Nociones Generales para la Ordenación y Clasificación de los documentos de archivo

Publicado el: 10/05/2016 / Leido: 4141 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

 

Técnicas Documentales

De Archivo

ORDENACIÓN Y CLASIFICACIÓN

DE LOS DOCUMENTOS

DE ARCHIVO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOCIONES GENERALES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La existencia de archivos y de algunas de sus técnicas actuales, datan de épocas remotas. Los archivos comenzaron a formarse prácticamente desde la aparición de las escrituras. Los egipcios, predecesores de muchos conocimientos de la actualidad, los sumerios y los macedonios, en el florecimiento de sus respectivas civilizaciones, - detalle a considerar, - se vieron en la necesidad de crear depósitos dedicados a la conservación de los documentos.

Este fenómeno, de carácter netamente social, es considerado como una constante en la historia de la humanidad, permite aseverar que la formación de los archivos responde a una necesidad explicita, en la medida que aumenta el número de la población, se requiere de una memoria más amplia que de testimonio de todos sus acontecimientos, sociales en primera instancia, que posteriormente pueden convertirse en históricos.

Esta aseveración, nos lleva a manifestar, con justa razón, que en los grados de civilización superior, es decir, bajo determinadas condiciones como la existencia de todo un contexto jurídico-cultural, se establecen como determinantes para la formación de archivos.

La Archivología como ciencia en formación es relativamente moderna, surge como una técnica empírica para dar arreglo y conservación de los archivos[1]. La configuración como ciencia independiente y como ciencia auxiliar de la Historia, es reciente.

Fueron muchos los archiveros preocupados por este desarrollo, sustentado en la misma necesidad de información de las instituciones y sus administraciones, algunos hitos son reconocidos, como la difusión del Manual de los archiveros Holandeses Muller, Feith y Fruin, que se editara en 1898.

La Archivología, que se diferencia conceptualmente de la Archivística, por la aplicación de tecnología moderna, se vio forzada a asimilar conocimientos de la Diplomática, Paleografía Biblioteconomía, Historia y finalmente Administración, colaborando en su desarrollo, pero al mismo tiempo creando una dependencia inclusive del lenguaje de sus fuentes. El desarrollo de los archivos administrativos, logrará en cierta forma, buscar menos dependencia de la influencia negativa de la historia y la Biblioteconomía sobre los Archivos.

La Archivología tiene sus alcances demasiado amplios, lo que al momento de la formación de profesionales, presenta variadas opciones de aplicación, pero básicamente sus alcances pueden citarse:

-Definición de la misma y establecimiento de su campo de estudio. Lo que conforma todo un cuerpo teórico permanentemente actualizado.

-Análisis de su objeto, de su método y de su finalidad.

-Elaboración, estudio y aplicación de los principios relacionados a sus actividades como profesión.

-Gestión de documentos y administración de archivos a lo largo del Ciclo Vital De Los Documentos

-Estudio de la evolución de la práctica archivística en todos sus campos.

-Bibliografía y formación profesional.

Consideración de las instalaciones, conservación material, reproducción en todas sus variantes y con toda su problemática.

La Archivología requiere entonces para logro de sus fines, el auxilio de otras ciencias: Diplomática, Paleografía, Cronología, Sigilografía, Historia institucional, el Derecho Administrativo, Administración, Arquitectura, Restauración, Reproducción, Química, Biología e Informática.

A la archivología la podemos considerar sin muchas vueltas como una ciencia de las clasificaciones, porque en cada uno de sus aspectos o capítulos, clasifica previamente sus conocimientos y los aplica a los distintos contenidos que participan de su saber.[2]

La necesidad explícita de la formación de los documentos y de su posterior centralización en archivos, desde la antigüedad, podemos clasificarlas en dos cualidades;

La cualidad testimonial: de las decisiones jerárquicas, sean de realeza o no, se "petrifican" para su conservación permanente, constituyéndose en memoria de las actividades de determinado ejercicio administrativo, político o simplemente de poder.

La cualidad de constancia: efectúa evidencia sobre la propiedad o un derecho adquirido, producto de una cultura intelectual en desarrollo; que permite conceptuar los valores de bienes y propiedad, los mismos que al ser registrados en un documento, cobran valor legal y de requisito para demostrar ante herederos y comerciantes, la acreditación de la propiedad como tal. Son los aspectos que determinan el estado jurídico, la organización del gobierno que hace prevalecer ese estado de derecho.

Lo evidente es que en la antigüedad existieron depósitos documentales, sean estos con un nombre u otro, modificándose los soportes documentales acorde con el desarrollo tecnológico del momento.

La aparición y su desarrollo de la escritura, origina la necesidad de un depósito con propósitos específicos, reunir, ordenar, conservar y recuperar la información celosamente guardada. Paralelamente con el desarrollo de la escritura, se conforman varias clases de documentos; los cuales contribuyen al conocimiento diplomático, y permiten posteriormente la aparición de la Paleografía.

Con la aparición de la imprenta, se distingue fehacientemente los documentos librarios, se diferencian de documentos administrativos por la finalidad de su creación y su esencia. Los documentos librarios encierran pensamientos, por decirlo así, mientras que los documentos administrativos eran fruto de una acción o una decisión.

Los descubrimientos continuos realizados por la Arqueología, contribuyen aportando datos de interés sobre esta rama del saber, es así que en las excavaciones realizadas en la Mesopotamia y zonas del Asia Anterior, se descubren continuamente tablillas de arcilla, aún cuando no manifiestan un orden perceptible, se comprueba la existencia de cantidades documentarias generalmente ubicadas en los palacios reales o en los templos, estos últimos son considerados como los repositorios mas antiguos; donde se conservaron las notas de los sacerdotes sobre asuntos oficiales y sobre la administración de los bienes pertenecientes al templo, lógicamente que existen documentos sobre asuntos seculares.

Los palacios reales o de magistrados allegados al rey, conservaban los diplomas, leyes y demás textos, escritos unas veces en piedra, otras en madera, metal, cera, papiro, y mas tarde en pergamino y papel. Es decir, efectuamos una clasificación de los soportes documentales. En soportes blandos y duros, atendiendo a la naturaleza intrínseca del soporte.

Los archivos constituyen definitivamente, el depósito natural donde se conservan primero y luego son consultados, todas las series de escritos llamados de "acción" Acto, hecho, actuación; o de decisión, resolución, determinación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ARCHIVOS: TÉCNICA Y CIENCIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los archivos resguardan documentos que difieren en la apreciación de su valor con el transcurso del tiempo, sometiéndose generalmente a la investigación histórica. Estos documentos pueden ser diferentes en su significado, pero mantienen información de una organicidad, los archivos son esencialmente orgánicos.

El desarrollo de la investigación en la sociología, al igual que en la historia económica, cobraron importancia al finalizar la segunda guerra mundial, lo que obligó a prestar una mayor atención de la organización de los archivos, asimismo se comprende que los documentos encierran un valor incalculable en investigaciones de la Etnología, Diplomática, Paleografía (hoy Grafística).

Se modifica enormemente el interés por los documentos en el transcurso del anterior siglo, lo que permite un amplio desarrollo sobre las Técnicas Documentales. Esto nos lleva a la conclusión de que todo archivo debe estar preparado para el servicio de investigación, y no solo en la consulta eventual de documentos administrativos, sino facilitar información continua que permita adquirir un mayor conocimiento en el campo científico o como en el caso de las actuaciones administrativas, tomar decisiones acertadas. Esto compromete a quienes hasta ahora, en forma idónea se hicieron cargo de los archivos, se establece entonces que la función básica de todo archivero es permitir el acceso a los documentos. Para llegar a esta conclusión, se han desarrollado una serie de experiencias hasta conformar, el conocimiento actual, que es solo el comienzo. El acceso a los documentos se lograba solo por los medios descriptivos. La ordenación y la clasificación es un proceso aplicado muy recientemente.

Las necesidades de información adecuada en la toma de decisiones, permiten aplicar un conjunto de técnicas que aglomeradas bajo una misma dirección, conforman un saber, aun naciente, pero que desarrolla en la medida que la sociedad demanda un mayor conocimiento social. La archivología surge necesariamente.

El conocimiento sobre los archivos tiene modificaciones continuas; se habla de archivos públicos, privados eclesiásticos, de archivos administrativos, económicos e históricos; clasificamos a los archivos por sus fines concretos, por los soportes que contienen o por el aspecto legal que los sustentan. El papel de los archivos desorganizados no favorece la perduración de los documentos, no permiten una adecuada selección documental. La ordenación documental de los archivos se convierte en una técnica documental, que adecua el control para el archivero.

La dinámica documental hace necesario un estudio sobre su comportamiento, se establecen principios, de acuerdo a estos permanentes análisis, existen estudios paralelos sobre el comportamiento de la información contenida en los documentos; se generan investigaciones al respecto, la Archivología alcanza el nivel de ciencia y se engloba en las ciencias de la documentación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONCEPTOS DEL DOCUMENTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El documento es la materia prima de nuestros estudios, el objeto formal de la Archivología y de las Ciencias de la Documentación. Archivísticamente hablando, significa cualquier escrito o imagen impregnado en un soporte relativo, sirve para suministrar o conservar la información. Es ambiguo hablar del documento sin su contexto, su definición varía de acuerdo con la ciencia o disciplina que lo estudia:

Se define el documento como "cualquier soporte de cualquier índole que contiene información de interés para una determinada materia"[3]. Al decir soporte se especifica como papel, cinta magnetofónica, tela, papiro, pergamino, etc., cualquier objeto que en su contenido guarda un signo determinado como información que deber ser extraída por quien o quienes se interesen. Si bien podemos realizar una clasificación del documento por sus soportes, no interesa mas realizar por su objetividad[4]

Documento privado: El adjetivo privado se refiere a lo que se ejecuta en confianza o en familia, sin ceremonia ni formalidad, que está reservado a una sola persona o a un pequeño grupo de personas, por oposición a público. Como acto particular y personal de cada uno. Desde el punto de vista de la economía, se considera un sector privado. Sector de la economía de un país generado por las empresas, las economías domésticas e instituciones privadas con fines de lucro. El criterio que separa el sector público y el sector privado de la economía es la naturaleza de las decisiones económicas. Es decir, se considera que pertenecen al sector público las instituciones cuyas decisiones son adoptadas por una autoridad centralizada y al sector privado aquellas cuyas decisiones están condicionadas por el mercado.  Por un lado existen empresas de titularidad pública que se rigen por el mercado (sus decisiones se adoptan a partir de la lógica del mercado) y otras empresas de titularidad pública combinan en su gestión las decisiones de carácter público con aquellas que emanan de la lógica del mercado.

El Documento privado, entonces, es el producido por entidades privadas y particulares. También se interpreta como el redactado por partes interesadas, con testigos o sin ellos, pero sin intervención de notario o funcionario público que le de fe o autoridad.

Documento público: El adjetivo público es bastante ambiguo en sus significados, pero en términos generales nos dice perteneciente o relativo a toda la comunidad, por oposición a privado. Desde el punto de vista económico y político, se habla del sector público, como el conjunto de actividades económicas en las que el Estado participa o ejerce un control directo de la gestión.

El documento público es entonces "El otorgado o autorizado, con las solemnidades requeridas por la ley, por notario, escribano, secretario judicial u otro funcionario público competente para acreditar algún hecho, la manifestación de una o varias voluntades y la fecha en que se producen"[5] Documento producido por entidades públicas o estatales.

Documentos administrativos: "Los provenientes de la autoridad administrativa o los autorizados por ella. Cualquiera relacionado con la administración pública. El de carácter privado, desde que se incorpora a un expediente o a actuaciones de índole administrativa. El relacionado con la administración, gestión económica y organización de los asuntos privados. A efectos registrales, los que, por reunir autenticidad y proceder de autoridades o funcionarios públicos, tienen acceso al Registro de la Propiedad, como admisible y eficaz titulación[6]. La enorme variedad de los documentos administrativos, no llevan aun a una nueva clasificación, que podemos resumir sin agota el tema:

El término administración implica la acción y efecto de administrar. Esta acción se interpreta como un conjunto de actos de gestión y disposición ejecutados sobre un patrimonio.

Documentos administrativos públicos: Se sustentan  en la gestión de los intereses públicos, realizada por los organismos competentes y el conjunto de organismos encargados de cumplir esta función.

Documentos administrativos eclesiásticos: Son los emanados del poder ejecutivo de la Iglesia, que comprende una dimensión espiritual, referente a las jerarquías, jurisdicción, etc., y una dimensión temporal, referida a la gestión de bienes y servicios.

Documentos administrativos militares: Parte de la Administración pública del Estado que se ocupa de gestionar todos los asuntos militares.

Documentos administrativos diocesanos: Derivados de un diócesis, que tiene a su cargo la recaudación de los ingresos o de las rentas de una diócesis y su empleo en los gastos de la misma.

Documentos administrativos centrales: Derivados de la Administración central, o el conjunto de órganos superiores de la administración pública.

Documentos administrativos autónomos: Provenientes de la administración autónoma, constituida por los órganos administrativos de las distintas comunidades autónomas que componen el Estado, y la Administración local. Sector de la administración pública integrado por los entes menores de carácter territorial, como son las provincias, los municipios, etc.

Documentos Judiciales: Por el adjetivo judicial se entiende todo lo perteneciente o relativo al juicio, a la administración de justicia o a la judicatura. Judicatura como ejercicio de juzgar. Por lo tanto los documentos se refieren a "Cualquiera de las resoluciones de los jueces o magistrados de las jurisdicciones contenciosa o voluntaria: sentencias, autos y providencias. Los que forman parte de autos, aun provenientes de una parte y otro interesado que la causa o requerido de ella. Las comunicaciones a las partes y a terceros, citaciones, emplazamientos, notificaciones, edictos, las diversas formas documentales de relaciones jerárquicas y con otras jurisdicciones o autoridades; suplicatorios, exhortos, mandamientos, cartas, órdenes y despachos y oficios diversos. A los efectos de los registros de la propiedad, los que cumplen la función de titularidad que en los actos y contratos inscriptos o inscribibles se requiere"[7].

Como podemos apreciar, definiciones para el término documento de acuerdo con la ciencia disciplina o punto de vista diplomático, histórico y documentalista.

Documento diplomático: "Un testimonio escrito, redactado en forma determinada, sobre los hechos o precedentes de naturaleza jurídica, que tiene por fin darle fuerza probatoria"[8]

El documento diplomático requiere tres aspectos esenciales:

-Ser producido en una entidad organizada, por consiguiente, ser producto de una actividad.

-Haber sido realizado, redactado, elaborado, con determinadas fórmulas internas que caracterizan directamente su contenido y haber cumplido con formas externas determinadas.

-Tratar sobre un hecho jurídico o negocio.

Documento Heurístico-histórico: "escritos, con existencia propia e independiente, mediante los cuales quedan garantizados los hechos jurídicos, con arreglo a formas determinadas que cambian según la persona, el tiempo, el lugar y el concepto, de tal manera que estos testimonios escritos resultan idóneos para el cumplimiento de fines jurídicos"[9]

Desde el punto de vista documentalista, tenemos la definición del F.I.D. citada anteriormente, Amat Noguera también nos da una definición: Todo conocimiento fijado materialmente sobre un soporte, y susceptible de ser utilizado para consulta, estudio o trabajo. Un utensilio irremplazable para transmitir los conocimientos, las ideas y dar cuenta de los hechos.[10]

Para Couture de Troismonts "es toda base material de conocimiento susceptible de emplearse para la consulta, el estudio o como elemento de prueba. Es simultáneamente un soporte, un conocimiento y un testimonio"[11].

En concordancia con estas definiciones dadas, comprendemos entonces que el documento es la base de partida, no solo para la archivología, sino para las Ciencias de la Documentación. Resumiendo, observamos que todas las definiciones de alguna u otra manera contienen tres elementos:

-Un elemento de carácter probatorio.

-Un elemento tangible, soporte.

-Un elemento informativo.

Estos elementos nos dan un concepto aproximado del documento.

Un concepto muy amplio por cierto, porque todo, en realidad, todo lo que existe es un documento, si observamos un pedazo de tiza, y sabemos como obtener un determinado tipo de información, veremos que el pedazo de tiza nos da continuamente información, primero por el color, la forma nos dará un concepto de trabajo, un concepto de cultura, sus componentes químicos son otro tipo de información. Los archiveros prefieren delimitar el concepto, encerrándolos en aquellos documentos producidos por una determinada actividad, lo cual ayuda a limitar los elementos que son propios de un archivo.

En descripción, cuando se estudian los caracteres internos y externos del documento, esencialmente se consideran dos aspectos diferentes:

-La forma.

-El contenido.

Al hablar de caracteres externos lo hacemos entonces de la forma, los datos evidentes, como lo califican algunos autores.

Al hablar de caracteres internos lo hacemos de su contenido, los datos latentes.

DOCUMENTO

(docere)

 

(Emilia Currás)

 

 

 

 

 

Objeto Físico

 

 

Carácter Probatorio

 

 

Finalidad Informativa

 

 

Proyección Histórica

 

 

           

 

 

Hacia su mundo exterior

 

Su forma

Ordenar

 

dato evidente

Archivar

 

 

 

 

Su contenido

Clasificar

 

dato latente

Inventariar

 

 

Catalogar

 

 

Informatizar

 

 

Multi-media

F.I.D.

Cualquier Soporte

de cualquier índole

que contiene informacion

 

de interés

para una determinada materia

Objeto Físico

Su forma - Dato evidente

finalidad informativa - su contenido - Dato latente

Carácter probatorio

Proyección histórica - mundo exterior.

Cuadro 1. Documento

 

Estos aspectos son determinantes de la ordenación y la clasificación en la archivología, así tenemos que los documentos se ordenan por su forma y se clasifican por su contenido. De acuerdo al sistema elegido.

Documentos auténticos: se clasifican en cuatro grupos principales:

Documento auténtico pontificio: que son traducidos, interpretados, testimoniados, legalizados por los obispos de las respectivas diócesis.

Documentos auténticos otorgados en el extranjero: que exigen la legalización de acuerdo a convenios entre países o de acuerdo con el derecho internacional.

 

                                                   DOCUMENTO (fenómeno)

                                                                             

                                                                              Hecho (Causa - efecto)

                                                                              Componente Mental

                                                                              Componente Material

                                                

                                                                                            

                               Sentido Administrativo   Sentido Histórico

                                                                                                         

         Certifica:                                                      Testimonia   

                               Acciones                                                       Historia

                               Funciones                                                    Educación

                               Actividades                                                 Investigación

                               Tareas                                                          Usuario

                                                                                                         

                Técnicas del Archivo                                       Técnicas Documentarias

                               Clasificación                                              Clasificación

                               Ordenación                                 Catalogación

                               Descripción                                 Indización

                               Selección                                                      Análisis

                                                                                                            Tratamiento                

                                                                                                                informático

                                                                                                            Tratamiento

                                                                                                                Multimedia

                                                                             

                                                                     Información

                                                               Relativa ----- Perpetua

 

Documentos auténticos no redactados en castellano: que deberán ser traducidos por funcionarios autorizados.

Documentos auténticos por sí mismos: que no necesitan requisitos y autentificación ni legislación alguna.

Documento Ejecutivo: el instrumento, título o pieza documental que conlleva ejecución que se presenta para efectividad de la obligación que contenga en su texto.

 

ARCHIVALÍA: En varias oportunidades nos referimos a éste término utilizado por el Dr. Aurelio Tanodi en su mentado Manual de Archivología. "El contenido esencial ineludible, de los archivos como secciones o instituciones, es la Archivalía, que muchos tratadistas identifican con el archivo. Nos parece más conveniente, delimitar los dos términos. La palabra Archivalía no ha recibido todavía, su "carta de ciudadanía" en la lengua castellana, la usan en México especialmente el Dr. Carrera Stampa, y nos adherimos por completo a su empleo por su practicidad, claridad y fuerza expresiva"[12]

El vocablo Archivalía fue introducido por T. Schellemberg en México, en alemán archivaliem es utilizado como plural, archivale como singular, en holandés Archivalía, en inglés Archivalía, como masa de documentos preservadas en un archivo.[13]

De acuerdo con su origen, la Archivalía serían los documentos de un archivo, pero tal afirmación no es tan fácil de comprender, veamos la definición: "Por Archivalía entendemos todo material escrito, gráfico (dibujos, mapas, planos), multigrafiado, reprógrafos, sonoro, audiovisual (películas) proveniente de una entidad, producido o recibido en función de sus actividades o, en general, relacionado con su vida administrativa, desde el momento en que cumplió su función inmediata que originó su creación, y se conserva con fines administrativos, jurídicos y científicos o culturales"[14]-[15]

Lógicamente podemos pensar que este término puede facilitarnos algunos aspectos de la archivología, pero de su interpretación depende del punto de vista que lo tratemos, veamos:

En la segunda fase de formación de los archivos presentadas por el Dr. Tanodi, se habla de Archivalía verdadera como la documentación que cumple algunos requisitos:

-Que ha cumplido su función inmediata.

-Que ya no sirve para la tramitación completa.

-Que ha pasado al archivo administrativo.

El problema se presenta para denominar a los documentos de la primera fase, gestación y gestión de los documentos, Archivalía en potencia, como concepto está muy bien, pero cómo llamamos a esta etapa? Posteriormente pasa la documentación a convertirse en Fuentes, sin dejar de ser Archivalía.

Por otro lado, Manuel Vázquez, nos dice de la Archivalía como objeto de la archivología, aclaremos antes que aquí habría una superposición de términos, el objeto de la archivología es el archivo, el objeto del archivo sería la Archivalía, entonces, siempre de acuerdo a la postura de Vázquez, la archivaría sería el objeto formal de la archivología; volviendo al tema, nos dice: "Esta palabra con el correr de los años no ha hecho sino aumentar su necesidad y debe ser adoptada, por dos razones:

l- Quienes no usan la palabra Archivalía han de definir la palabra archivo como el edificio o institución y como los documentos que contienen creando un equivocismo que es pobreza y dificultad el entendimiento de textos.

2- Con el auge de la disciplina documentación, la palabra documento, documentación ha dejado de ser patrimonio de los archiveros y necesitamos hacer la precisión "documento de archivo y evitar la palabra documentación. Entonces la palabra Archivalía es la justa, la indiscutiblemente archivística"[16]

Los términos documento y documentación no dejan de ser patrimonio de los archiveros, porque no ha sido patrimonio completamente, por su misma ambigüedad el documento podría ser patrimonio de todas las ciencias y disciplinas que se relacionan con su estudio, como Ciencias de la Documentación y de la Información, historia, paleografía, etc.

Pero el principal problema es cuando deja de ser Archivalía en potencia y pasa a ser Archivalía verdadera. Aparentemente la Archivalía comienza cuando el documento ingresa definitivamente en un archivo, sea este como sección de la entidad productora, o el archivo intermedio. Resultaría más interesante denominar archivería a los documentos del archivo sin discriminar las etapas, así podemos hablar de la archivería como se habla de librería para la bibliotecología.

No altera entonces ninguno de nuestros conceptos sobre el documento, el archivo y la archivología, el hecho de adoptar el término archivería.

Por otro lado, se corre el riesgo de disminuir las atribuciones del archivo moderno, al hablar de archivería, en un concepto limitado por las etapas del ciclo vital del documento, el archivero puede interpretar que su papel solo le corresponde a la archivería, dejando de intervenir en su génesis y trámite, lo que en la actualidad sería un retroceso en sus funciones.

 

 



[1] Heredia Herrera, Antonia. Archivística General – Teoría y Práctica. Diputación Provincial de Sevilla, 1991.

 

[2] Consideremos que el lector a leído previamente, el contexto teórico de la Archivología.

 

[3] VÁZQUEZ, Manuel. La ordenación en la Metodología Archivística. En: Revista del Archivo General de la Nación. Vol. 8. Buenos Aires. 1979. Año VIII. p. 17.

[4] Ver objetivación del documento en Teoría, fundamentos y práctica de la Archivologia, del mismo autor. N. Ed.

[5] TANODI, Aurelio. Manual de Archivología Hispanoamericana. Teorías y Principios. Centro Interamericano de Desarrollo de Archivos. U.N.C. Dirección General de Publicidad, Córdoba. Primera Parte. Tercera Reimpresión, 1979. p. 42.

[6] PIAZZALI, Luis., Documentos, conceptos, definiciones, Santa Fe. 1977.

 

[7] Piazzali,... idem

[8] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit. P. 18

[9] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit. P. 19

[10] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit. P. 19

[11] TROISMONTS, R. Couture de. Op. cit. p. 7

[12] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit. P. 15.

[13] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit. P. 15

[14] TANODI. Aurelio.  Manual de archivologia... Op. Cit.. p. 15

[15]  Por su importancia es título lo extractamos de Teoría, fundamentos y práctica de la archivología del mismo autor.

[16] Vázquez, Manuel. La Ordenación en la Metodología Archivística. En: Revista del Archivo General de la Nación. Vol. 8. año VIII. Bs.As. 1979. P. 17.

 

Publicado el: 10/05/2016 / Leido: 4141 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios