LA VIDA SECRETA DE LAS PALABRAS

Publicado el: 14/02/2011 / Leido: 5126 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

LA VIDA SECRETA DE LAS PALABRAS

Fuente: http://www.lavozdigital.es/

A mediados del siglo XV, la broma pudo salirle cara. El artesano que esculpió el sello de plomo, destinado a distinguir un 'Privilegio Real' de Enrique III, se permitió el lujo de incluir un pequeño detalle, un guiño a la posteridad que vulneraba todos los protocolos de la época. Al fin y al cabo, ni el más afinado observador podría descubrir la burla. El medallón de metal representa la efigie del monarca, en cuyo regazo se perfila el escudo de Castilla: un torreón al uso, con sus adarves y sus almenas. En la ventana de uno de ellos, con precisión milimétrica, el orfebre había dibujado una mujer desnuda. Diminuta, mínima, casi inapreciable. La chica estaba destinada a permanecer oculta entre los legajos del Archivo de Medina hasta el fin de los tiempos. Pero hace unos meses, la investigadora María Regla Prieto y el fotógrafo Miguel Amrhein, aplicando una técnica de digitalización pionera en el mundo, la rescataron del olvido. La doncella, por primera vez en 500 años, volvió a lucir su trasero en público.

Es sólo un ejemplo de lo que la empresa gaditana Miscelánea de Cultura puede lograr con el nuevo método de análisis y reproducción de documentos, un sistema único (por ahora), que parte de la puesta en uso de los últimos avances tecnológicos en la digitalización de archivos, y que cuenta a su favor, entre otros parabienes, con un nivel de fidelidad al original sin precedentes. Además, no es necesario manipular las piezas, con lo que el proceso no deja ningún tipo de huellas en los escritos. Sus aplicaciones, tanto para investigación como para conservación, son infinitas. El Archivo Ducal de Medina y el Archivo Municipal de la ciudad han sido los primeros en comprobarlo.

A grandes rasgos, la idea consiste en someter al documento a cientos de microfotografías con luz de guía láser a capas infrarrojas y capas ultravioleta, el rasterizado de picos y valles y, posteriormente, ensamblar todas las imágenes. Un trabajo de chinos, «es cierto», pero que ofrece unos resultados inmejorables. «Dependiendo del grado de dificultad y del tamaño, se realizan entre un mínimo de 60 y un máximo de 300 fotografías base, aunque un documento de dificultad alta puede llegar a estar compuesto por más de mil tomas, que a su vez pueden contener otras docenas y docenas», explica Miguel Amrhein, responsable técnico de Miscelánea. Al contrario que con el escáner habitual, «el método empleado prescinde de presión mecánica, evita el aplastamiento de la documentación y permite la recuperación de datos a niveles y escalas poco o nada frecuentes en la actividad archivística». Es así como salió a la luz la moza indiscreta del sello efigiado de plomo, y como es posible rastrear pistas y matices que, de otra forma, pasarían desapercibidos para los 'detectives' del pasado.

Otro ejemplo. En la correspondencia nobiliaria, dadas las conspiraciones habituales del gremio, era frecuente que se incluyeran mensajes en clave. Una carta podía dar cuenta de los resultados de una reunión. Pero si el informante tenía sospechas de que el documento era susceptible de caer en manos 'enemigas', el sentido del texto podría tener uno u otro significado en función de si se incluían signos, puntuaciones o marcados en algún lugar del pliego. «Estoy bien», con una estrella casi inapreciable en una esquinita del papel, debía interpretarse como «Estoy mal». Las microfotografías de Miscelánea son capaces de localizar estos signos y otorgar así al documento su verdadera intención y relevancia.

Después del trabajo de digitalización de 40.000 de los documentos del Archivo Municipal de Medina (uno de los más importantes de España, con un total de un millón largo de piezas), María Regla Prieto considera su tarea, hoy más que nunca, «un arte». «La reproducción más fiel posible del documento, donde se puede apreciar exactamente su textura, el tipo de tinta utilizado, el tipo de soporte, etcétera, es, para nosotros, un objetivo prioritario. No primamos el continente al contenido, pero tampoco lo despreciamos». Un documento reproducido en el que no se aprecien las fibras del papel, las marcas de agua, «pierde información fundamental para los investigadores», resume. El trabajo de Miscelánea en el Archivo Ducal puede consultarse a través de la web de la consejería de Obras Públicas, y una muestra del realizado en el Archivo de Medina se ha presentado al público en una exposición llamada 'Libri ex Machina'. «El ayuntamiento ha demostrado una sensibilidad muy especial con el tema porque son conscientes de la rentabilidad cultural y social de este tipo de iniciativas», apunta Regla.

Gracias a esta nueva técnica, los investigadores podrán descubrir, por fin, la vida secreta de las palabras.

Publicado el: 14/02/2011 / Leido: 5126 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios