Muestran documentos inéditos de Posadas

Publicado el: 29/01/2013 / Leido: 3388 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Extraído: www.milenio.com

autor:Letizia Sanchez Medel

Helia Emma Bonilla Reyna encontró en el Archivo General de la Nación textos que permiten conocer mejor la forma de laborar del ilustrador.

 

México • Saber cuánto cobraba José Guadalupe Posada por uno de sus grabados, es una de las incógnitas a las que da respuesta la investigadora Helia Emma Bonilla Reyna en el libro José Guadalupe Posada a cien años de su partida.

Su indagación de varios años sobre la caricatura y el grabado del siglo XIX, en particular sobre el quehacer del artista hidrocálido, le permitieron a Bonilla Reyna encontrar en el Archivo General de la Nación (AGN) un documento revelador.

“Se trata de un expediente en el que Posada demanda a un editor porque no le paga; incluso viene una factura, donde vemos cuánto ganaba. Esto es muy interesante porque Posada muere solo y no nos deja nada, ni un escrito; es decir, documentos de Posada básicamente no hay. Lo relevante de este hallazgo encontrado en el AGN es que estos papeles están con la firma autógrafa de Posada”, comenta la investigadora.

La especialista dice que la factura en la que se exige el pago de tres pesos por un grabado es de 1900; aunque hay que aclarar que era por un trabajo que hizo Posada en 1898, año en que su abogado interpuso la demanda.

“Percibir tres pesos por uno de sus trabajos sí era bastante dinero si lo vemos en relación con lo que ganaba un obrero, que por una semana de trabajo recibía 4.50 pesos; de acuerdo con las noticias hemerográficas, con seis pesos semanales las personas podían vivir”.

Es interesante constatar que Posada no ganaba mal, que su trabajo era bien pagado, por lo que pudo haber vivido con cierta holgura; el problema fue su alcoholismo, el que lo llevó, probablemente, a morir a punto de cumplir los 61 años, en medio de la pobreza.

Hay una carta en la que el editor en cuestión le solicita a Posada que haga una imagen, y se la pide por la mañana para que la tenga lista por la tarde, lo cual también da cuenta de las formas y tiempos de trabajo del grabador.

“En esta misiva le dice que necesita una caricatura y le describe cómo la quiere… Después, buscando, encontré esa imagen en Estados Unidos, en un periódico de 1898”.

En este volumen, editado por Banamex, se publican materiales que no se conocían y que encontró Bonilla hace dos o tres años. Algunas de las imágenes poco conocidas presentadas en este ejemplar son algunos de los trabajos que Posada hizo en León, Guanajuato.

Al lado de estos materiales casi inéditos, también incluye aquellas obras muy difundidas que son muy relevantes para entender la creación de Posada.

Precisa la investigadora que su objetivo en este libro fue mostrar que la obra de Posada es muy variada porque su labor creativa fue mucho más amplia.

Nuevas aportaciones

En el libro José Guadalupe Posada a cien años de su partida, Helia Emma Bonilla Reyna realiza una revisión panorámica del artista, donde habla de su labor de principio a fin. En esta incesante búsqueda descubrió que uno de sus principales editores fue Rafael Reyes Spíndola, quien en aquella época era alguien así como Emilio Azcárraga: uno de los grandes empresarios de los medios de comunicación, en especial de la prensa.

“Eso no se conocía. Yo siempre me había preguntado por qué Posada no había trabajado con Reyes Spíndola. Lo que encontré es que colaboró con él, pero en una etapa muy temprana, en El Universal, lo cual es muy importante porque su obra de esos años está hecha con técnicas que Posada no había utilizado hasta entonces”.

En el volumen se reproduce una imagen en la que muestra a una niña-fenómeno que tiene la cara en el trasero, “lo que me parece interesante, porque, con su frío dibujo, muestra cómo Posada se adapta al tono científico o pseudocientífico del artículo que ilustró, y que se publicó en el periódicoEl Universal, de Rafael Reyes Spíndola”, explica la autora del libro.

Por todo lo anterior, subraya Bonilla Reyna, este descubrimiento es una de grandes aportaciones del libro José Guadalupe Posada a cien años de su partida.

Asimismo en este volumen se da cabida a las polémicas generadas alrededor de la obra de Posada; una de ellas es la cuestión de las técnicas con las que trabajó, y otra es la referente a la posición política. Sobre esto comenta la autora: “Lo que hago es aportar información; mi intención es abrir líneas de investigación que permitan discutir más a fondo esas cuestiones”.

Satisfecha con su investigación publicada con motivo del centenario luctuoso del caricaturista, Bonilla Reyna presentará su libro el martes 29 de enero en el Palacio de Cultura Banamex.

Publicado el: 29/01/2013 / Leido: 3388 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios