Los archivos fotográficos de prensa y su importancia en la preservación de la memoria histórica. El caso de la Agencia Télam.

Publicado el: 28/10/2010 / Leido: 8857 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

 

 

 

VIII CONGRESO ARGENTINO DE ARCHIVISTICA

El aporte de los Archivos a la tradición y al desarrollo de la Sociedad del Conocimiento.

20, 21 y 22 de octubre de 2010. San Salvador de Jujuy - Jujuy- Argentina

Título: “Los archivos fotográficos de prensa y su importancia en la preservación de la memoria histórica”. El caso de la Agencia Télam.

Autor: Luis Antonio Ramírez Avila

Archivo fotográfico de la Agencia Télam

Bolívar 531 1er. Piso Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

BICENTENARIO: PASADO y FUTURO DE LOS ARCHIVOS”

El objetivo de esta ponencia es poder contribuir al análisis acerca de la importancia que tienen los archivos fotográficos de prensa en la formación y recuperación de la memoria visual como parte importante de la memoria histórica de los pueblos y las sociedades y su connotación en el mundo.

Fundamentalmente queremos mostrar desde nuestro lugar de tareas diarias en la agencia TELAM, el trabajo que fuimos realizando y que realizamos a diario con el que queremos contribuir en alguna medida a la preservación de la memoria histórica de nuestro país.

El mundo moderno ha visto como la evolución de las tecnologías ha ido creando necesidades y en muchos casos, esta rápida evolución ha causado cambios en la visión de las formas de trabajo, en la percepción del mundo. El periodismo, la fotografía y obviamente las formas de archivo de los materiales periodísticos, sobre todo de los archivos fotográficos de prensa, se han visto involucrados, afectados necesariamente por todos estos cambios, muchas veces en forma traumática, otras en forma más soslayada Sin embargo, siempre que se produce un cambio, este viene aparejado de temores y dudas, sobre todo en un principio, a veces esto hace que no podamos o no queramos aprender y aprehender las nuevas tecnologías, pero con el paso del tiempo y con el uso cotidiano descubrimos y posteriormente aprovechamos del avance tecnológico y del cambio a veces de las formas laborales para incorporarlas, a las labores diarias y de esta manera a la larga, podamos lograr los beneficios de las mismas que nos servirán a futuro.

Con la irrupción de la digitalización, la manera de archivar las fotografías tiene hoy en día una forma muy distinta a la que hace unos años concebíamos: las bases de datos absolutamente digitales y centralizadas desde una computadora, han ido reemplazando toda la forma de archivo que se hacía hace unos años con tarjetas y sobres. Es más, las fotografías ya no tienen un soporte material real, están ahí, en la computadora, pero no dejan de ser solamente imágenes virtuales, sin soporte real, aún si después se pueda lograr hacer una impresión de la foto, el soporte real, negativo o diapositiva, copia papel, a dado paso a miles de fotos contenidas en la computadora, en un CD, un DVD, u otro tipo de soporte, que no deja de ser virtual. Más adelante ahondaremos sobre esta problemática en relación a las estrategias que asumimos en TELAM, pero ahora daremos algunos pantallazos de todo lo relacionado con nuestra labor y con el objetivo de esta ponencia.

Para empezar, nos referiremos brevemente a los orígenes de la fotografía; empecemos diciendo que fotografía es la ciencia y el arte de obtener imágenes por acción de la luz (Photos Graphos), es decir, escribir con luz, en un sentido más literal.

Nos remitiremos al siglo XIX, cuando se empezó a dar la revolución en esta técnica que luego pasó a ser una forma de arte y de comunicación.

Cuando Walter Benjamin hablaba de la fotografía y el cine en “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”, publicada en 1936, se refería a la rápida evolución que habían tenido estas dos formas de expresión, al relacionarla como obra de arte, decía que por un lado, se había perdido el “aura”, en cierta medida la noción de autenticidad; pero a su vez, manifiesta que con la masificación de la obra de arte, esta adquiere una función social, esto es muy importante para la fotografía, porque desde su aparición ha permitido que mucha gente pueda tener accesos a sus retratos o a recuerdos familiares., sin dejar de mencionar que muchas veces a través de los medios con una foto se ha podido informar y mostrar lugares, costumbres, hechos que son de interés, pero en cierta medida lejanos a uno.

La fotografía pasaba a ser una forma distinta de arte, ya no era necesario pasar horas y días dibujando, pintando, mezclando los colores para conseguir un retrato o una imagen perfecta, con una máquina oscura se podía reproducir una figura con un buen grado de fidelidad en poco tiempo.

A los experimentos de Joseph-Nicéphore Niépce, le sucedieron luego los realizados por Louis Daguerre entre los años 1836 y 1838, con una cámara oscura realizaba tomas de largas exposiciones de paisajes de Paris, hasta que en el año 1838 obtuvo la conocida toma “Boulevard du Temple

, con una exposición de cerca de 10 minutos. Esta imagen es considerada la primera fotografía en la que aparece la silueta de una persona. Luego François Arago en enero de 1839 anunciaba la invención del daguerrotipo, posteriormente, el gobierno francés compró el procedimiento de Daguerre y los daguerrotipos fueron popularizándose, no solo en Europa, en todo el mundo.

Mientras se desarrollaba la técnica de Daguerre, también otros pioneros experimentaban con la fotografía, uno de ellos fue Fox Talbot, creador del calotipo, procedimiento menos difundido que el daguerrotipo.

Con

Los daguerrotipos fueron muy populares entre la burguesía de Europa y de todo el mundo, pero también fueron los que democratizaron el retrato, antes reservado exclusivamente para sectores de muy altos recursos económicos. Sin embargo en cierta medida podemos decir que la fotografía lamentablemente fue relegada, en principio, retomando a Benjamin, la fotografía era considera como una mera forma de reproducción, en cambio, al nacer la cinematografía, como consecuencia además de la fotografía, ya que el cine es una sucesión de fotogramas, el cine sí es llamado “Séptimo arte”, cuando debería haber sido la fotografía llamada así.

Pero de todas maneras, con el surgimiento explosivo de la fotografía, empezaron a crearse museos y archivos de fotografías documentales. Por primera vez en la historia de la humanidad había imágenes fijas que reflejaban un momento de esa historia, una prueba de ese instante preciso en el que se tomó esa fotografía en particular y quedó “congelada” para siempre.

el nacimiento oficialmente del daguerrotipo, la fotografía asomaba como un nuevo medio de escritura de la historia y como un nuevo tipo de documento de archivo, que luego pasaría a ser de los más relevantes, por ser un medio visual.

La

El año 1843 es el año fundante de la fotografía en la Argentina, con el estadounidense John Elliot y el español Gregorio Ibarra y sus anuncios en La Gaceta Mercantil de Buenos Aires, en donde ofrecían sus retratos, luego hacia 1845 con la llegada de otros daguerrotipistas, como John Bennet y Thomas Helsby, la fotografía en la Argentina se empezó a popularizar.

Pero los primeros álbumes conservados con ciertos criterios de archivo, fueron los realizados por el francés Esteban Gonnet y el italiano Benito Panuzzi, verdaderos pioneros del documentalismo en la Argentina.

Hasta que llegamos al año 1865, al conflicto bélico llamado la Guerra de la Triple Alianza, en la que el fotógrafo uruguayo Esteban García, enviado por la Casa Bate y Cía. de Montevideo, ilustró por primera vez un verdadero reportaje de guerra en América del Sur.

Siguiendo las experiencias que antes habían registrado otros fotógrafos con la guerra de Crimea en Europa Oriental el año 1855, considerado el primer reportaje fotográfico de guerra de la historia, registrada por varios fotógrafos entre los que se destacaron James Robertson y Roger Fenton y con la Guerra de Secesión en los Estados Unidos, encarada por Mathew Brady y su equipo de diecinueve fotógrafos. Brady consideraba que “la cámara es el ojo de la historia”.

Con estos antecedentes de reportajes bélicos, la casa Bate, propiedad de inmigrantes estadounidenses contrató a García, quien probablemente trabajo junto a dos ayudantes solamente Las fotos de García que se pudieron conservar, son de una gran calidad, pese a las muchas limitaciones técnicas, cabe destacar además la crudeza de las ilustraciones del conflicto armado. Muchas de las fotografías de García estaban contenidas en una colección “La Guerra Ilustrada

Otro conflicto, esta vez el exterminio de los pueblos patagónicos en la denominada “Campaña del Desierto

Estos primeros antecedentes que fueron muchas veces ilustrados en los diarios de la época, también fueron referencia de los primeros archivos fotográficos periodísticos.

Ya se había mencionando como a partir de los conflictos bélicos se fueron formando colecciones fotográficas en todo el mundo, lo que en muchos casos fueron los primeros archivos fotográficos.

Otros ejemplos fueron la guerra revolucionaria en México y la vida cotidiana de ese país, conservados en el Archivo fotográfico Casasola, o los célebres fotografías de la Guerra Civil española, donde hay notables tomas, muy famosas y hasta controvertidas de esos conflictos, entre otros los reportajes fotográficos de Henri Cartier-Bresson, o las famosas fotografías tomadas por Robert Capa, no hay forma de no reconocer todo este trabajo tan esmerado de los que fueron padres del fotoperiodismo.

Más tarde, en la II Guerra Mundial, ya las agencias, sobre todo las internacionales como las norteamericanas AP y UPI, la británica Reuters y la francesa AFP, realizaron un trabajo que muchas veces fue en el mismo frente de batalla, de ese tiempo histórico quedan memorables tomas fotográficas. A esto se sumaron los aportes invalorables de los grandes reporteros gráficos, como: Robert Capa y Henri Cartier-Bresson, ya citados antes, quienes posteriormente crean la famosa agencia Magnum, una verdadera cooperativa de reporteros gráficos, pasan a ocupar un rol relevante en los reportajes fotográficos que documentaron los conflictos, la vida cotidiana, la política y otros aspectos de la historia del siglo XX, Magnum cuenta con un valioso archivo.

En nuestro país se desarrollaban acontecimientos importantes para la vida del país, Es precisamente en ese tiempo, cuando epilogaba la gran conflagración mundial, el año en que se funda Telenoticiosa Americana (TELAM), el 14 de abril de 1945, Edelmiro Farrell era el presidente argentino y la creación de TELAM tuvo como objetivo hacer frente a la hegemonía informativa de las agencias internacionales, principalmente AP y UPI, se formó en principio como una empresa mixta y en el nacimiento y los primeros años caminó con ciertas dificultades. Pero a medida que se fueron logrando las coberturas nacionales, pasó a tener un gran crecimiento, sobre todo a lo largo de la

Presidencia de Juan Domingo Perón, pero todo quedó trunco con su derrocamiento por la denominada “Revolución Libertadora”, durante ese tiempo y hasta 1968 TELAM

Se debatió entre su continuidad y su desaparición, ese año pasó a ser totalmente estatal y además a manejar la publicidad del Estado, a partir de ahí se dieron etapas de crecimiento, pero otras signadas por hechos nefastos, por el terror, ya hemos mencionando como fueron saqueados y quemados los archivos, al menos gran parte de ellos, cuando asumieron los golpistas el año 1976 y luego cuando estaban en retirada, el año 1983. Tampoco podemos dejar de mencionar los intentos de cierre, ocurridos durante los gobiernos de Carlos Menem, el año 1992 y de Fernando de la Rúa, el año 2000, pero pese a eso, la agencia de noticias del estado argentino sobrevivió y podemos decir que, con el esfuerzo de los trabajadores, contribuimos a una información más federal y democrática y en el caso específico del archivo fotográfico, a conservarlo, actualizarlo y tratar de que sea más confiable y ágil, que cumpla con un rol en esta sociedad en búsqueda de conservar su memoria histórica, tan vapuleada por los distintos intentos de ocultarla.

E

llegada de estos procedimientos a América del Sur se remonta al año 1840, con el arribo a Bahía y Río de Janeiro en Brasil y posteriormente a Montevideo del abate Luis Compte, quien puede ser considerado como el primer fotógrafo de esta parte del mundo. ” de la Casa Bate y CIA. Tras redescubrirse una serie de estas fotografías en Montevideo, finalmente las mismas pudieron ser rescatadas., un magnífico reportaje fotográfico, realizado por el italiano Antonio Pozzo, fotógrafo oficial de esa campaña, también muestra en la dureza de esas imágenes la derrota y humillación de los bravos habitantes originarios del sur argentino y en cierta medida una exaltación de las tropas.l viejo dicho “una imagen vale más que cien palabras”, es parte de nuestra vivencia cotidiana y trabajar en un archivo fotográfico de prensa, en la agencia de noticias del estado implica muchas veces saber que las fotos hablan por si solas y eso hace que tomemos los recaudos necesarios siempre.

Luego de esta breve introducción sobre los inicios de la fotografía y la creación de la agencia TELAM, nos adentraremos más específicamente en el trabajo que venimos realizando a lo largo de estos años en la empresa en cuanto a la recuperación de los materiales que finalmente configuran el actual archivo fotográfico.

Cada día en las páginas de los diarios, en los cables de las agencias, se va escribiendo la historia de la humanidad, de un país o de una sociedad en particular, a veces esta es una historia tan inmediata, tan urgente que pasa desapercibida para la mayoría, pero quedan las fotografías como el testimonio visual de estas, eso lo tenemos en claro en nuestro grupo de trabajo.

Lamentablemente no son pocos los ejemplos donde el destino de colecciones importantes de fotografías o de notas y artículos periodísticos ha sido la basura o una fogata, la Agencia TELAM no es la excepción, al ser una agencia de noticias estatal, cuando se hizo cargo la última dictadura militar, decidió incinerar todo el archivo en general, pero en particular (por algo será) el archivo fotográfico, perdiéndose en el camino décadas de historia fotográfica de la agencia y de reporteros gráficos que marcaron estilos y formas de hacer fotoperiodismo, no solo en la Agencia, sino en el país. Esta lamentable pérdida trajo aparejada la necesidad de buscar la forma de recuperar materiales de esas épocas, por lo que la idea que tenemos en el archivo fotográfico de TELAM es poder realizar convenios con algunas instituciones y de esa forma reconstruir de alguna manera, aunque sea mínima, la parte que fue cercenada de este repositorio de la memoria del fotoperiodismo.

Ahora mencionaremos cómo encontramos el material cuando empezamos a catalogar el archivo, esto ocurrió el año 1992, hasta entonces se habían hecho intentos de catalogación, el primero en forma seria parte del año 1983 y llega hasta el año 1986, con un sistema de tarjetas tipo biblioteca que estructuró de alguna forma lo que se podría decir el primer intento de archivo fotográfico, de ese tiempo hay catalogados materiales de mucha importancia, pero, lamentablemente muchas notas no tuvieron esa suerte de catalogación, quedaron en cajas con una etiqueta que indicaba de que asunto se trataba, por ejemplo eso pasó con los restos que quedaron de la excelente cobertura de las Guerra de Malvinas. TELAM contaba con reporteros gráficos cubriendo el conflicto, sin dudas se tomaron miles de fotografías, pero lamentablemente por falta de un archivero, por ausencia de controles, gran parte de este rico material fotográfico desapareció, si bien quedaron testimonios de esa cobertura, sabemos que fotos simbólicas han sido saqueadas.

Luego de 1986, pasaron unos años para que vuelva a haber un archivero fotográfico en TELAM, el año1992 nos hicimos cargo y una de las sorpresas fue encontrar materiales de importancia apilados en cajas de cartón sin los mínimos cuidados, obviamente muchos realmente deteriorados, pero insospechadamente descubrimos notas dentro de otros sobres que no correspondían y que, por algún motivo estaban así, como camufladas, esto nos dio la pauta de que debíamos seguir en el camino de la recuperación y preservación de la manera más efectiva de negativos, diapositivas y copias fotográficas, los materiales estaban lejos de estar conservados en condiciones de temperatura y humedad ideales, aún hoy no lo están, por lo que muchos de los negativos se dañaron, sin embargo, rescatamos una gran cantidad de materiales y pudimos empezar a organizar con más corrección la guarda de los mismos. Implementamos en ese entonces la primera base de datos, que consideramos era una forma más efectiva y rápida de búsqueda que las tarjetas, construimos campos para la base de datos, lo que se llama metadatos, los campos que contenían la base de datos eran:

Nota

Descripción

Personajes

Categoría

Autor

Lugar

Fecha

Cantidad de fotogramas

Observaciones.

Código:

Así fuimos catalogando en nuestro archivo, materiales desde 1992 hasta el año 2000, pero además tratamos de completar en gran medida el faltante de los años anteriores, lastimosamente hoy en día ha quedado obsoleta esa base de datos, lo que motivó que busquemos otras alternativas para guardar los materiales fotográficos, más aún con la llegada de las fotografías digitales, lo que implica tener un soporte virtual, a diferencia de los negativos, diapositivas o copias, que tienen un soporte real, por ello el gran cuidado con el que se tiene que trabajar con las notas que son de las cámaras digitales, ya que al ser “virtuales” no hay un soporte material al que podemos recurrir para volver a hacer una copia, un error puede borrar toda una nota, o lo que es peor, inclusive muchos materiales ya archivados, o una mala grabación de las fotos, puede repercutir en pérdidas irrecuperables de los hechos que habían sido antes registrados, es por ello que en el grupo de trabajo se pone énfasis en poder realizar la carga de datos con la mayor corrección, pero a su vez, con el mayor cuidado en el momento de la guarda. Otro de los inconvenientes es el tamaño de las imágenes, estas ocupan mucho espacio, las fotos deben tener un peso para hacer factible una copia fotográfica que les sirva a los medios de prensa para su publicación, incluso a veces se necesitan mayores tamaños para poder lograr publicar en libros o revistas que trabajan con definiciones mucho mayores.

Sin embargo, es interesante volver a hablar de los materiales que se fueron recuperando, tenemos actualmente alrededor de 1.000.000 de negativos, a los que se suman diapositivas, y copia papel, ya mencionamos que una parte de los negativos en sobres estaba resguardada y con una codificación que permitía poder buscar la foto, copiarla y enviarla a los abonados o simplemente al servicio fotográfico diario, con la incorporación de una base de datos, el año 1992, logramos cargar en esa unas 30.000 notas, con las descripciones necesarias que son la base del nuevo archivo que se empezó a pensar y diseñar a partir de la irrupción violenta de las cámaras digitales y la digitalización forzosa y necesaria de todos los materiales que existen en el archivo fotográfico de TELAM.

Luego de una larga demanda, que comenzó el año 2000, hacia finales del año pasado (2009), comenzó el tan ansiado proceso de digitalización de los miles de documentos fotográficos que se encuentran en formato negativo, diapositiva o copia papel y que existen en TELAM con el objetivo de ponerlos en breve tiempo en valor y para consulta en un servidor que finalmente podrá ser visitado por todo el mundo a través de una página Web. En este sentido el personal que está digitalizando, ya ha logrado hacer cerca de 10.000 fotos y la idea es tener hacia fin de este año más de 30.000 y empezar a pensar en un verdadero Banco de imágenes, este se va a constituir en un valuarte que sin dudas ayudará a la preservación de la memoria visual del país en todos los campos: la política, el deporte, la cultura, las ciencias, el espectáculo y la vida cotidiana en general. Pero además, conservando los originales y una vez digitalizado, el material original vuelve a sus cajones, pero con la certeza que no será tan manipulado, ya está la copia virtual que reemplazará el soporte sensible, ya sea negativo, copia o diapositiva.

El trabajo de digitalización se realiza con dos scanners, si bien no son los más adecuados, la idea es poder continuar este trabajo pero con equipos mas avanzados, por otra parte, se utiliza el programa Adobe PhotoShop como base para la digitalización y para el ingreso de meta datos, la digitalización se realiza en formato JPG, Join Photographics Expert Group que es un formato ya comprimido que es estandarizado y bajo norma de la International Telecomunications Union (ITU) y de la International Organization of Standarization (ISO).

Utilizamos algunos otros software, como el FotoStation, que es el programa desde donde podemos poner la data, también podríamos hacerlo desde el Adobe PhotoShop o el AC DSee que no son incompatibles y mismo desde el soft gratuito Picasa, en los mismos hay una sección desde donde se pueden ingresar los datos primarios de la foto, todos tienen lo que se denomina el protocolo IPTC (International Press Telecommunication Council), que entre otras cosas consigna el tipo de cámara, el tiempo de exposición, el lente utilizado; luego pasando por los datos pertinentes a nuestro trabajo, una descripción, los datos del autor de la foto, la categoría, etc., datos que luego servirán para el archivo definitivo de cada una de las fotografías.

Siempre hemos creído que lo más importante de nuestro trabajo es preservar las fotografías como testimonio, como recuperación de la memoria, no ya solo desde un punto de vista estético, sino por la función social que cumple, siempre dicen “no hay nada que resista a un archivo”, más aún si este es un archivo fotográfico y periodístico, es por eso que pensamos desde nuestro lugar de trabajo que debemos llevar adelante una tarea de constante actualización,

Igualmente sabemos las dificultades que ha traído aparejado el cambio, desde los inicios de la fotografía hemos visto como fueron las formas de preservación y cuidado que debían tener estos materiales sensibles, pero además, con el paso del tiempo y en plena era cibernética y digital, la forma de salvaguarda de los materiales se ha vuelto más compleja, pero a su vez más accesible, hoy en día desde una página web podemos compartir muchos bancos de imágenes de empresas, agencias de noticias, publicaciones de toda índole, podemos también comercializar las fotos con una mayor llegada a usuarios que de otra forma no se enterarían de la existencia de la agencia y mucho más, cumplir con la función de que muchas instituciones, desde los ministerios, las secretarías de estado, pasando por gobernaciones, municipios y otras pueden consultarnos, como así también grupos editoriales, diarios de otras latitudes, publicaciones diversas, más de una vez, muchas de las fotos del archivo fotográfico de TELAM las hemos visto en tapas de libros, o han servido para ilustrar acontecimientos, por lo que estamos orgullosos de todo el trabajo silencioso que venimos desarrollando, porque el equipo de trabajo cree fehacientemente en que debemos ser garantes del cuidado de una forma de historia, de resguardo de la memoria visual de la agencia.

Emprender los trabajos para digitalizar el material y construir la base de datos has sido muchas veces postergados, a veces la inmediatez de los hechos, más en una agencia de noticias, no permite muchas visualizar la importancia de los archivos, además que siempre en un primer momento los costos son muy recargados y a priori no se ve en lo inmediato una recuperación de la inversión, sin embargo, al margen de la importancia histórica, los beneficios comerciales podrías ser mayores si logramos construir el banco de imágenes que tenemos en mente hacer, ya que contamos con suficiente material como para concretarlo, sin dudas hemos dado un paso adelante con el inicio de la digitalización, faltan muchas más cosas, sabemos que dependemos de la voluntad política, pero como medio del estado, consideramos de enorme importancia el trabajo de conservación de la memoria visual histórica de nuestro país, consideramos, de la misma manera, de gran importancia mostrar la calidad de los profesionales reporteros gráficos que trabajan en la empresa, no solo desde la central en Buenos Aires, sino desde algunos otros lugares del país, porque además pensamos que tenemos que demostrar que somos la agencia de Estado argentino, por ello insistimos en que las coberturas de hechos de relevancia en las distintas provincias y lugares del inmenso territorio argentino, deben tener cabida, las fiestas regionales, las costumbres, los paisajes, en suma la cultura de una región, de un lugar, formar parte importante y primordial de lo que será nuestro banco de imágenes.

Solo l

Con esos datos pensamos que en breve debemos organizar un banco de imágenes propio en TELAM en la web, material fotográfico hay y muy bueno, posibilidades de venta comercial de ese material también, pero además debemos empezar a cumplir un rol más activo en la difusión del rico material de archivo de fotos con los que cuenta la empresa y poder, por otra parte, ser depositarios de la custodia de una parte importante de la memoria de la Argentina.

Es por eso, que acompañamos esta ponencia con una pequeña muestra de fotografías, además de la presentación pps en ambos casos tratamos de hacer un breve recorrido por parte del material que existe en el Archivo Fotográfico de TELAM.

Tanto la ponencia, como la muestra fotográfica dejan en el tintero muchísimas datos y hechos que en otro momento podremos profundizar y que en otros casos seguramente hará falta recibir aportes, intercambiar ideas, un archivo fotográfico de prensa tiene esas cosas que uno se olvida, que pasaron hace unos años y que muchas veces ya no se ven, por eso la obstinación del grupo de trabajo en tratar de lograr los logros que hemos señalado y también la presencia en eventos como este tratando, como en este caso de hacer conocer el importante material que existe y que debe ser puesto en valor y a consideración de la gente.

Mi agradecimiento a la FARA, al Gobierno de la Provincia de Jujuy, a la Secretaría de Derechos Humanos, al Archivo Nacional de la Memoria, a Liliana del Valle Robles.

A la Agencia TELAM por la ayuda para que pueda participar en este Congreso.

A quienes conforman el grupo del Archivo Fotográfico de TELAM:

Walter Romero

Osvaldo Fanton

José Domínguez

Vanesa Gómez

A las chicas que desde los escaners hace posible el primer paso hacia un banco de imágenes.

Florencia Fazio

Mariana Torres

BIBLIOGRAFIA:

ALEXANDER, Abel y PRIAMO, Luis “Dos pioneros del documentalismo argentino” en “Buenos Aires, Ciudad y campaña (1860-1870), Buenos Aires, Fundación Antorchas, 2000, ISBN: 950-9837 -10-5.

BENJAMIN, Walter, “La obra de arte en la era de su reproductibilidad técnica” en “Discursos interrumpidos”, texto de la cátedra de Comunicación I en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Buenos Aires, 1994.

SANCHEZ VIGIL, Juan Miguel, “Los archivos fotográficos de prensa”, en Cuadernos de Documentación Multimedia, s/d 2002.

 

:
: el día de esa nota
: donde se desarrolló el hecho.
: el fotógrafo que realizó esa nota fotográfica.
: a que categoría dentro de las divisiones periodísticas correspondía la nota, por ejemplo: Política, Economía, Deportes, Espectáculos, etc.
: Todos los personajes que se pueden apreciar en esa cobertura fotográfica, señalando en que fotograma se encuentran, etc.
: en detalle aspectos de la nota.
: donde se describía el hecho que fue fotografiado, la nota periodística que dio lugar a esas fotografías.
a digitalización en si no es la solución al grave problema de los documentos fotográficos para una rápida consulta, luego de la digitalización está la etapa en que tenemos que cargar los datos en una base que pueda contenerlos, si bien la base la desarrollaremos con nuestros criterios, siempre nos ha parecido necesario recurrir a otros modelos que ya has sido implementados en el mundo, así hemos visto como se fueron haciendo los archivos y fototecas de distintas agencias de prensa en el mundo, sobre todo hemos centrado nuestro interés en lo que se ha desarrollado en el agencia española EFE, que cuenta actualmente con una fototeca de tres millones de imágenes, también el desarrollo del banco de imágenes de Getty Images, en ambos casos, si bien usan como base el protocolo IPTC, ambos tienen su propio tesauro, es decir mantienen una forma propia de consignar los datos, pero en ambos casos es muy completa la información..

Publicado el: 28/10/2010 / Leido: 8857 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios