Exhibirán el documento papal de 1493 que dividió el Nuevo Mundo

Publicado el: 12/10/2011 / Leido: 4864 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:



Exhibirán el documento papal de 1493 que dividió el Nuevo Mundo

Se trata de la bula que delimitó los dominios marítimos y coloniales de España y Portugal

Por Elisabetta Piqué  | LA NACION

ROMA.- Más de cinco siglos después de ser promulgada, la bula Inter cetera , también llamada "de partición", con la que en 1493 el papa Alejandro VI determinó el futuro del Nuevo Mundo -descubierto el 12 de octubre del año anterior por Cristóbal Colón-, será uno de los tesoros que saldrán por primera vez del Archivo Secreto Vaticano el año próximo.

El documento delimitó las colonias de España y Portugal en las tierras recién descubiertas y pidió a los monarcas de ambos países que enviaran misioneros para convertir a los indígenas al cristianismo. La bula es uno de los 100 documentos que serán exhibidos en Lux in Arcana, el Archivo Secreto Vaticano se Revela ( www.luxinarcana.org), una muestra sin precedente que tendrá lugar en los Museos Capitolinos de esta ciudad entre febrero y septiembre de 2012, por los 400 años de la fundación del Archivo Secreto Vaticano.

El 12 de octubre de 1492, después de 69 días de navegación, Cristóbal Colón ancló su carabela, la Santa María, cerca de la isla de Guanahani, futura isla de San Salvador. En su intento de alcanzar por vía marítima Catai y Cipango (China y Japón) por una nueva e inexplorada vía, el navegante les donó a España y a Europa el Nuevo Mundo.

Nacido en Génova en 1451, Colón se había establecido en Portugal, donde se apasionó por la exploración y estudió el modo más rápido de llegar a Cipango y a otras tierras desconocidas por vía marítima. En 1484 propuso su proyecto al rey de Portugal. Tras su rechazo, probó con los monarcas de Castilla y Aragón. Pese a que éstos también le dijeron que no, Colón insistió. Años más tarde, en pleno fervor de la guerra de reconquista cristiana de España, logró un acuerdo con los reyes de España para que le financiaran la aventura. Así, el 3 de agosto de ese mismo año zarpó hacia Occidente desde el Puerto de Palos, para ingresar en la historia con mayúsculas.

Después de su regreso a Europa, en marzo de 1493, el papa Alejandro VI (el español Rodrigo Borja), luego de un pedido de los monarcas españoles, que temían las reivindicaciones territoriales realizadas por el rey Juan II de Portugal, publicó una serie de documentos, entre los cuales el más importante es la bula Inter cetera , del 4 de mayo de 1493.

Con este documento, el papa -en virtud de su autoridad apostólica sobre las tierras occidentales del ex Imperio Romano, ejercitada a raíz de las prerrogativas atribuidas a los pontífices por la falsa donación de Constantino- les entregó a los reyes españoles la posesión de todas las islas y tierras descubiertas y de las que se descubrieran en el futuro al oeste de una línea de frontera ideal Polo Norte-Polo Sur idealmente trazada a unas cien leguas de las islas Azores y de las islas de Cabo Verde.

Con este acto, el Pontífice delimitó el dominio marítimo y colonial de España y Portugal. El Papa también les pidió a los monarcas enviar cuanto antes a misioneros católicos para convertir a la verdadera fe de Cristo a las poblaciones indígenas. El documento tuvo una inmensa repercusión en los años siguientes. El Tratado de Tordesillas, de 1494, entre los reyes de Portugal y España, corrió las fronteras de las respectivas zonas de influencia a 370 millas de la línea ideal trazada por el papa.

"Habría que estudiar si realmente estaban de acuerdo en ese momento España y Portugal, que de todos modos le hicieron caso al papa", dijo el cardenal argentino Jorge Mejía, que fue titular de la Biblioteca y del Archivo Secreto Vaticano entre 1998 y 2003. El prelado destacó que el documento fue algo "no puramente político o geográfico, sino que también existía la preocupación por la evangelización de las tierras recientemente descubiertas".

ACTO INTERRELIGIOSO POR LA PAZ MUNDIAL

El cardenal Jorge Bergoglio y varios obispos encabezaron ayer por la tarde un encuentro interreligioso con dignatarios de confesiones cristianas y otros credos, organizado por la Conferencia Episcopal Argentina, en el que se recordó el 25º aniversario de la Jornada de Oración por la paz del mundo convocada por el entonces Papa Juan Pablo II en Asís, en 1986..

Publicado el: 12/10/2011 / Leido: 4864 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios