No tenemos Cultura de Archivo

Publicado el: 22/05/2011 / Leido: 4170 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

No tenemos Cultura de Archivo

Fuente: http://www.larazon.es/

La lógica de la Guerra Fría convirtió a España en un lugar estratégico para Estados Unidos. Sus bases militares eran vitales para controlar el Mediterráneo. La dictadura de Franco aseguraba su estabilidad. Sin embargo, Washington también quería que España entrase en la OTAN y la Comunidad Europea, lo que les aseguraba su anclaje al bloque americano, y sólo podía hacerlo si era una democracia. Esta extraña dicotomía de intereses hizo que Estados Unidos prefiriese lavarse las manos y no forzar el proceso de democratización del país, tanto daba si eran presidentes republicanos como Nixon, Ford y Reagan o demócratas como Carter: se trataba de estar a la expectativa y, por encima de todo, asegurar las bases.


El Rey, figura clave
El historiador Charles Powell publica «El amigo americano» (Galaxia Gutenberg), un ensayo que repasa la relación bilateral entre España y Estados Unidos desde el tardofranquismo hasta la consolidación democrática. Son 20 años, del 69 al 89, que dibujan una tesis clara: el gran país defensor de los ideales democráticos no puso mucho empeño para que España fuera una democracia. «No querían que un posible conflicto desequilibrase sus intereses geopolíticos. Ellos llamaban a sus bases ??real state? (inmueble), como si fueran fincas», aseguró ayer Powell.
El historiador analiza las figuras clave de esa época, como Arias Navarro, Calvo Sotelo, Carrero Blanco y Don Juan Carlos. «Ellos confiaban en la figura del Rey como una forma de transición pausada, controlada en todo momento. Kissinger era su gran valedor y lo invitaron a Estados Unidos para darle a conocer a los propios españoles», afirmó Powell.

Uno de los grandes protagonistas de esos años fue precisamente Henry Kissinger, secretario de Estado con Nixon y Ford. «Se habla de su escuela realista de Asuntos Exteriores, pero su excesivo bagaje ideológico contra el comunismo no le dejó ver la importancia de la socialdemocracia en el proceso de transición. Fueron los embajadores quienes impusieron una cordura diplomática», señaló Powell, quien también hablo del enfado de Adolfo Suárez con Carter por su falta de apoyo contra ETA.


Sin una cultura de archivo
Durante más de cinco años, Powell ha investigado en archivos gubernamentales después de que fueran desclasificados tras los 30 años de rigor que tenían que pasar. Del Departamento de Estado al Consejo de Seguridad Nacional, y, de ahí, a las bibliotecas presidenciasles, Powell ha buceado entre miles de documentos. No lo ha tenido tan fácil para consultar en el archivo de Asuntos Exteriores español. «No tenemos cultura de archivo», dijo el historiador.


«El amigo americano»
Charles Powell
galaxia gutenberg
704 páginas. 24 euros.

Publicado el: 22/05/2011 / Leido: 4170 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios