Mejoras de la gestión de prevención en salas de conservación

Publicado el: 11/08/2009 / Leido: 7996 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Mejoras de la gestión de prevención en salas de conservación: Manipulación de archivos


Msc. Victor Hugo Arévalo Jordán

Manejar documentos durante la jornada laboral es algo habitual para muchos Archiveros. Quizás por ello, con frecuencia se olvidan las normas básicas sobre Manipulación de Archivos, que evitarían que estas tareas se conviertan en un factor de riesgo, sobre todo en lo relativo a lesiones producidas por posturas incorrectas y sobreesfuerzos.

Se debe entender por carga, cualquier objeto (en nuestro caso, los documentos, biblioratos, empastados, encuadernados, cajas archiveras, atados, etc..) susceptible de ser movido, incluye por tanto, la manipulación de cualquier tipo de soporte-objeto, incluso aquellos que se manipulen por medio de elementos mecánicos, (góndolas, montacargas) pero que requieren algún esfuerzo humano para moverlos.

En un buen número de casos, sobre todo en archivos con documentos muy voluminosos, se debe tener en cuenta que en la manipulación de archivos interviene tanto el esfuerzo humano directo, levantamiento de un número de cajas archiveras, estiramiento para ubicar o extraer los documentos colocados en alturas no convenientes ni reglamentarias), como el esfuerzo humano indirecto (desplazamientos o empuje, generalmente góndolas o carritos). También es manipulación transportar o mantener la carga alzada y pasar la carga documental de una persona a otra o subir escaleras para acomodar o extraer documentos.

La manipulación de archivos tiene como consecuencias 2 tipos de riesgos:

a. Cortes (cuando se trata de estanterías metálicas), Golpes, Caídas a distinto nivel (utilizando escaleras) y al mismo nivel, debido a la inadecuación del peso que hay que manipular (se debe analizar también las distancias de comunicación, por esfuerzo prolongado).

b. Lesiones músculo-esqueléticas, por la falta de política preventiva y acumulación de tareas en los depósitos.

Las principales medidas preventivas que debemos tener en cuenta para evitar desagradables consecuencias, deben girar en torno a los siguientes aspectos:

1. Evitar la manipulación manual de archivos, diseñando correctamente cada uno de los puestos de trabajo que componen un proceso documental (tareas de archivonomía). Para ello se deberá tener en cuenta la utilización de carretillas, cintas transportadoras, (especialmente diseñadas para manipulación documental) mesas giratorias, montacargas, puentes grúas, carretillas, mesas elevadoras, etc. A la hora de velar por el bienestar del personal de archivos y de los documentos, no se deben escamotear recursos.

2. Rediseño de los contenedores documentales, acordes a los documentos que se manejan, así por ejemplo los documentos antiguos deben tratarse de acuerdo de su volumen tamaño e importancia. Se deben elaborar cajas archiveras o de contención que les permita conservarse mejor y poder manipularlos sin riesgos.

3. Actuar sobre la organización del trabajo, incluyendo técnicas como la rotación e incremento de personal en las distintas áreas de trabajo, si se trata de documentos de gran peso se debe contemplar el manejo de traslado, manipulación, confiada a personas con capacidad física para tal fin.

4. Mejora del entorno de trabajo, un análisis ergonómico favorece en gran manera el rendimiento del trabajo.

5. Formación e información de los Archiveros que intervenga a diario en procesos de manipulación de archivos.

Teniendo en cuenta estas medidas preventivas, el siguiente paso para llevar a cabo una correcta manipulación de archivos, es como levantar correctamente un objeto:

1. Planificar el levantamiento y traslado de los documentos:

Utilizar ayudas mecánicas siempre que sea posible, sobre todo para los movimientos de traslado.

Establecer en forma visible, las indicaciones de tratamiento y manipulación en la parte externa del embalaje, sobre todo si se trata de cajas archiveras.

Prestar atención a la forma, tamaño y posible peso.

Solicitar ayudas de personas si el peso es excesivo, en esta situación se debe coordinar movimientos y tareas..

Prever la ruta de transporte y el punto de destino final (normalmente se lo analiza en archivonomía).

Utilizar equipos de trabajo adecuados, evitar en todo caso improvisaciónes que pueden exponer mayor riesgo de trabajo.

2. Colocar correctamente los pies, cuando se trata de personas, evitar vibraciones y sacudidas violentas si se trata de algún instrumento, de levantamiento o de transporte.

3. Postura de levantamiento. No adoptar posturas forzadas cuando se realizan esfuerzos físicos personales, no acumular indiscriminadamente los documentos cuando se emplean ayudas mecánicas.

4. Agarre firme.

5. Levantamiento suave. Si el levantamiento es desde el suelo o los anaqueles al nivel casi del suelo, se debe apoyar en niveles más altos, de modo que permita a medio camino, volver a sostener correctamente el objeto.

Estos son aspectos a considerar a la hora de llevar a cabo una buena formación del personal encargado de manipular archivos (sobre todo en salas de conservación). Al mismo tiempo se debe controlar el peso medio de documentos que pueden albergar en contenedores o cajas archiveras para que puedan ser manipulados por los Archiveros, teniendo en cuenta, que el peso de los documentos manipulados no debe ser excesivo.

No solamente puede repercutir en el organismo de quien los mueve, si unimos a condiciones ambientales agresivas y a la repetición permanente de los procesos, aceleran la destrucción de los documentos.

Publicado el: 11/08/2009 / Leido: 7996 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios