AMIA: una causa con 135 mil fojas, una desclasificación en marcha de documentación secreta y un trabajo a largo plazo

Publicado el: 12/04/2015 / Leido: 5207 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

AMIA: una causa con 135 mil fojas, una desclasificación en marcha de documentación secreta y un trabajo a largo plazo

(Especial de NA por Sergio Farella) -  La investigación por el atentado a la AMIA prosigue en un mar de  dificultades dadas por el paso del tiempo y una abundante  documentación recientemente incorporada, aunque con objetivos  definidos a corto plazo.

 Con más de 20 años de investigación, unas 135 mil fojas del  expediente central y unos 200 cuerpos de pesquisas paralelas en  torno al atentado, los cuatro fiscales designados por la  Procuración General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, para  reemplazar al fallecido Alberto Nisman ya comenzaron a dar los  primeros pasos.

   Los cuatro fiscales designados a principios de febrero para  hacerse cargo de la causa, Sabrina Namer, Roberto Salud, Patricio  Sabadini, y Juan Patricio Murray, comenzaron a trabajar hace  semanas sobre lo que ya trabajó su antecesor, y recién la semana  pasada les fue cedido el despacho que ocupaba Nisman, pues estaba  clausurado en función de la investigación por su muerte.

   La tarea pronta que llevan adelante los fiscales es revisar  una desordenada, abundante (llegando a ocupar una habitación de  ocho metros por 10) y desconocida en parte documentación que  desclasificó la Secretaría de Inteligencia recientemente sobre la  causa AMIA.

   Mucha de esa documentación que se está empezando a revisar ya  fue soporte de prueba de mucho de lo realizado por Nisman desde  2005 a la fecha, y otra tanta son nuevos datos que se irán  procesando.

 

  Aunque es una tarea ardua, es un mar de documentación que no  está sistematizada y que quienes la revisen empezarán a  categorizarlas, desempolbar documentación que está en biblioratos  o suelta en cajas, y certificar lo que se hizo y lo que se puede  hacer.

   Por ahora la investigación sigue como pista más firme aquella  que apunta a los iraníes como responsables de volar la AMIA,  incluso siguen vigentes las alertas rojas y los cuatro fiscales  continúan el trabajo que ya se hizo.

   “No hay una tarea de revisar si lo que se hizo está bien o  mal, ya pasó el tiempo y un juez convalidó todo lo actuado”,  confió una fuente a NA.

   La investigación sigue encaminada hacia lograr la concurrencia  de los iraníes, pendientes de si prosperará en la Justicia el  memorándum de entendimiento con Irán (hasta ahora declarado  inconstitucional y con un fallo pendiente de la Cámara Federal de  Casación Penal).

   Y, paralelamente, colaborando con otras causas anexas como son  la de presuntas irregularidades en la pesquisa o bien en la  propia denuncia de Nisman, pues son frecuentes los pedidos de  cooperación de quienes pugnan porque aun se investigue la nueva  denuncia por encubrimiento.

   En lo que hace a la investigación del atentado, los fiscales  en las últimas semanas se reunieron con los familiares de  víctimas del atentado pero entre ellos la opinión está muy  dividida: algunos convalidan la investigación que hasta ahora  hizo Nisman y para otros es totalmente insignificante.

   Pero en sendas reuniones, un sector de los familiares le  sugirió a los nuevos fiscales una serie de pruebas que restan  hacer o bien profundizar, y sobre eso también están trabajando.

   La expectativa del nuevo equipo de trabajo de la causa AMIA  tiene un objetivo que son conscientes que es a largo plazo, que  es en dar con los responsables del atentado; y otros más cortos e  inmediatos que tienen definiciones concretas.

   Una de las expectativas a mediano plazo es qué ocurrirá con la  causa por las presuntas irregularidades y el encubrimiento del  atentado: está pendiente un juicio que tiene en la mira al  entonces juez Juan José Galeano, al ex presidente Carlos Menem;  y al ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, entre otros.

   La otra posta a mediano plazo es qué ocurrirá con Carlos  Telleldín, el único que ahora está otra vez en camino a juicio  oral y público por haber sido -según la acusación- la última  persona en haber tenido acceso a la traffic luego utilizada como  coche bomba.

   La investigación sobre el atentado sigue los pasos que Nisman  ya dio.

   Los nuevos fiscales trabajan sobre lo que ya se hizo  aunque también se siguen atendiendo la aparición de nuevos datos:  la muerte de Nisman y la denuncia por encubrimiento que éste hizo  contra la Presidenta reflotó a aquellos denunciantes que recién  hoy se presentan en la Unidad AMIA asegurando tener nuevas  informaciones.

http://www.diarionorte.com/

 

Publicado el: 12/04/2015 / Leido: 5207 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios