EL PODER DE LA POLÍTICA UNIVERSITARIA Y LAS GESTIONES DEL MEDIO Respecto a la CREACIÓN Y EVOLUCIÓN DE LA CARRERA LICENCIATURA EN CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

Publicado el: 08/10/2007 / Leido: 5632 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

 EL PODER DE LA POLÍTICA UNIVERSITARIA Y LAS GESTIONES DEL MEDIO Respecto a la CREACIÓN Y EVOLUCIÓN DE LA CARRERA LICENCIATURA EN CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN


Aunque estamos acostumbrados a la falta de interés que muestran los funcionarios que ostentan el poder, sobre la conservación de la documentación que en sus instituciones se generan diariamente. Sin embargo, hoy deseamos mostrar la otra cara de la relación poder institucional y Archivología, sobre la realidad de lo que ha sido el surgimiento de la carrera de formación archivística en la UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDESTE.

La creación de una carrera corta de Archivología en la Facultad de Humanidades, ha surgido a partir del interés de la Directora del Archivo General e Histórico de la provincia del Chaco, a fin de que el personal se capacitara para ofrecer un servicio eficiente y especializado en lo archivístico, tanto a los usuarios como en su tarea interna. Es así, que por nota solicitó a las autoridades de la Facultad de Humanidades esa creación y en el Departamento de Historia, una de las siete carreras que formaban parte de Humanidades, se asumió el desafío de elaborar el proyecto en 1990 y en la sesión del Consejo Directivo del último día de diciembre de ese año, el proyecto fue aprobado por unanimidad. Al iniciar el ciclo lectivo de 1991, comenzó el dictado de la nueva carrera; muy corta, pero daba respuesta a la urgente necesidad planteada desde esa Institución de Archivos. Con gran alborozo fue recibida por los empleados del Estado, no sólo del Archivo Histórico, sino también de las diferentes áreas que forman la estructura del gobierno provincial Y esto se evidencia al considerar que el 80% de los alumnos que ingresaron y terminaron esa carrera, fueron empleados de la administración pública provincial, así como Profesoras en Historia, que hoy están formando parte del cuerpo docente de la carrera

Pero con la Ley Universitaria de 1995, en todas las universidades del país se produce un proceso obligatorio de reestructuración de carreras. Es así que la UNNE y en ella la Facultad de Humanidades en todas sus carreras, han sufrido ese proceso de cambio; en el que también se halla incluida la corta carrera de Archivología. En el año 1997 y como resultado de ese proceso de cambio curricular, a partir de las carreras de pre-grado de Archivología y de Bibliotecología, se ha creado la Licenciatura en Ciencias de la Información. Para ello se contó con el asesoramiento académico de una especialista de la Universidad de La Habana, Cuba, especialmente seleccionada por la Decana que ejercía la autoridad académica en ese momento. Se realizó un diagnóstico de los planes de estudios que estaban vigentes y se elaboró un anteproyecto, a partir de una amplia consulta a docentes de ambas carreras, estudiantes, egresados, directores de organismos de información de las provincias de Chaco y Corrientes y representantes de asociaciones gremiales. Conjuntamente con la especialista invitada, hemos trabajado una Comisión de Cambio Curricular, integrada por docentes de Archivología y Bibliotecología, designada por el Consejo Directivo de la Facultad y con la Asistencia del Equipo de Autoevaluación de la Secretaría de Asuntos Académicos.

Así se elaboró el nuevo Plan Curricular de la carrera LICENCIATURA EN CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN, abarcadora de las actividades archivísticas, bibliotecarias y de gestión de la información.

Esta nueva oferta académica cuenta con dos ciclos. Un Ciclo Inicial de tres años, que brinda una formación generalista con materias troncales. Y una orientación específica hacia el campo de la Archivología o de la Bibliotecología.

Y luego un Ciclo Superior, de dos años, en el que los alumnos cursan materias de formación del Licenciado y las técnicas de la otra orientación, que completan y amplían la formación inicial. Finalizado el quinto nivel y con la defensa de la Tesina correspondiente, los alumnos obtienen el título de Licenciados en Ciencias de la Información.

Esta carrera contempla los cambios y tendencias actuales en cuanto al uso y valor de la información a nivel internacional. Y además responde a la necesidad de ampliar los alcances del perfil profesional de los egresados, facilitándoles su inserción en un mercado laboral que constantemente se amplía y se diversifica. Se cursan en ella 38 asignaturas, organizadas en nueve áreas. En cada área, se agrupan materias que dan a los alumnos una sólida formación. Así por ejemplo, en el área Tecnologías de la Información, los alumnos cursan entre otras materias, Informática Básica, Automatización de Sistemas de Información; Sistemas de Bases de Datos y Redes de Información Automatizadas y Servicios Telemáticos. En el área Gerencia de Recursos de Información, cursan importantes materias como Gerencia de Archivos; Gerencia de Recursos de Información; Gerencia de Recursos Humanos en Organizaciones y Planificación Estratégica de Sistemas y Servicios de Información, así como Economía de la Información. En el área de Servicios de Información, se incluyen materias como Márketing de Productos y Servicios en Unidades de Información; Estudio de Usuarios, Análisis y Evaluación de Sistemas y Servicios de Información, por citar algunos ejemplos. Con las áreas señaladas y otras como Prácticas Profesionales y Procesamiento de la Información, el alumno se prepara en la carrera, para dar un servicio de información con calidad.

La evolución de las Ciencias de la Información en las últimas décadas, ha exigido un importante cambio en el papel que desempeñaban los Archivistas, los Bibliotecarios y Documentalistas. Hoy deben convertirse en gerenciadores de la información y colaboradores en el mejoramiento de las condiciones socio-culturales del medio en el que se desenvuelven.

Porque una de las características de esta época de la globalización que nos toca vivir, es el desarrollo de las comunicaciones con la aplicación de las nuevas tecnologías. Esto nos enfrenta a una permanente demanda de información actualizada, que permita al hombre satisfacer sus nuevas necesidades. A través de ella, el usuario puede ampliar sus conocimientos y desarrollar sus nuevas exigencias en investigación, partiendo de una búsqueda de información, que debe ser satisfecha con eficiencia y eficacia

En su actividad, el Archivista como el Bibliotecario o el Documentalista, se relacionan con profesionales de otras áreas y con usuarios de diferentes niveles de formación cultural. Necesitan, por lo tanto, contar con un amplio bagaje de técnicas y de conocimientos, así como una práctica permanente del sentido ético de la profesión, para responder a cada una de las situaciones que el medio social le presenta.

Por eso, en el área de Materias Interdisciplinarias, también estudian Antropología Filosófica, que los prepara hacia el desempeño ético de la Profesión

Por todo ello, la formación de los recursos humanos para la Licenciatura en Ciencias de la Información, ha debido contemplar los cambios y tendencias en cuanto al uso y valor de la información. Tanto a nivel científico, tecnológico y humanístico, como a la propia evolución económico-social, teniendo en cuenta que el conocimiento actualmente, representa una parte esencial de los recursos de una Nación

Este nuevo profesional en Ciencias de la Información, debe trascender los límites de sus funciones en un Archivo, en una Biblioteca o en un Centro de Información. Debe llevar a cabo tareas que le permitan sistematizar ese importante recurso, como es la información. Hacerlo a través de un eficaz servicio al usuario; dando una amplia difusión y una oportuna utilización.

La trascendencia que ha tenido en el medio, la formación que se da a partir de esta carrera, nos ha permitido insertar nuestros alumnos en pasantías ofrecidas por distintas entidades oficiales.

En este momento y desde el área de la Dirección General de Rentas de la Provincia, han solicitado pasantes entre los alumnos de la carrera, quienes están organizando un importante archivo intermedio de la Institución, con documentos desde su creación hasta la actualidad y cuyo edificio se halla ubicado a siete cuadras de la Facultad de Humanidades. En nuestra evaluación del trabajo ya realizado el 9 de agosto, hemos comprobado la eficiencia y la eficacia con las que están trabajando las nueve alumnas que han sido designadas a partir del mes de marzo del 2007. Más se resalta aún la tarea realizada, cuando se conocen las condiciones deplorables en que esa documentación se encontraba.

Desde las bibliotecas de las carreras de la Universidad como Ciencias Agropecuarias, Relaciones Laborales y Odontología que tienen su sede en Corrientes, han solicitado alumnos pasantes, que hoy trabajan con responsabilidad y eficacia.

El campo profesional del Licenciado en Ciencias de la Información, crece a escala internacional, con instituciones que se crean o se consolidan. Así, para cumplir sus funciones, dan origen a los Archivos de Gestión o de Oficina; Archivos Centrales o Administrativos, Archivos Intermedios, Archivos Históricos; Bibliotecas Populares, Escolares o Especializadas y Centros de Documentación o Información, en los que la tarea de un especialista en este campo, es fundamental para enfrentar los cambios que produce el desarrollo tecnológico en el trabajo de la información.

Esa realidad también nos ha enfrentado con la necesidad que nuestros egresados se preparen para ser verdaderos GESTORES DE LA INFORMACIÓN que diariamente se genera -y en forma abrumadora- en las organizaciones institucionales. Además, como Gerenciador de la Información, tiene un nuevo campo el egresado; quien puede desempeñarse en los sectores de servicios, que constituyen un importante mercado real de trabajo. Aparte de la oferta que existe en organismos estatales, puede desempeñarse en el campo de las empresas privadas, Institutos de Investigación, Instituciones Educativas; Asociaciones; empresas industriales, comerciales, consultorías y financieras, entre otras. Hoy tenemos pasantes que trabajan en una empresa privada, la que ha solicitado a la carrera, se les envíe inscriptos y antecedentes.

Después de nueve años de la iniciación de esta nueva carrera, podemos decir que a medida que se conoce el trabajo de organización de archivos que van dejando nuestros alumnos en el medio, a partir de las prácticas profesionales, se generan más pedidos de pasantías. También en este momento, nuestros alumnos hacen sus prácticas archivísticas organizando el archivo de la Facultad de Humanidades. Ello, a partir de un proyecto presentado en el año 2002 por las profesoras que estamos en la cátedra Tratamiento de la Documentación Activa. Aquí debemos reconocer que hubo demora, en este caso, porque las autoridades que gobernaron la Facultad en ese período, no le dieron la importancia que el tema requería. Desde el año pasado contamos con nuevas autoridades, que han sabido valorar la oferta del proyecto y a través de una Resolución, dejaron creado el Archivo Central e Histórico de la Facultad de Humanidades, para que nuestros alumnos pudieran iniciar el trabajo de organización.

En general, hemos encontrado apoyo en los funcionarios que han dirigido la Facultad, así como en los de las áreas del gobierno provincial, quienes nos han solicitado cursos de capacitación sobre Gestión de los documentos en Mesa de Entradas y Salidas. Y lo hemos dictado para el personal de la Legislatura del Chaco, de la Municipalidad de la ciudad de Corrientes y del Rectorado de la UNNE, entre otros. También, desde la Facultad de Ciencias Económicas nos han convocado para la organización de Cursos –Taller de Gestión Documental -Administrativa y Organización de Archivos para los alumnos del último nivel de Ciencias Económicas. Se fundamenta que ese profesional trabajará con distintos tipos documentales, que debe saber distinguir para acceder a la información en función de la cual tomará decisiones para desarrollar servicios eficaces y eficientes. Para ello tendrá que manejar con fluidez y solvencia los principios del procedimiento administrativo y la gestión documental, como medio para efectuar una adecuada selección de la información.

Aunque sabemos que en general no ocurre así, como conclusión podemos decir que la relación Archivística-Archivo y Poder, en el caso de nuestra carrera, ha sido positiva y se está reconociendo su valor, no sólo en Humanidades y sus siete ofertas académicas, sino en las distintas ramas del saber que forman la Universidad Nacional del Nordeste en sus dos sedes de Resistencia y Corrientes. El mejor ejemplo, son los pedidos de pasantes para organizar archivos de instituciones y los resultados que cada día se observan en el trabajo que realizan nuestros alumnos en cumplimiento de sus prácticas archivísticas y de sus pasantías. Por todo ello, como Directora del Departamento de Ciencias de la Información y como Profesora de la carrera de la que he sido partícipe desde su creación, he querido hacer la presentación oficial de la Licenciatura en Ciencias de la Información que se dicta en la Facultad de Humanidades de la UNNE, con sede en Resistencia-Chaco.

Publicado el: 08/10/2007 / Leido: 5632 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios