DE POSTULADOS TEÓRICOS A HERRAMIENTAS PRACTICAS

Publicado el: 25/08/2005 / Leido: 5827 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

DE POSTULADOS TEÓRICOS A HERRAMIENTAS PRACTICAS

Descripción archivística y nuevas tecnologías.

Archivo Histórico del Palacio San José.



Thamus dijo: “Theuth, paradigma de inventores, el descubridor de un arte no es el juez más apropiado del daño o el provecho que aportará a quienes hagan uso de él.”


Que estamos protagonizando una revolución tecnológica con un nuevo paradigma en torno a las tecnologías de la información y la comunicación que trasforma nuestra cultura, resulta innegable. Tecnología que no es neutral, y el daño o provecho que el hombre obtiene de ella depende en gran medida del uso que realice. Considerada Dios o demonio, oportunidad de lograr un mundo mejor o una forma de contribuir “al desarrollo desigual, con lo que aumentan simultáneamente la riqueza y la pobreza, la productividad y la exclusión social, con sus efectos diferencialmente distribuidos en diversas áreas del mundo y grupo social...” (Castells Manuel)


Acaso no somos nosotros –como manifiesta Thamus a Theun en la historia que relata Sócrates a su amigo Fedro al referirse a la tecnología de la escritura- los jueces más apropiados para determinar las consecuencias de sus efectos. Lo cierto es que la escritura, la imprenta y la computadora son formas de tecnología palabras que han revolucionado el mundo y la conciencia humana en particular.


Lo más asombroso de la tecnología de la computadora es la de crear una interfaz común entre los nuevos campos tecnológicos mediante un lenguaje digital que permite no solamente producir información, sino también procesarla, almacenarla, recuperarla y comunicarla.


Con una tecnología de la palabra nueva como son los llamados lenguajes de computadoras, con un avance abarcador de todos los dominios de la vida humana, no podemos permanecer indiferentes desde los archivos.


Nuestra realidad esta muy distante de ser la deseada, en virtud de la falta de medios y recursos disponibles en nuestros archivos, y aún debemos comenzar a trabajar desde lo más elemental, concienciar a las autoridades o responsables políticos de la importancia de los archivos como parte de la memoria colectiva de un pueblo. No obsta ello sin embargo para emprender la tarea en función de una realidad restringida, pero que a la vez nos proyecta a la integración de un mundo ilimitado. Las alternativas son, como se ha planteado, sumarse o quedar excluidos.


Carecer de los medios, recursos, condiciones materiales para alcanzar un ideal de archivo digitalizado, integrado al resto del mundo, conservado apropiadamente y accesible al mayor número y calidad de usuarios, no obsta de que se fijen objetivos finales consonantes con los nuevos tiempos y se trabaje en función de ellos, siendo el comienzo una cuestión de índole ideológica o política.


Pensar en integrarse con otros implica en principio adquirir conciencia del propio estado institucional para después avanzar hacia los otros. Un comienzo posible y al alcance de todos, lo constituyen las normas ISAD (G), modo de tener con el conjunto de archivos un formato compartido.


Aplicar sistemas comunes de gestión integral de la documentación y de la información requiere en principio acuerdos en la conformación de instrumentos compartidos por todos tomando como base la Norma Internacional General de Descripción Archivística ISAD (G), forma de lograr superar la existencia de diferentes formatos y necesidades de descripción, a la vez que posibilita el intercambio internacional de información. Norma que puede ser modificada o adaptada a las circunstancias y las necesidades


La norma ISAD (G) constituye una guía general a la cual todos podemos atenernos para la elaboración de descripciones archivísticas. Su intención explícita es la identificar y explicar el contexto y el contenido de los documentos de archivo con el fin de hacerlas accesibles. Esto se consigue con la elaboración de unas representaciones precisas y adecuadas que se organizan de acuerdo con unos modelos predeterminados. Los procesos descriptivos pueden comenzar con anterioridad o ser simultáneos a la producción de los documentos y continuar a lo largo de todo su ciclo vital. Estos procesos permiten establecer los controles intelectuales necesarios para que las descripciones fiables, auténticas, significativas y accesibles puedan mantenerse a través del tiempo.


Su aplicación implica la realización de un proceso dirigido a:

-Garantizar la elaboración de descripciones coherentes, pertinentes y explicitas.

-Facilitar la recuperación y el intercambio de información sobre los documentos de archivo.

-Compartir los datos de autoridad y

-Hacer posible la integración de las descripciones procedentes de distintos lugares en un sistema unificado de información.


La descripción archivística constituye uno de los aspectos más significativo de la gestión documental, independientemente del tipo o soporte físico de los documentos de archivo, y sean sus métodos aplicados en forma manual o informatizada. Esta última forma resulta especialmente útil tanto para integrar o seleccionar la información del contenido o del contexto de producción, así como para actualizarlos o modificarlos.


Manteniendo sobre todo el carácter abierto y dinámico de la información en cada una de las fases, la técnica posibilita hoy, que con una misma base de datos se realicen las más variadas combinaciones para obtener nueva información, una forma de enriquecer la identificación y explicación del contexto y el contenido de los documentos, suministrando a su vez un mejor servicio al usuario.


El Archivo Histórico del Palacio San José -Museo y Monumento Nacional Justo José de Urquiza, emprendió este camino: Organizar su patrimonio documental internamente bajo la ISAD (G), en forma manual primero, para después incorporar paulatinamente la información automatizada. Un modo de normalizar su ordenamiento interno en función de la integración ulterior con sus pares, adecuándose a las exigencias de un mundo integrado. La tarea no es sencilla. Reclasificar, modificando parcialmente un ordenamiento existente por más de cincuenta años con un volumen documental de 300.000 documentos exigen tiempo y esfuerzo. El comienzo fue dado, en una institución que tiene una existencia de larga data, un historial importante y un patrimonio documental relevante para el contexto nacional por la excelencia de la figura involucrada. Los resultados de la experiencia permiten reflejar la situación que se indica a continuación:


HISTORIA ARCHIVISTICA DEL PALACIO SAN JOSE


Producida la muerte del General Urquiza en abril de 1870, su familia se radicó en la ciudad de Buenos Aires ante el clima de inestabilidad que reinó a partir de entonces en la provincia de Entre Ríos. En ese mismo año desde el Palacio y con destino a la ciudad portuaria, fueron conducidos en carretas treinta cajones con documentos y libros contables, los que embarcados en el Puerto de Santa Cándida. Los escritos eran fruto de la actividad empresarial y fueron realizados en la residencia. La cantidad se incrementó en los años siguientes con nuevos envíos al domicilio de la viuda del General Urquiza. El resguardo realizado respondió a la necesidad de recurrir a los documentos como elementos de prueba y consulta ante los numerosos reclamos judiciales que se generaron a partir de la muerte del General Urquiza.


La documentación fue sometida a varios expurgos ordenados por Dolores Costa y realizados pos sus colaboradores de confianza para conservarse particularmente aquellos que revestían un interés comercial, jurídico o testamentario. El acervo constituyó la base del fondo documental del Archivo del Palacio San José, al que se sumó más tarde la documentación producida por la Testamentaría del General y la actividad de los sucesivos administradores de los bienes de la viuda del General Urquiza. Las temáticas abordadas en este segundo período son variadas, predominando las de índole económica –establecimientos agropecuarios, producción y movimiento de personal, colonias agrícolas, saladeros, industrias varias, asuntos judiciales, etc.- y se extienden hasta 1896, fecha del fallecimiento de la misma.


A partir de 1896 se incorporó el patrimonio producido entre ésta fecha y 1935, momento en que se hizo cargo el Estado Nacional. Básicamente en este tercer período el contenido del repositorio esta referido a cuestiones sucesorias y a la administración de los establecimientos agropecuarios y empresas por parte de los herederos, incluyendo además la documentación generada en las distintas colonias conformadas en las propiedades que pertenecieron al General Urquiza.


A partir de 1935 se dio inicio al Archivo Institucional del Palacio San José, el que preserva la documentación que da cuenta de la actividad de la Institución a partir de entonces.


El Palacio San José fue declarado Monumento Nacional el 30 de agosto de 1935 por ley Nº 12.261. La mencionada ley ordenó en su artículo segundo la instalación de un museo en el lugar. Dos años después comenzaron las primeras acciones de organización del Museo Histórico Regional, tarea a la que se sumó en 1939 la correspondiente a la intervención del fondo documental de la institución.


La organización intelectual del Archivo Histórico se inició con la acción de Antonio Castro, quien por Decreto del 4 de agosto de 1938 fue designado Encargado del Archivo. En sus primeros informes elevados a la Comisión Honoraria Nacional presidida por Don Wenceslao Gadea, expuso las condiciones de dispersión y abandono en que encontró la documentación.


Sabe bien esa Comisión como encontré el Archivo. Inicié mi cometido apartando los documentos existentes y colocándolos en armarios previa desinfección, para salvarlos del inminente estado de destrucción en que se hallaban.

El carpintero del Palacio Construyó una mesa, colocó las puertas al archivero que por orden de esa Comisión se había hecho y principié entones a clasificar la documentación...

Los libros de contabilidad del escritorio del General se encontraban en completo desorden. Fueron limpiados y arreglados convenientemente, sin estudiarlos aún...” i


En esta primera etapa se realizó a un ordenamiento de orden cronológico:


...los que correspondían hasta la muerte del General Urquiza, abril de 1870 y los posteriores a esa fecha. Creí conveniente dividir en esa forma el cuantioso Archivo, a fin de estudiar, en primer grado, lo concerniente a la actuación del General.”


Posteriormente se continuó con una separación temática de la documentación –según continúa el Sr. Antonio Castro en el informe citado:


La he subdividido en otras dos grandes partes, que pueden sintetizarse así: cuando el documento estudiado es de carácter estrictamente comercial como recibos, vales, extracción de animales, faenas en Santa Cándida, etc., es decir sin importancia inmediata, los archivo por año en casilleros especiales; Y cuando sean de índole política, comercio de exportación, datos estadísticos, beneficencia noticias militares, o de interés general o particular; Fomento del comercio y la industria; introducción de animales puros; Inventarios generales; Noticias sobre la actuación del general en sus múltiples actividades; adquisición de o llegada de artefactos, muebles, plantas, estatuas, obras de arte, etc.; firmas autógrafas de personajes que actuaron junto al general; así como documentos firmados por el propio general; antecedentes históricos en general, se colocan en carpetas aparte y en casilleros especiales (provisoriamente) para proceder luego a su estudio metódico racional. La correspondencia dirigida al general, se ha separado por año y mes, en un estante especial, habiendo confeccionado un índice con breve resumen de lo más interesante que trata, Faltan todavía estudiar muchos miles de documentos.”


Al trabajo fundacional de Antonio Castro se sumó a partir de 1945 el del Profesor Manuel Macchi, designado a cargo de la Dirección del Museo en la mencionada fecha. El historiador elaboró un plan de ordenamiento integral del Archivo con una estructura temática-cronológica que tomó como base la existente hasta entonces. Un criterio clasificatorio acorde a su época y condiciones, acompañado del trabajo sostenido por más de treinta años, convirtieron al archivo en un lugar de referencia para estudiosos e investigadores interesados en la figura del General Urquiza, su obra y su tiempo. .


El ordenamiento se realizó desde, una intervención organizada por hipótesis históricas no archivísticas, que dieron como resultado la organización de cuatro grandes áreas Hacienda, Política, Correspondencia Familiar y Palacio San José. Con posterioridad sumó un nuevo aspecto: Beneficencia. Este procedimiento se efectuó alterando en la mayoría de las series el principio de procedencia.


1-Correspondencia Familiar: figurará toda aquella documentación sin referencias políticas y comerciales...


2-Palacio San José: es imprescindible su formación, primero por la importancia del tema y segundo por que permitirá cumplir con un apartado del Reglamento que para sus museos dependientes ha dictado la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos. El se refiere a la formación de un archivo con la documentación comprobatoria de la autenticidad de las piezas que se exponen...


3-Hacienda: Ella refleja las actividades múltiples del General, que lo colocarán cuando sea conocida en su totalidad, como un benefactor de las distintas ramas de la industria del país.

... se dividirá en siete series, a saber: 1-Establecimientos Industriales, 2-Establecimientos Ganaderos 3- Instituciones Bancarias, 4- Empresas de Navegación, 5- Transporte 6- Comercio Exterior 7- Otros Negocios 8- Escritorio Comercial.



4-Política: presenta a juicio de esta dirección las mayores dificultades para su clasificación por la diversidad de temas que encierra, razón por la que recurre a la consideración cronológica: documentos hasta 1850 y después de dicha fecha. Esta última agrupada en los siguientes aspectos: 1- Gobierno de la Confederación, 2-La Confederación y Buenos Aires, 3-Interior, 4- Guerra, 5-Candidatura a la 2da presidencia, 6-Política exterior, 7-Urquiza visto desde Buenos Aires y 8-Colonias agrícolas.–


5-Beneficencia: muestran aspectos de la personalidad de Urquiza en la protección que ejerció a cuanta persona e instituciones se lo solicitaran. Divida en: Ayuda a instituciones, a particulares, a la instrucción y para publicaciones.


Con ligeras variantes, se mantuvo la división señalada hasta el año 2004, fecha en que se inició una nueva etapa de reordenamiento y clasificación del Fondo Documental..


Sucesivas subdivisiones temáticas y cronológicas permitieron agilizar la búsqueda y localización de la documentación preservada en legajos, ordenados numéricamente en función de los muebles en los que fueron depositados. Paralelamente se confeccionó un fichero temático para facilitar su localización.


Desde sus inicios, el Archivo ocupó una sala del Patio del Parral del Palacio, lugar donde originariamente funcionaba el Escritorio comercial del General Urquiza. Con el transcurrir del tiempo y el incremento de la documentación existente, las nuevas requisitorias técnicas de almacenamiento y preservación del material, el aumento considerable de las consultas y del público asistente, y la imposibilidad de adecuación del ambiente a las nuevas exigencias, obligaron a la elaboración de un nuevo Proyecto para resolver los problemas planteados.


El Proyecto fue elaborado por la Dirección del Palacio San José a cargo del Profesor Luis Ángel Cerrudo en 1998 dentro del Plan de Preservación del Patrimonio del Museo llevado adelante durante su gestión. El referido Proyecto apuntó a dar respuesta al rescate del fondo documental, a su preservación y reordenamiento intelectual. Fueron sus objetivos:

-Optimizar las condiciones de almacenaje de los documentos.

-Proteger el patrimonio documental de acuerdo a los requerimientos de conservación y seguridad.

-Inventariar, documentar y generar los instrumentos de búsqueda y acceso al fondo documental reorganizando el Archivo.

-Optimizar el procesamiento de la información, facilitar su accesibilidad y agilizar el sistema de consultas.

-Generar un ámbito de trabajo adecuado.

-Crear orgánicamente el Área Archivo y capacitar al personal asignado.


El problema del espacio decidió el traslado del Archivo a un ambiente más apropiado que permitiese habilitar un Depósito de Documentos aislado, con el equipamiento correspondiente y separado de la Sala de Investigación y Biblioteca y Sala de Trabajo. El Proyecto comenzó a ejecutarse en julio de 2000, momento en que la obra de puesta en valor del edificio terminó sus tareas en el área elegida para la ubicación definitiva del fondo documental.

Una vez seleccionada el área y efectuados las correspondientes obras de refacción y acondicionamiento se dio comienzo a la etapa de relevamiento del Fondo documental. La tarea fue realizada por el personal afectado al archivo, área de Documentación y Conservación del museo y la asistencia técnica suministrada por la Dirección de Museo -dependiente de la Dirección Nacional de Patrimonio-, realizada por la Profesora Estela Pagani y el asesoramiento de la especialista en Conservación María Esteva.


Se planteó posteriormente el inicio de la tercera fase del Proyecto del Archivo del Palacio San José. La etapa incluyó la consideración del Archivo desde la óptica de la organización intelectual, la accesibilidad del fondo y la capacitación del personal.


Con el asesoramiento de la Profesora Estela Pagani, y en función del diagnóstico realizado previamente, se determinó la puesta en práctica de un plan de intervención intelectual del Archivo. El mismo incluyó la puesta en valor del fondo documental ordenamiento, clasificación y acceso de acuerdo a los requerimientos técnicos archivísticos vigentes y la implementación de las normas ISAD(g) Realización de inventario; indización y diplomatización de series; producción y publicación de instrumentos de acceso al Fondo.


Esta tarea se enfrentó con la dificultad de ser realizada sobre un fondo altamente intervenido en su ordenamiento en función de criterios históricos. La consideración de la aplicación de un criterio de ordenamiento según la norma internacional en series, subseries, unidades de producción

Se sumará más tarde en el plan de puesta en valor, la digitalización y utilización de redes informáticas para el acceso y recupero de la información. El proyecto permitirá preservar el patrimonio documental y resguardar la memoria histórica, -elemento constitutivo fundamental de la identidad-. Permitirá garantizar la accesibilidad a los usuarios reales y potenciales ampliando la incidencia de su contenido en el orden regional, nacional e internacional.


ALCANCE Y CONTENIDO



El Fondo documental del Archivo Histórico del Palacio San José esta integrado por tres subfondos:


  1. Justo José de Urquiza,

  2. Dolores Costa y Testamentería del General Urquiza.

  3. Sucesión de Dolores Costa de Urquiza.


El primer subfondo abarca cronológicamente desde los antecedentes familiares del General Urquiza y se extiende hasta su muerte acaecida en 1870. La documentación ofrece un amplio espectro temático en el que la figura del General Urquiza se perfila como eje conductor de una etapa decisiva de la historia nacional y regional. Contribuye a un conocimiento más acabado de la figura del caudillo Entrerriano y el de una época, con una marcada especificidad hacia lo económico y familiar. Fue constituido básicamente por las distintas Administraciones llevadas a cabo durante la vida del General Urquiza. De carácter comercial, jurídico, político y familiar e integrada por documentos y libros contables, reflejan en forma pormenorizada especialmente la organización económica practicada en los numerosos emprendimientos realizados por el propietario. Contribuyen a conocer datos referidos a las colonias agrícolas, saladeros, comercio, navegación, Bancos, así como de novedosas industrias para la época. Aporta asimismo la correspondencia íntima y familiar, datos referidos a diversos aspectos de la vida cotidiana de una familia representativa de una clase social y de una época en el ámbito rural.. Constituye el subfondo trabajado por excelencia desde los inicios del Archivo, en razón del protagonismo de la figura del General Urquiza, aspecto vertebral de consulta y principal de razón de ser del Archivo, aunque las temáticas que permite analizar lo exceden ampliamente, extendiéndose a todo una sociedad y su contexto.


El subfondo Dolores Costa y Testamentería del General Urquiza, se extiende cronológicamente desde 1870 y hasta 1896 fecha en que muere la viuda del General Urquiza. La documentación generada por sus herederos en la administración de las propiedades familiares hasta el momento en que el Estado Nacional se hizo cargo del acervo patrimonial por vía de la expropiación, constituye el tercer subfondo


Los dos últimos subfondos mencionados contribuyen particularmente al conocimiento de las diversas colonias establecidas en la zona, así como de la administración de vastos establecimientos agropecuarios y su correspondiente producción, movimiento de personal y cuestiones financieras. Permiten abordar especialmente el aspecto económico y social desde variadas perspectivas. La realización de una mínima intervención en la clasificación del material debido a la gran cantidad de documentación y las prioridades de tratamiento del subfondo específicamente referido al General Urquiza, plantea dificultades en lo que respecta a la disponibilidad y acceso a la información en forma detallada del período involucrado.


El total relevado del material existente en el archivo es de 314.013 documentos. El volumen esta constituido por el acervo original del Fondo del Archivo, al que se sumó la documentación proveniente de donaciones o adquisiciones realizadas por la institución. Entre las más significativas por su cantidad y calidad se encuentras las donaciones efectuadas por familiares y descendientes del General Urquiza


En Fondo contiene colecciones. Entiendo por colección el conjunto de documentos sin lazos de gestión. Las colecciones que conforman el fondo son:


-Colección García Victorica. Documentación perteneciente a Benjamín Victorica. (Fechas topes 1833-1911)

-Colección Julián Obaid. Referidas a medidas de gobierno del gobernador León Solá (1823)

-Colección Juan Carlos Ocampo: Documentos correspondientes al Coronel Simón de Santa Cruz.

(Fechas topes 1858-1899)

-Colección Rosa Ramírez de Pesenti. Documentación de índole militar referida a Bernardino Ramírez y a su actuación como jefe político de la ciudad de Diamante, diputado Nacional y colaborador del gobernador Eduardo Racedo.

(Fechas topes: 1802-1932)

-Colección Rosario Britos. Documentación perteneciente al General Miguel Galarza y Miguel Fulgencio Britos, ambos de gran actuación militar en la provincia de Entre Ríos durante la época del General Urquiza.

(Fechas topes: 1869-1865)


Integra también el fondo documental del Archivo Histórico una serie de unidades documentales cartográficas –originales y copias- realizadas a mano alzada e impresas, correspondientes a actividades públicas y privadas generadas por el General Urquiza. Mapas, planos, croquis, representaciones topográficas referidas a batallas, campamentos militares, distribución de tropas en conflictos bélicos, organización territorial de colonias y pueblos, mensuras territoriales y catastrales, ubicación de propiedades urbanas y rurales pertenecientes al General Urquiza o a sus descendientes, planos del edificio del Palacio San José, entre otros. La colección cartográfica abarca cronológicamente un período que se extiende desde 1830 y hasta 1935.

Si bien no constituyen específicamente material del archivo, pero dada la afinidad temática y el reducido número de ejemplares, se integra al mismo una serie de periódicos de la época, así como colecciones fotográficas que contribuyen a ampliar el abordaje de un macro y micro historia nacional, regional y local desde variadas perspectivas, contribuyendo asimismo al conocimiento de nuestro pasado a través de variadas fuentes de información.

Se partió de lo substancial: la decisión política de hacerlo y la elaboración del proyecto de ejecución, con objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo.

Se optó en principio por el trabajo intelectual y manual, no informatizando de la documentación, ya que si bien es tentador comenzar con esta última, solamente significaría un cambio de soporte, sin dejar de reconocer las posibles ventajas en el manipuleo de la documentación que ello presupone. Desentrañar el contenido y contexto del patrimonio documental en fondos, subfondos, series y cuadros de clasificación, adoptando la norma internacional con la mayor fidelidad posible, no solamente nos permitió obtener una mayor claridad organizativa, sino también brindar una información mas detallada al usuario. Saber por ejemplo, que en el archivo encontrará la correspondencia familiar del General Urquiza, pero entre estas las pertenecientes a los hijos, y en particular el epistolario referido a uno de ellos, Diógenes. Focalizar la información, ahorrando tiempo y esfuerzo. Situación que a su vez agiliza la localización de la documentación, ya que paralelamente se efectúa una reubicación topográfica en función del nuevo modelo clasificatorio.

Este trabajo a su vez no queda circunscrito al aspecto interno del archivo, ya que se extiende a la comunidad toda, al erigirse como base de una publicación dirigida al público en general y a difundir el contenido de su patrimonio documental. Una guía práctica tanto para las personas con conocimientos previos en la materia o sin ellos: estudiantes, público en general o especialistas. Una herramienta en la que se refleja en forma sintética el contenido documental del archivo y las temáticas abordadas, y en cuyo diseño la norma ISAD (G) actuó como eje estructurante en el sentido de señalar la identificación de la unidad de descripción, el área de contexto, contenido y estructura.

La tarea hasta hoy realizada nos permite conocernos más a nosotros mismos, como institución y al contenido patrimonial que resguardamos, a la vez que nos facilita el hacernos conocer por los usuarios, destinatarios de la acción de los archivos.

La clasificación hasta ahora realizada permite por ejemplo que a través de dieciocho series del subfondo Justo José de Urquiza, el más consultado, el usuario tenga una idea general de las diversas temáticas que contiene. Ellas son:



1-SERIE ACTIVIDADES ECONOMICAS DIVERSAS

La actividad económica más importante llevada a cabo por el General Urquiza estuvo vinculada a los intereses pecuarios. Estancias y saladeros constituyeron las principales fuentes de ingresos y sustentadoras del cuantioso capital que poseyó. Sin embargo, sus inversiones fueron sumamente variadas. Con un criterio propio de la modernidad, diversifica los rubros en los que invierte dinero, limitando su participación a este aspecto, mientras que la explotación efectiva quedaba bajo la responsabilidad de uno o más socios. Invirtió en actividades tradicionales para la época, pero también fue proclive a apoyar emprendimientos novedosos, favoreciendo sobre todo a quienes poseían como patrimonio ideas transformadoras, inventos revolucionarios, prácticas novedosas, pero carecían de la financiación suficiente para llevar adelante sus proyectos. Algunas inversiones resultaron exitosas, otras perjudiciales, sin embargo trasuntan una forma de pensar que excede las características típicas de un empresario de su época, adelantándose a los nuevos tiempos que se avecinaban.

A través de una cuantiosa documentación, la Serie permite obtener información de las variadas formas en las que el General Urquiza se involucró en las actividades económicas en las que no tuvo participación activa personal, sino a través de acciones. El contexto de producción de la documentación refleja características de las prácticas económicas de la sociedad de mediados del siglo XIX, pero también de las innovaciones que los hombres adelantados a su tiempo imponen, señalando nuevos rumbos y posibilitando los cambios.

2-SERIE ADMINISTRACIÓN CENTRAL


El análisis del cuantioso patrimonio económico del General Urquiza ofrece datos de las variadas actividades que emprendió. Empresas novedosas en su tiempo y en un país que comenzaba a ofrecer las bases formales necesarias para garantizar la seguridad jurídica, amenazada permanentemente por los enfrentamientos armados.

El éxito obtenido en el aspecto empresarial se debió en gran medida a dos características básicas con las que contó: intuición y capacidad organizativa. La primera le posibilitó reconocer a los hombres más capaces para conseguir sus propósitos, la segunda, conformar estructuras en las que se combinan centralización y descentralización, según las circunstancias, y que se resumían en el escritorio de SE –como se lo denominaba entonces-

Un estricto ordenamiento jerárquico a partir del Administrador y a abarcador de la totalidad del personal dependiente, refleja el concepto de organización de empresas característica de la vida moderna. Descentralización funcional y centralización del poder de decisión, expresan una concepción nueva en el manejo empresarial, demandada por la complejidad de los interese involucrados, pero también fruto de una nueva forma de inversión de capitales, que excede la tradicional formación del estanciero del interior del país de mediados del siglo XIX, circunscrito a una sola actividad heredada de los antepasados y preservada para los hijos.

Una estructura verticalista y piramidal, canalizaba la decisión y política del propietario a distintas regiones –negocios en las provincias Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Córdoba, en la Republica Oriental del Uruguay, Buenos Aires La comunicación escrita y la seguridad que de ella emanaba, aún en rústicos borradores, la convirtieron en el medio de trasmisión de ordenes por excelencia, lo que posibilita hoy contar con un volumen considerable de documentación que dan cuenta hasta en ínfimos detalles del funcionamiento integral de las distintas empresas involucrando las más variadas temáticas económicas, pero también sociales y culturales.

La existencia de casi quinientos libros contables entre los que se destacan Diario, Mayor, Caja, registros de Personal, de Sueldos, deudores, acreedores, etc., permiten obtener un panorama completo de una administración modelo en su tiempo, en la que cada movimiento económico quedaba reflejado para dar cuenta a su propietario del destino de los fondos y sus resultados, y que se transforman hoy en una fuente invalorable en el suministro de información de una época y una concepción empresarial.

Para la clasificación del Subfondo Justo José de Urquiza en su conjunto se elabora un Cuadro de Clasificación, destinado a posibilitar la realización de la indización y generar así la herramienta de acceso para los usuarios, el Índice Temático del Subfondo.


3-SERIE BANCOS


En la medida que aumentaron y se diversificaron las actividades económicas del país -especialmente con empresas vinculadas al intercambio comercial internacional- las instituciones bancarias fueron arraigándose en la sociedad Argentina. Producto especialmente de la necesidad de canalización de pagos exigidos por el comercio, obviando el traslado de metálico y los riesgos implícitos en el mismo.

Las intensas operaciones financieras realizadas por el General Urquiza a través de las numerosas empresas que poseyó, determinaron el convencimiento de la utilidad de dicha institución. Por esta razón no dudó en brindar su apoyo a las diversas iniciativas que se le presentaron.

La documentación generada a partir de las vinculaciones con las distintas instituciones crediticias conforma la serie que permiten no solamente abordar parte de las operatorias efectuadas por el General Urquiza, sino que aporta datos sobre el funcionamiento integral de una de las instituciones claves de la economía moderna en nuestro país es sus comienzos. Sus logros y dificultades, las formas de operatorias y la forma en que comienza a afianzarse en la economía argentina en el nuevo contexto de apertura que se inició después de la caída del régimen rosista y con la instauración de un orden liberal que después hizo suyo bajo otros parámetros la llamada Generación del 80.

4-SERIE BARRACAS



El General Urquiza constituyó varias sociedades en este rubro. Abastecían en particular a las empresas del propietario. Es común encontrar registros contables en las que el crédito correspondía a la Barraca y el débito a otra sociedad del General Urquiza, sin embargo la contabilidad en perfecto orden registraba detalladamente cada movimiento en forma independiente. Documentación referida a diversos aspectos, entre ellos:




CAJA 8




Mercancías, costos, rutas de distribución, formas de contabilización, etc., contribuyen a comprender a una sociedad en sus diversos extractos y las actividades económicas que la caracterizaron.


5-SERIE BENEFICENCIA



Constituye la serie documentación que se produjo en el marco de las acciones filantrópicas del Gral. Urquiza, las que fueron dirigidas a instituciones públicas civiles -religiosas, escolares- y privadas, realizadas entre: 1841 y 1870. Ayudas económicas y personales materializadas de diversos modos. Entrega de efectivo, bienes, mediación de conflictos personales, fue entra otras, las formas que adoptó la labor de asistencia y apoyo a sus coetáneos.

Notas, recibos, epistolario, informes, descripciones, facturas, dan muestra del espíritu emprendedor y progresistas que lo caracterizó. Escuelas, sociedad de socorros mutuos, hospitales, iglesias, teatros, contaron con su decidido apoyo, demostrando que los cambios no limitan al plano ideológico sino que también deben materializarse en acciones concretas para mejorar las condiciones de su tiempo. Documentos demostrativos de una faceta poco difundida, pero no menos significativa para valor la personalidad de un protagonista destacado de nuestra historia.


6-SERIE COLONIAS AGRÍCOLAS Y PUEBLOS DERIVADOS

En campos del General Urquiza se establecieron en 1857 cien familias que arribaron del Viejo Continente escapando de una Europa imposibilitada de contenerlos. Conformaron la colonia San José, iniciada como un emprendimiento privado aunque con una finalidad eminentemente pública.

La vida de la colonia en sus orígenes, la adaptación de los extranjeros al ambiente entrerriano, los conflictos y dificultades propios del proceso de aculturación, la vida cotidiana en su relación con el entorno natural y social, la influencia religiosa, la vida de las instituciones, las actividades económicas y sus circuitos de producción y comercialización, constituyen entre otros, aspectos que la Serie permite abordar. Una variada existencia documental: recibos, registros estadísticos, planos, cartas, libros contables, correspondencias varias, etc. procedente de la colonia y generada por el administrador de la misma, se complementan con los que desde la Administración central se registran, completando la visión desde dos ópticas diferentes: los intereses del colono y los del colonizador.


7-SERIE COMPAÑIAS DE NAVEGACION


El General Urquiza realizó importantes inversiones en empresas de navegación, las que sin duda conformaba uno de los rubros económicos más promisorios. Conformó varias sociedades para su explotación.

La información suministrada por la serie, permiten obtener una clara visión de uno de los rubros económicos imprescindibles en una época en la que el comercio afianza su rol en el desarrollo económico. Conformada por documentos de variados orígenes: epistolarios registros contables, Conocimientos, detalles de mercancías exportadas e importadas, listados de pasajeros transportados en diferentes embarcaciones, gastos ocasionados en las travesías, documentos relacionados con otras empresas existentes en la época, registros de entradas y salidas de embarcaciones, entre otros, constituyen una importante fuente de datos que refleja además de una actividad económica, una práctica de vida y las alternativas que el contexto y su tiempo le impusieron.


8-SERIE ESTABLECIMIENTOS AGROPECUARIOS

El General Urquiza poseyó extensas propiedades en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, también en la República Oriental del Uruguay. La mayor parte de las cuales estaban destinada a la explotación pecuaria.


en total 369 ¼ leguas de campo, que forman 923.125 hectáreas cuadradas.

A todo esto debemos agregar la enorme cantidad de pequeñas fracciones de chacras, quintas cercanas a los pueblos y las cuantiosas propiedades urbanas que poseía en todas las ciudades de Entre Ríos, y Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Buenos Aires.” 1


Además de las realizadas en forma personal, fueron numerosas las sociedades que conformó para llevar a cabo la actividad.

Correspondencias varias, detalles de personal, registro de haberes, referencias a la producción, papelería comercial, libros contables de diversa índole, constituyen entre otros la copiosa documentación que integra la Serie.

9- SERIE ESTADO

La actividad política acompañó al General Urquiza gran parte de su vida.

Debido a la jerarquía, cantidad e intensidad de la acción realizada, es innumerable la cantidad de documentación generada por la actividad política y militar. La mayor parte de la misma constituyen parte del patrimonio del Archivo General de la Nación y del Archivo Histórico de la Provincia de Entre Ríos.

Como primó en gran parte del siglo anterior una tendencia histórica inclinada a priorizar los estudios políticos y militares, fueron estos los temas de seleccionados para reflejar la obra del General Urquiza. El contenido de este Archivo preservó su condición paarticular al monopolizar temáticas económicas, siendo reducida la documentación que hace al espectro político y militar. El material que se ha conservado fue reunido en la serie Estado, el que da cuenta de los aspectos vinculado a las actividades mencionadas. Compuesto por epístolas, despachos militares, registros de personal, actas, expedientes, recibos, títulos, etc.

10-FABRICA DE PAÑOS


Entre los intentos precursores de industrialización en nuestro país en la segunda mitad del siglo XIX, encontramos la acción del General Urquiza en la provincia de Entre Ríos. En 1869 formalizó un contrato con el empresario catalán José Ubach y Roca para constituir una Sociedad destinada a la instalación una fábrica de paños en la ciudad de Concepción del Uruguay.

La muerte del General Urquiza y la radicación de su familia en Buenos Aires ante la tensa situación que se vivió en la provincia como consecuencia del movimiento revolucionario que le sucedió, impidieron la continuidad de la obra. Sin embargo una vez retornada la calma, la esposa y descendientes decidieron continuar la empresa aunque no se produjeron los resultados esperados y la empresa finalmente sucumbió, sin dejar por ello de convertirse en un cabal ejemplo de una forma progresista de pensar.

Contratos, libros de registro y correspondencia de variada índole, son los tipos documentales que componen básicamente el acervo de esta serie.



11- SERIE FAMILIA


Conocer la vida íntima, familiar, manifestada particularmente a través de una intensa correspondencia, permite valorar al General Urquiza desde sus valores personales más íntimos, los que puso en práctica con sus propios hijos y en su hogar. Pero también la producción documental da cuenta de la forma de vida cotidiana de una sociedad y las relaciones entre sus miembros.



12-SERIE FERROCARRILES


Documentos de diversa índole permiten en esta Serie del archivo, conocer detalles de la participación del General Urquiza y de las personalidades vinculadas a la actividad férrea. Un intenso epistolario refleja una problemática nueva para la época, consecuencia de la inclusión de la Argentina en un proceso de cambios comunicacionales que la llevarían a una integración decidida con el resto del mundo.

La serie está compuesta por notas, correspondencia, remitos, papelería comercial acciones, diversas constancias que demuestran la participación del General Urquiza en la actividad.




13-INDUSTRIA AZUCARERA



La verdadera dimensión de los triunfos la dan muchas veces los obstáculos que deben superarse para hacerlos efectivos. Contemplar un resultado final auspicioso desdibuja en ocasiones los esfuerzos realizados en el recorrido del camino para obtenerlo y la capacidad para hacerlo. Cuando se hace referencia a la gran fortuna que poseyó el General Urquiza se debe considerar básicamente estos conceptos. Poseyó un espíritu empresarial digno de todos los tiempos; arriesgado, presto a la innovación, de apuesta al progreso sobre bases sólidas, coherentes; pero no todos los emprendimientos fueron económicamente exitosos.

Pudo dedicarse exclusivamente a explotar el rubro ganadero tradicional, como tantos de su clase social y económica, segura fuente de bienestar en su tiempo. Sin embargo aún éste aspecto incursionó en innumerables variantes para obtener el máximo aprovechamiento.

Impulsó la actividad industrial cuando en general era impensada en un país incipiente, con muchas potencialidades, pero todo por hacer y sin contar con las condiciones imprescindibles como un ordenamiento jurídico apropiado o la posibilidad de progreso que da la estabilidad política.

A través de un epistolario copioso libro de contratos, entre otros, permiten obtener detalle del inicio y desarrollo de la actividad tanto en la provincia de Entre Ríos como en la de Tucumán.



14-SERIE MASONERÍA



Las logias masónicas se afincaron en la provincia de Entre Ríos a principios del siglo XIX y consolidaron su existencia a lo largo del mismo. La mayoría de los centros urbanos contaron con estas instituciones que contribuyeron decididamente al progreso local dando origen a su vez a otras instituciones, especialmente de carácter educativo y cultural.

Formaron parte de las logias masónicas la gran mayoría de los sectores ilustrados de las sociedades argentinas. El General Urquiza se inició en la logia de Concepción del Uruguay en 1847, alcanzando el máximo grado otorgado por la misma.

Documentos existentes en la serie, tales como diplomas que acreditan la pertenencia del General Urquiza a la logia y grados alcanzados, permiten abordar un aspecto más de la personalidad del prócer y su vinculación con las instituciones de la época.

15-SERIE MENSAJERIAS


El transporte y los servicios públicos han desempeñado un papel decisivo en la configuración de la estructura económica y social de los estados. Su rol fue determinante en la modernización y desarrollo a la par que su mengua o parálisis han concurrido al retraso de los pueblos. La expansión de los sectores mencionados comenzó a intensificarse en America en el siglo XIX acompañando la conformación de los estados nacionales y las modernas economías agroexportadoras.

Los documentos dan muestra en esta serie del Archivo, de las vinculaciones y las acciones generadas por la actividad, tanto desde lo económico como en lo personal, aportando asimismo información de un servicio público en sus comienzos organizativos en su contexto y en su tiempo. La serie está compuesta notas, remitos, correspondencia, papelería comercial, relaciones etc.


16–SERIE MERCADOS

La construcción de Mercados surgió ante la necesidad de mejorar las condiciones de ventas de los productos agrícolas y ganaderos de consumo cotidiano, efectuado hasta entonces en precarias condiciones de higiene y comodidad. Constituyó asimismo un canal apropiado para la distribución de los productos provenientes de las colonias, asegurando el abastecimiento de las poblaciones urbanas.

Constituyó la explotación de Mercados, una de las tantas actividades económicas emprendidas por el General Urquiza y que reflejan una concepción de manejo empresarial novedosa en su tiempo, a la par que a través de una diversidad de documentación compuesta de acciones, notas, correspondencias varias, dan cuenta de la especificidad de una institución comercial que se arraigó en la mayor parte de los conglomerados urbanos argentinos.


17-SERIE PALACIO SAN JOSÉ


La residencia particular del General Urquiza, comenzó a ser construida hacia 1848 por el arquitecto Jacinto Dellepiane, concluyéndose casi diez años más tarde, dirigida entonces por Pedro Fossati, arquitecto italiano que le dio el carácter y la forma definitiva.

Constituyó el lugar donde el General Urquiza conformó su hogar con Dolores Costa y sus numerosos hijos. En ella vivió los últimos veinte años de su vida, transformándola en centro de gravitación política, ya que desde allí dirigió los destinos de la provincia de Entre Ríos primero y de la Confederación Argentina. También en este lugar fue asesinado el 11 de abril de 1870.

La documentación que contiene la Serie permiten obtener información del aspecto constructivo, pero también de la intensa vida económica que en el Establecimiento se desarrolló, típica de una Estancia Argentina de mediados del siglo XIX En suma, preserva la historia de sus moradores y de la sociedad que los albergó.

Constituye el acervo documentación tal como epistolario, registro, sueldos, papelería comercial, libros contables.


18- SERIE SALADEROS


La magnitud de la actividad pecuaria llevada a cabo en las estancias del General Urquiza le posibilitaron incorporar la explotación saladeril, como modo de integrar la producción primaria y la industrial. Instaló entre otros, uno de los establecimientos modelos en el país por más de veinte años: Santa Cándida, ubicado en las proximidades de Concepción del Uruguay, en las márgenes del Arroyo de la China.


Se efectuaba en el saladero un aprovechamiento integral del animal, obteniéndose los mas variados productos: cueros, carnes saladas, conservas, cebo, grasa, ceniza de huesos, jabones, velas, etc.

La Serie a través de una cuantiosa documentación de diversa índole –facturas, recibos, libros contables, epístolas, resúmenes de cuentas, listas de personal, asientos de entradas y salidas de embarcaciones y cargas correspondiente, etc.- dan cuenta de la actividad en forma minuciosa, no solamente en lo que respecta a las plantas que formaban parte del patrimonio del General Urquiza, sino también de la zona. La vinculación económica con otros saladeros, especialmente a través del suministro de ganado vacunos, nos permite conocer el funcionamiento de plantas saladeriles en la República Oriental del Uruguay, con las que se verifica una intensa relación. En suma, constituye una fuente documental que ofrece luz sobre una temática económica, con sus connotaciones sociales y culturales que permiten comprender una época y su contexto.


El fondo de la institución, su descripción y las de los subfondos, series, unidades documentales, colecciones, constituyen sin duda una tarea a largo alcance y acaso solo el comienzo del camino hacia la integración. Sumarse a otros exige primero conocerse a sí mismo, pero también utilizar un lenguaje común con el otro. Tareas en la que a partir de la toma de una decisión de carácter más bien político o ideológico, los avances tecnológicos aceleran decididamente.



PROF. ANA MARIA BARRETO

Responsable Área Archivo Histórico

PALACIO SAN JOSE

MUSEO Y MONUMENTO NACIONAL

“JUSTO JOSE DE URQUIZA”

1 Castro Antonio. Nueva Historia de Urquiza. p.42.

iCastro Antonio. Memoria del año 1940

Castro Antonio. Memoria del año 1940


Publicado el: 25/08/2005 / Leido: 5827 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios