Alcoy recupera la crónica más antigua sobre los terremotos del año 1620

Publicado el: 29/11/2009 / Leido: 7316 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Alcoy recupera la crónica más antigua sobre los terremotos del año 1620

Fuente: http://www.lasprovincias.es/

Alonso García Molero autor  del documento precisa los desastres materiales y humanos que provocaron los seísmos en la villa..al del formulario

En el Archivo Municipal de Alcoy fue hallada la crónica impresa más antigua conocida hasta el momento sobre los terremotos que sufrió la ciudad en 1620, y que dieron lugar al patronazgo de San Mauro. El documento fue escrito por Alonso García Molero, que la dedicó al corregidor de la ciudad de Granada, donde fue impreso en 1621, pocos meses después del seísmo alcoyano. El municipio ya dispone de una copia de esta crónica gracias a las facilidades prestadas por la directora de la Biblioteca Valenciana.

El temblor de la tarde del 2 de diciembre de 1620 fue el más violento y devastador de la historia de la ciudad de Alcoy. Provocó la ruina de los principales edificios de la villa, entre ellos el monasterio de San Agustín, que perdió tres de las cuatro torres que flanqueaban el recinto, se hundió el coro de su iglesia y bajo sus escombros quedaron sepultados siete religiosos. El convento de San Francisco quedó a su vez inhabitable y varias casas y trozos de la muralla se hundieron, provocando la muerte de 22 personas.

El titulo de la crónica dice 'Relación muy verdadera de un caso muy espantoso y lastimoso que en la villa de Alcoy, Reyno de Valencia, sucedió', localizado en el Archivo Municipal de Alcoy en la sección de Fondo Antiguo de la Biblioteca Valenciana, ubicada en el monasterio de San Miquel de los Reyes, y que confirma la veracidad de estas noticias. Según ha indicado el director del archivo alcoyano, Josep Lluís Santonja, «la relación es muy completa y precisa, por lo que seguramente algún testimonio le narró al autor lo que pasó en la época y todos los desastres y daños que causó el terremoto».

De este modo, Alonso García Molero indica en el documento que dedicó al corregidor de la ciudad de Granada, donde fue impreso en 1621 pocos meses después del seísmo de Alcoy, que en total se vieron afectadas aproximadamente 200 personas y que los efectos del seísmo se dejaron sentir hasta en el Carrascal, donde la ermita de Sant Antoni quedó también completamente arruinada.

A raíz de los temblores sucesivos, los vecinos acordaron, la mañana del 3 de diciembre de 1620, la elección de San Mauro mártir como patrono protector contra los terremotos por ser el santo del día. Finalmente, en 1625 se acordó también levantar una ermita en el mismo olivar donde había estado expuesto el Santísimo durante los terremotos de 1620, y el 21 de noviembre de 1626 se puso la primera piedra del futuro templo de San Mauro mártir.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcoy, Rosa Sánchez, ha destacado la importancia de este nuevo descubrimiento por parte del Archivo Municipal de Alcoy, y en concreto de Josep Lluís Santonja, «que es el que se encarga día a día de buscar y rescatar en bibliotecas y fondos antiguos documentos relacionados con la ciudad».

Asimismo, Sánchez ha significado que «se trata de una crónica impresa muy valiosa, al tratarse de la más antigua en referencia a este suceso que posee la biblioteca alcoyana, consiguiendo de este modo remontarnos un poco más en el tiempo de la documentación que actualmente poseemos», y ha añadido que «precisamente adquiere mayor relevancia porque hoy -por ayer- empezamos con la festividad del patrón San Mauro mártir».

Publicado el: 29/11/2009 / Leido: 7316 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios