma de actividades.

    Una vez que los datos personales y el depósito hayan sido verificados, usted recibirá, en la dirección de correo electrónico suministrado en su registración, la confirmación de inscripción y un cronograma de actividades del curso.

 

ACLARACIONES: MundoArchivistico.com no se hace responsable por un mal proceder en los procedimientos de inscripción y/o depósito por parte del usuario.

Volver / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios