Cabrera Infante a 10 años de su muerte: editan escritos desconocidos sobre Cuba

Publicado el: 19/09/2015 / Leido: 1797 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Cabrera Infante a 10 años de su muerte: editan escritos desconocidos sobre Cuba

Como parte de sus Obras completas ahora aparece el volumen Mea Cuba antes y después, que reproduce artículos dispersos sobre la revolución, desde los 60 hasta su muerte en febrero de 2005.

Javier García16 de septiembre del 2015 / 10:17 Hrs

Estaban a la vista las consecuencias del ciclón Charlie, que había alterado el paisaje cubano en agosto de 2004. Trabajadores voluntarios recogían las ramas y los troncos caídos de los árboles. Otros reparaban el tendido eléctrico. Las consecuencias del ciclón afectaban a gran parte de la isla.

"Pude ver así cómo era la vida en Cuba fuera de La Habana. Vi a gente desharrapada haciendo labores de limpieza de escombros vegetales, pero vi también la extrema pobreza en que viven los cubanos del campo”, escribió Guillermo Cabrera Infante en un artículo que solo fue conocido después de su muerte, ocurrida en febrero de 2005, a los 75 años. 

 
 
 
 
 
 
 

El escritor cubano, que desde 1959 apoyó la revolución castrista, se desencantaría del régimen estando como agregado cultural en Bélgica, en 1962. Al volver fue detenido por el Servicio de Contrainteligencia que lo tuvo preso cuatro meses. Pronto partiría a Inglaterra, y Londres sería su residencia definitiva hasta su muerte.  

Su relación de amor y odio con Cuba quedaría registrada en una serie de libros desde Tres tristes tigres hasta su labor en la prensa, donde publicó una gran cantidad de columnas y artículos. Desde el suplemento cubano Lunes de Revolución hasta sus textos salidos en el diario El País, de España. Ese trabajo ahora se recoge en el libro Mea Cuba antes y después, que el sello Galaxia Gutenberg publica como parte de sus Obras completas, en un volumen que supera las 1.200 páginas.  

“Los cubanos eran los sirvientes de los turistas extranjeros y parecían hacerse invisibles entre el boato de los buffets y los juegos de mar, en que hombres rubios remaban ociosos en kayaks y piragüas de lujo, mientras rubias espléndidas se paseaban inocentes por la playa exhibiendo la última moda de biquinis cómplices”, apuntaba el Premio Cervantes 1997 en un escrito incluido en el nuevo ejemplar. 

El título Mea Cuba es la cita al libro que Cabrera Infante publicó en 1992. Un conjunto de artículos y ensayos sobre su patria, que él mismo llamó como “el testamento político de un autor viviente”. En ese volumen también se hablaba de literatura, profundizando en la obra de José Martí (“Con todos sus excesos, por todos sus excesos, su escritura es el aparato barroco, conceptista y elocuente, más poderoso que ha producido la literatura española desde Quevedo”) y Alejo Carpentier (“Sufría dos obsesiones: el arte de la novela y el Premio Nobel de Literatura (…) Sus libros se volvieron pobres en prosa pero ricos en política con el fin de satisfacer al poder en La Habana”), entre otros. 

“Guillermo estaba entusiasmado con la revolución. Si se metió luego en tantos líos por ser crítico, si soportó insultos y escupitajos es porque se sentía culpable, porque creyó y se sintió engañado. Cuando fue a Playa Girón y vio que mandaban los rusos se espantó. Volvió a casa y se echó a llorar”, dice hoy la viuda del escritor, Miriam Gómez, al diario español El País. 

http://www.latercera.com/

 

Publicado el: 19/09/2015 / Leido: 1797 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios