Toda una vida hablando con papeles

Publicado el: 10/06/2015 / Leido: 5369 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Toda una vida hablando con papeles

Antonia Heredia, maestra de varias generaciones de archiveros, recibe el homenaje de sus colegas en el Archivo de Indias, donde trabajó 30 años

FRANCISCO CAMERO SEVILLA | ACTUALIZADO 10.06.2015 - 05:00

La primera vez que Antonia Heredia Herrera entró en el Archivo de Indias la recibió una mujer mayor, amable, muy formal y seria, que le confesó que hablaba con los documentos. A la joven estudiante de Historia de 1954 le dieron ganas de "salir corriendo". Pero no lo hizo y la veterana maestra de varias generaciones de archiveros de Andalucía de hoy, la teórica y docente admirada en España e Iberoamérica a veces con verdadero respeto reverencial, la mujer que ha dedicado toda su vida profesional a "hacer de la archivística una disciplina científica respetada", empezó pronto a comprender a aquella archivera que con el aire ensimismado que dan las labores silenciosas y absorbentes le confesó aquella cosa extraña, que hablaba con viejos papeles de hacía siglos. "Hasta el punto -recordó ayer- de llegar a tener una relación de amistad con Felipe II, cuya letra conocía desde lejos". 

Ayer, en el Día Internacional de los Archivos, Antonia Heredia recibió un homenaje de sus colegas en el Archivo de Indias, donde trabajó durante 30 años, hasta 1984. El acto, presidido por el director de la institución, Manuel Ravina, estaba promovido por el Ministerio de Cultura, y no es más que el primer paso, según señaló Ravina, para solicitar la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo para una mujer en cuyo primer expediente laboral, escrito a mediados de los 50 por su primer superior, se alababa ya su "puntualidad, competencia, celo y amor al servicio". 

Madre de cinco hijos y viuda desde muy joven, Heredia encontró en sus queridos documentos una vocación innegociable, en los momentos más difíciles, "un refugio", y a la postre, como reconocía ayer, emocionada, arropada por muchos de sus colegas, que llenaron la sala donde se celebró el acto, "mucha más satisfacción, honra, amigos y risas" de lo que nunca en su juventud, cuando todavía pensaba que acabaría estudiando Matemáticas, había sido capaz de imaginar que podían darle esos archivos -también pasó por el General de Andalucía y por el de la Diputación de Sevilla- a los que se dedicó con "carácter indomable". 

María Antonia Colomar, subdirectora del Archivo de Indias, Remedios Rey, antigua directora del Archivo Provincial de Huelva; y Mateo Páez, jefe del Departamento de Archivos de la Junta de Andalucía, discípulos los tres, cada uno a su manera, de Heredia, participaron también en el homenaje, glosando el perfil profesional y humano de una mujer que escribió en 1986 un manual, Archivística General: Teoría y Práctica, que sigue siendo de obligada consulta a los dos lados del Atlántico, que es la principal responsable del corpus legal por el que hoy se rigen los archivos y el patrimonio documental en Andalucía y que nunca dejó de ejercer de historiadora, como americanista impeninente, su otra gran pasión. El hermoso pañuelo con el mapa del México antiguo que recibió como agasajo al final del acto ratificó lo que ella misma había dicho poco antes: "Aparte de José Joaquín, mi compañero del alma, mi vida han sido mis hijos, mis archivos y América. Han sido 61 años de trabajo ininterrumpido... y lo que me queda".

http://www.diariodesevilla.es/

  •  

 

Publicado el: 10/06/2015 / Leido: 5369 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios